TECNOLOGÍA PARA LA INNOVACIÓN BANCARIA

6.500 operaciones financieras por segundo: así funciona el 'big data' de un banco

¿Cómo se pueden gestionar 2.000 millones de transacciones mensuales, 5,1 millones de clientes web y 3,1 millones de clientes móviles? Con una tecnología armada como un perfecto esqueleto

Foto:

Al margen de las destrezas digitales que tenga cada cual, hacer una transferencia o cualquier otra operación bancaria de manera 'online' es una de las cosas más sencillas y rápidas que existen: si todo va bien y el usuario se sabe desenvolver, la cosa estará resuelta en no más de cinco minutos.

Pero este proceso, que puede resultar de lo más ágil para un usuario experto, en realidad tiene muchísimo trabajo detrás. Porque, ¿qué pensarías si te dijéramos que, en hora punta, un banco puede llegar a registrar hasta 6.500 operaciones 'online'... al segundo? Es entonces cuando la cosa se complica y empezamos a ser conscientes de que, para que todo esto funcione bien, el esqueleto tiene que estar muy bien armado.

Y este esqueleto tiene un ingrediente principal: la tremenda tecnología que aparece tras la pantalla de nuestro ordenador o 'smartphone' y que, sin que la veamos, procesa millones de datos cada segundo en un engranaje tecnológico que muy pocos pueden imaginar. Este es un viaje a través de la 'sala de máquinas digital' de CaixaBank.

El corazón de todo banco: el 'big data'

Para que todo funcione como es debido y de una manera organizada, el 'big data' es clave. En el caso de CaixaBank, la entidad lo usa para gestionar y desarrollar nuevos servicios financieros a partir de la gestión masiva de datos, sí, pero no solo eso: también sirve para personalizar la oferta comercial y para agilizar el proceso de toma de decisiones.

Para ello, la entidad financiera dispone de un único repositorio de información de más de 10 'datamarts' que mueven en torno a siete terabytes de datos diariamente. Todo ello, además, para poder hacer frente al millón de conexiones web que su sistema recibe cada día.

El 'big data' gestiona datos, personaliza la oferta comercial y agiliza la toma de decisiones

La importancia del 'big data' se resume en un hecho: actualmente, CaixaBank tiene en marcha más de 80 proyectos basados en la gestión masiva de datos, subdivididos en cinco categorías: los proyectos tecnológicos, los basados en 'smartbanking', los de generación de modelos, los regulatorios y los de seguridad y control.

Todo ello con varios objetivos claros: simplificar los procesos, agilizar las gestiones, ofrecer un servicio personalizado y, en definitiva, añadir un punto de inteligencia tecnológica al funcionamiento digital de la banca.

2.000 millones de transacciones al mes

Los resultados darían vértigo a cualquiera: cada mes, los servidores de la nube de CaixaBank gestionan 2.000 millones de operaciones financieras. Y si los datos mensuales son difíciles de comprender, este es aún más llamativo: en momentos de hora punta, la entidad gestiona hasta 6.500 transacciones por segundo.

Y con semejante número de operaciones, ¿cómo se puede garantizar la seguridad de todas ellas? Para este fin, la entidad cuenta con una arquitectura tecnológica y una 'cloud' interna que soporta 185 aplicaciones de trabajo y que se encarga de garantizar la seguridad en cada proceso tecnológico. De hecho, la entidad posee un grupo especializado en respuestas a incidentes de seguridad informática y un centro que coordina la seguridad integral de todo el grupo financiero.

Con todo, los resultados han sido más que positivos: actualmente, CaixaBank cuenta con una estadística de cero incidencias en banca digital durante 2015 y un 100% de cifrado de datos críticos en funcionamiento.

Banca móvil: 3,1 millones de clientes

En la gama de innovación financiera, el protagonista absoluto y reciente está más que claro: el 'smartphone', donde CaixaBank tiene 3,1 millones de clientes activos al mes. Y dentro del terreno móvil, la entidad ha apostado por el formato más demandado: las aplicaciones.

Actualmente, CaixaBank tiene más de 60 'apps' móviles activas, tanto para Android como para iPhone. Su principal escaparate es ImaginBank, la 'app' que enarbola la bandera de los pagos móviles, pero no se queda ahí la cosa: hay aplicaciones de gestión de las tarjetas, de pago de recibos, de gestión de negocios, de seguros, aplicaciones específicas para 'smartwatches' y un largo etcétera.

El 25% de los préstamos personales gestionados ya se contrata desde el 'smartphone'

La apuesta ha salido bien: actualmente, las aplicaciones de la entidad tienen más de tres millones de descargas y gestionan 4,4 millones de movimientos al día. Además, el 20% de las transacciones que gestiona toda la entidad se hace precisamente por vía móvil, demostrando que los tradicionales reparos de los usuarios a usar la tecnología en sus gestiones financieras han sido más que superados.

De hecho, el servicio Click & Go, que gestiona el procesamiento de préstamos personales vía móvil, ya supone el 25% de los préstamos totales contratados en la entidad.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Foto: EFE/Quique García)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Foto: EFE/Quique García)

Banca 'online': 5,1 millones de clientes

Está claro que la tecnología móvil se quedará más pronto que tarde con el trono digital para cualquier banco, pero, en este caso, la web aún sigue siendo el mejor aliado de los usuarios.

Es aquí donde la entidad presume de Línea Abierta, su principal servicio de gestión de operaciones y su mejor ventana hacia sus clientes digitales. Línea Abierta también es accesible desde el móvil, pero sus datos desde la web son demoledores: a día de hoy, el servicio cuenta con nueve millones de clientes con contrato, 5,1 millones de clientes operativos al mes y un volumen de 2.449 millones de operaciones al año.

La web supone un volumen de 2.449 millones de operaciones al año

En este apartado, entre los servicios de la entidad, destacan dos herramientas también disponibles desde el móvil. En primer lugar, Mis Finanzas, un servicio para la gestión de los ingresos y gastos personales y familiares. La herramienta ofrece un registro detallado de toda la actividad financiera del cliente, gestión de domiciliaciones, un control de los gastos personales realizados con tarjeta e incluso la posibilidad de clasificar las compras por conceptos ('comida', 'transporte', etc.).

En segundo lugar, ReciBox, una herramienta que permite calendarizar y organizar los recibos, hacer un control y previsión de los mismos y comprobar su evolución mediante un sistema de alertas.

Datos: CaixaBank. Elaboración: El Confidencial.
Datos: CaixaBank. Elaboración: El Confidencial.

Pero no son las únicas: la entidad también cuenta con servicios como Ready to Buy (que permite a las oficinas preparar contratos de compra para que los clientes los firmen sin desplazarse), Mailbox (para gestionar la correspondencia), un asesor virtual o el asesoramiento a empresas a través de videoconferencia, entre otras opciones.

Todo ello, en definitiva, para asesorar a los 13,8 millones de clientes que tiene la entidad y para poner a su disposición una amplia gama de innovaciones tecnológicas bancarias y financieras.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios