dentro del proyecto 5by20 de coca-cola

4.000 mujeres y 177 ciudades: así es la gira que busca emprendedoras por España

El proyecto Gira Mujeres atravesará 177 municipios para formar a 4.000 empresarias y desempleadas que quieran emprender. Y antes de 2020, a cinco millones de mujeres en el mundo

Foto:

"Pese a que las mujeres poseen más formación y nivel educativo, sufren discriminación en materia de empleo, salarios y acceso a posiciones de liderazgo".

Las palabras de arriba no son nuestras, sino del estudio 'Brechas de género en el mercado laboral español', elaborado por Fedea este mismo año. Un informe que, de un modo u otro, hace visible una realidad que a menudo se invisibiliza: las dificultades sociales a las que aún se ven sometidas las mujeres al acceder al mercado laboral o a ciertos puestos de responsabilidad.

En este sentido, cada vez son más las iniciativas que buscan, como poco, equilibrar la balanza para que las mujeres, especialmente las del ámbito rural, tengan posibilidades laborales, ya sea como empleadas por cuenta ajena o lanzando sus propios proyectos empresariales.

Objetivo: que haya más mujeres emprendedoras

Una de estas iniciativas es Gira Mujeres, un proyecto de formación laboral y 'mentorización' empresarial para mujeres españolas de entre 23 y 55 años que quieran jugar un importante papel en el mercado laboral como responsables de sus propios proyectos empresariales.

El programa va dirigido a mujeres de dos ámbitos profesionales: por un lado, desempleadas que tengan una idea de negocio o se planteen crear una empresa; por otro, mujeres que ya sean emprendedoras y que quieran actualizar su capacitación profesional.

Las mujeres tienen más formación, pero sufren discriminación en materia de empleo

Esta iniciativa, que se engloba dentro del proyecto 5by20, recorrerá durante el próximo año 17 grandes ciudades españoles y 160 municipios de tamaño medio y bajo con un claro fin: que las mujeres del ámbito rural o de pequeños núcleos urbanos no se queden fuera.

El proyecto, de carácter multicéfalo, se está llevando a cabo conjuntamente por entidades como Coca-Cola, Cruz Roja, la Fundación Mujeres o Alma Natura, así como con la colaboración de Impact HUB Madrid y Basurama.

Tres fases: selección, formación y lanzamiento

El proyecto girará en torno a tres fases. En primer lugar, se desarrollará el taller 'Encuentra tu ruta', en el que varias sesiones teóricas intentarán que las asistentes puedan identificar sus puntos fuertes y débiles, así como concretar las posibles ideas empresariales que ya ronden su cabeza.

En segundo lugar, las mujeres del programa recibirán formación 'online' orientada a que tengan claros los procesos de cada uno de sus proyectos y los vayan pasando por el lienzo de los caminos básicos que debe atravesar todo negocio. Todo ello con el objetivo de instaurar cierto orden y, sobre todo, cierta estrategia en el lanzamiento del negocio en cuestión.

Por último, llegará el momento de lanzar los proyectos. Los 10 mejores, de hecho, tendrán derecho a disponer de unas oficinas facilitadas por la organización y a diversas sesiones de 'mentorización' por parte del equipo organizador. Además, recibirán 3.000 euros como ayuda de inicio.

Mujer y trabajo: un aumento insuficiente

¿Por qué parecen necesarios este tipo de proyectos? Porque, pese al ascenso del protagonismo de la mujer en el escenario laboral, dicha visibilidad sigue siendo claramente insuficiente.

Así lo reconoce el estudio de Fedea antes mencionado: "La desigualdad entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo va más allá de la participación laboral: en los últimos 15 años, la tasa media de desempleo femenino (20%) ha sido más de seis puntos porcentuales superior que la masculina (14%)". Y eso que la brecha se ha reducido muy rápidamente en los últimos cinco años, por "el efecto de la crisis sobre el empleo masculino en la construcción", pero "podemos esperar que dicha tendencia se revierta en los próximos años" y la desigualdad vuelva a crecer.

A pesar de la crisis en la construcción, las mujeres siguen teniendo mucho más paro

Además, "mientras las tasas de trabajo parcial deseado son inferiores a la media europea, las de trabajo parcial no deseado son bastante elevadas, especialmente en el caso de las mujeres. Esto apunta a una importante carencia de puestos de trabajo a jornada parcial de calidad, con el resultante efecto añadido sobre la dificultad para compatibilizar trabajo y familia".

Y todo ello pese a que, como decíamos al principio, "las mujeres en España tienen más años de educación formal que los hombres: en 2015, aproximadamente el 43% de las mujeres había terminado estudios universitarios, frente a un 36% en el caso de los hombres", asegura el estudio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios