IMPLEMENTADA POR CAIXABANK E IBM

Ordenadores que hablan con personas: la tecnología del futuro llega a la banca española

Este ordenador ganó a sus rivales humanos en uno de los programas de preguntas y respuestas más famosos de todo EEUU. Ahora, CaixaBank e IBM lo ponen al servicio de sus gestores

Foto:
Autor
Tiempo de lectura6 min

Hablar con un ordenador o asistente virtual, hacerle preguntas en lenguaje natural, que nos las conteste y que, al final, establezcamos una conversación. ¿De verdad sigue siendo un sueño imposible?

Hace algunos años que los asistentes personales de Apple, Google o Cortana nos han enseñado que, hasta cierto punto, es posible mantener una conversación medianamente natural con un 'bot'. Sin embargo, el registro suele estar limitado a acciones y cuestiones banales.

Pero ¿y si complicamos la cosa? ¿Sería capaz un asistente virtual de recomendarnos un producto bancario o asesorarnos a la hora de internacionalizar nuestra empresa y ponernos a vender fuera? Ahora sí.

Watson, el asistente virtual de CaixaBank e IBM

La realidad, una vez más, vuelve a ganarle la partida a la ficción. Eso es lo que ha conseguido CaixaBank, que desde abril de este año cuenta con una ayuda extra en la asesoría financiera: se trata de los sistemas que, partiendo de la tecnología Watson de IBM, ofrecen asesoramiento a los gestores de la entidad.

El valor añadido de esta aplicación es que, por primera vez, un banco en el mundo se atreve a desarrollar tecnología basada en computación cognitiva que entienda y se comunique en español, es decir, tecnología mediante la que un ordenador moldea su forma de pensamiento hasta hacerla casi idéntica a la de un ser humano.

Y es que, merced a este desarrollo inédito en las entidades financieras, el sistema cognitivo que está usando CaixaBank asimila el lenguaje natural de una persona, con lo que es capaz de responder preguntas sin necesidad de que la persona en cuestión, a la hora de formularla, se pare a pensar si el asistente le entenderá o no.

Expertos de todo el mundo han enseñado al sistema de IBM a pensar como una persona

Para ello se ha necesitado un trabajo conjunto: el de los expertos de CaixaBank, diversos ingenieros de IBM España y los investigadores de los laboratorios de I+D+i de IBM Research en Irlanda y Estados Unidos, que han trabajado conjuntamente para transformar tanto los algoritmos y componentes internos del motor de reconocimiento de lenguaje natural de los asistentes virtuales como sus algoritmos de aprendizaje.

Una vez unidos los dos parámetros, la tecnología en cuestión desarrolla un sistema cognitivo que le permite aprender de las interacciones con usuarios e ir mejorando sus respuestas de manera autónoma.

Asesoramiento en comercio exterior

Pero ¿a qué se van a dedicar estos asistentes? ¿En qué va a consistir su labor dentro de una entidad financiera? ¿Cuál va a ser su trabajo exactamente?

Por el momento, esta tecnología se va a encargar de echar un cable a los gestores especialistas en comercio exterior: por una parte, dándoles acceso a toda la información especializada que necesiten; por otra (y quizás esto sea lo más alucinante), resolviendo sus dudas (o las que les transmitan los clientes) de manera inmediata y dando respuesta a preguntas formuladas en lenguaje natural. 

De esta forma, Watson complementa el servicio que ofrece CaixaBank de acompañamiento a la expansión internacional de las empresas, que incluye también a 85 gestores especializados y una red de 23 oficinas operativas y oficinas de representación que ofrecen cobertura en 56 países y tramitan operaciones en 127 países.

Interactúa con los gestores de CaixaBank, a los que asesora, y aprende de manera automática

La labor no es cosa de poco: para poder interactuar con humanos, el asistente de IBM ha sido entrenado por los expertos de negocio de CaixaBank, que le han enseñado la terminología específica del sector y las posibles preguntas y necesidades que los clientes suelen plantear a los gestores de la entidad financiera.

Lo mejor de todo es que la tecnología cuenta con un desarrollo de autoaprendizaje automático ('machine learning'). En otras palabras: los asistentes virtuales de CaixaBank irán aprendiendo de manera automática, con lo que sus interacciones con los usuarios irán mejorando a medida que acumulen más conversaciones y experiencia.

El ordenador que ganó un concurso de TV

Si te ha llamado la atención esta tecnología, quizá te interese saber que el sistema cognitivo Watson de IBM, en realidad, lleva tiempo dejando sorprendidos a propios y extraños.

Se presentó en sociedad en 2011 como una tecnología que, partiendo del análisis de grandes volúmenes de datos, era capaz de contestar preguntas formuladas en lenguaje natural y, además, ir aprendiendo de su propia experiencia.

Watson se enfrentó a rivales humanos... y pudo con ellos.
Watson se enfrentó a rivales humanos... y pudo con ellos.

Y si tan listo decía ser, ¿qué mejor que demostrarlo en televisión? Dicho y hecho: Watson salió a la luz pública en el programa de TV estadounidense, 'Jeopardy', donde se enfrentó a varios de los mejores jugadores que habían pasado por el programa. 

El resultado no dejó lugar a dudas: la máquina había derrotado al hombre. En este caso, además, a los mayores expertos en este juego sobre la faz de la Tierra. 

Ordenadores que hablan con personas: la tecnología del futuro llega a la banca española

Y es que Watson lee y entiende el lenguaje natural con un nivel que, de hecho, deja a todos boquiabiertos cuando responde a preguntas complejas en apenas unos segundos. Ante una pregunta, formula hipótesis y escoge la respuesta en la que tiene mayor nivel de confianza, presentando su razonamiento.

Lo mejor de todo: máquinas que aprenden solas

Como decíamos, quizá lo más fascinante de Watson y la computación cognitiva en general es que, por primera vez, cambian las tornas en cuanto al método de aprendizaje aplicado a la computación.

Así lo ve Jordi Torres, experto en supercomputación para inteligencia artificial del BSC-CNS: ahora "es la propia computación la que extrae conocimiento a partir de los datos. Ya no es el programador el que le dice a la computadora qué y cómo tiene que buscar en el mar de datos al que tiene acceso, sino que son las máquinas las que distinguen qué datos son relevantes para extraer, por ejemplo, complejos modelos de patrones de comportamiento que permiten predecir comportamientos futuros", asegura.

El programador ya no le dice a la máquina qué hacer, es ella la que lo aprende sola

Pero ¿de qué manera se puede aplicar esta tecnología a un sector como el bancario? En realidad, "puede ser muy útil, tanto para proveer la velocidad de procesamiento que se requiere para la operativa diaria, a menudo en tiempo real, como para detectar y controlar el fraude".

Además, "también brinda la oportunidad a los gestores de tener un conocimiento mucho mejor de sus clientes y poderles aportar soluciones personalizadas, según sus intereses".

Y es que al final hay una cosa clara: los bancos son de las empresas que más gestión de datos realizan, y cada vez deben ser más ágiles a la hora no solo de tratarlos sino también de saber organizarlos. Y ahora, por suerte, cuentan con la ayuda de una de las tecnologías más avanzadas del mundo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC