excluye de la emisión a los particulares

BBVA encarga a Goldman Sachs reforzar su capital en 1.500 millones con nuevos CoCos

El banco considera que tiene que fortalecer su balance ante el temor de que el BCE obligue a todo el sistema a tener más músculo para cubrir sus activos de riesgo
Foto: El presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)
El presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)

BBVA ya ha movido ficha para fortalecer su capital ante el temor de que Banco Central Europeo (BCE) vuelva a exigir a todo el sistema financiero un balance más robusto. El consejo de administración de la entidad presidida por Francisco González ha aprobado emitir obligaciones convertibles en acciones -CoCos- por hasta 1.500 millones de euros, una operación que se hará sin derecho de suscripción preferente para los actuales tenedores de títulos de renta variable del banco.

La institución con sede en Bilbao sostiene que cumple con todos los requisitos de capital que le son de aplicación. Pero, no obstante, reconoce que el BCE podría requerirle en el futuro colchones adicionales, amén de las revisiones anuales que adopta desde Fráncfort el regulador europeo por los sucesivos procesos de evaluación y revisión de la salud de la banca. “Por todo ello, es necesario que BBVA se dote de un colchón de gestión de capital adecuado”, indica el grupo en el folleto de la emisión registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según este documento, con la intención de atender a la necesidad de completar el capital de nivel 1 adicional de la forma más eficiente posible, la dirección de finanzas ha propuesto al consejo de administración realizar una emisión de títulos “aprovechando el interés y la demanda actualmente detectados entre determinados tipos de inversores profesionales”. El órgano de gestión de BBVA aprobó la emisión el pasado 2 de febrero, tras solicitar un informe a Goldman Sachs para justificar la exclusión del derecho de suscripción preferente que podrían tener los accionistas actuales.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Para que computen como capital de nivel 1 adicional, estos instrumentos de renta fija deberán ser perpetuos, subordinados, con una remuneración discrecional y convertibles en acciones ordinarias de BBVA de nueva emisión ante un eventual déficit de capital. En esta descripción encajan los conocidos como CoCos, por las siglas en inglés, un producto financiero que por su sofisticación hace que “solo sea adecuado colocarlos entre inversores profesionales y no entre ahorradores minoristas”, los cuales constituyen una parte muy relevante del accionariado del banco presidido desde hace 20 años por Francisco González.

El banco vasco ya ha recurrido a esta fórmula durante los tres últimos años, ejercicios en los que ha emitido CoCos por un importe similar y pagando rentabilidades que han oscilado desde el 9% de 2013 al 6,75% de la realizada en febrero del pasado ejercicio. Un retorno que supera con creces el 1% que en el mejor de los casos está pagando a los depósitos a largo plazo de los clientes particulares. El problema es que los citados bonos, como les ocurría a las emisiones de preferentes ahora totalmente denostadas, no son rescatables, dado su carácter perpetuo, mientras que las imposiciones a plazo pueden tener liquidez casi diaria.

La nueva colocación tiene el asesoramiento de Goldman Sachs Internacional, como banco agente, y de J&A Garrigues como despacho legal externo. BBVA defiende dejar fuera de este tipo de emisiones a los minoristas porque, dado el carácter perpetuo, que su precio de emisión estará en línea con el de mercado, que los supuestos de conversión son muy limitados y que, llegado el caso, el precio de canje sería el de mercado o con prima, la operación no será dilutiva para los accionistas "ni pierden ningún valor económico con su exclusión”.

La maniobra del Santander

La presidenta del Banco de Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta del Banco de Santander, Ana Botín. (EFE)

En noviembre de 2015, tras el análisis a todo el sistema financiero, el BCE excluyó a BBVA de la lista de entidades de importancia sistémica mundial con efectos desde el 1 de enero de 2017, por lo que este colchón de capital no será de aplicación a partir de dicha fecha. Esta decisión requiere que el banco mantenga una ratio de capital de nivel 1 ordinario del 9,5% sobre los activos ponderados por riesgo, tanto a nivel individual como consolidado. No obstante, durante este ejercicio aún tendrá que tener una ratio del 9,75%.

Disminuir los activos ponderados por riesgo se ha convertido en una estrategia vital para todos los bancos, cuyos márgenes se han erosionado de forma espectacular por las exigencias del BCE y por el desplome de los tipos de interés hasta el 0%. Santander consiguió recientemente que las autoridades europeas le autorizasen sacar de esta cartera 7.800 millones de activos de su filial en Brasil, lo que le ha permitido cumplir de un plumazo con un cuarta parte de su objetivo de reducir este peso en 30.000 millones, desde los 584.000 que tenía a 31 de diciembre de 2015.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

karina Horteralia Matalascañas
Rebeca - Duro De Pelar (Official new Video)
Georgie Dann - La Barbacoa

ºC

ºC