Hará un gran hotel de lujo

Mazabi compra el Hotel Madrid y garantiza la supervivencia del histórico Teatro Albéniz

El 'family office' ha adquirido a la inmobiliaria Neinor Homes los dos edificios, con el objetivo de transformarlos en un gran hotel cuya oferta diferencial radique, precisamente, en el teatro
Foto: Fachada del Teatro Albéniz.
Fachada del Teatro Albéniz.

Saber combinar el negocio con el respeto al patrimonio. Esta ha sido la clave que ha permitido a Mazabi hacerse con el Hotel Madrid y con el histórico Teatro Albéniz, activo que la Comunidad de Madrid ha decidido proteger bajo la categoría de Bien de Interés Patrimonial (BIP), y que el 'family office' ha adquirido a Neinor, tras haberse solucionado los problemas urbanísticos.

El pasado viernes se cerró el periodo de alegaciones públicas que había abierto el Gobierno de Cristina Cifuentes para declarar el histórico edificio como BIP, propuesta que realizó para garantizar la supervivencia del edificio y evitar su demolición, como llevaban tiempo reivindicando algunas plataformas ciudadanas. Una vez cumplido este plazo, se ha despejado la última gran incertidumbre que quedaba en torno al inmueble, lo que ha dado luz verde al acuerdo definitivo entre Mazabi y Neinor.

La inmobiliaria controlada por Lone Star heredó tanto el hotel como el teatro de su antiguo dueño, Kutxabank, que se lo había adjudicado. Desde hace cuatro meses, la compañía estaba negociando en exclusiva su venta a Mazabi, operación que solo estaba pendiente de garantizar una solución para el Teatro Albéniz, opción que se teminó de despejar el viernes, al concluir el periodo de alegaciones. Desde el 'family office', han confirmado el acuerdo, pero han declinado hacer más comentarios al respecto.

Interior del Teatro Albéniz.
Interior del Teatro Albéniz.

Fuentes conocedoras de la operación aseguran que los planes de Mazabi pasan ahora por devolver a los dos inmuebles su pasado esplendor, arrendándolos en su totalidad a una cadena hotelera de alta categoría. En su favor, juega el creciente interés que existe entre este tipo de operadores por estar en el centro de Madrid y la oportunidad que supone contar con un teatro anexo para ofrecer una propuesta diferencial.

El futuro del teatro

En total, la operación abarca 13.000 metros cuadrados de superficie con diferentes usos. En el caso del Hotel Madrid, además de su caracter turístico, cuenta con un local comercial de 1.000 metros en la calle Carretas, vía que une la Puerta del Sol con la calle Atocha. En el Teatro Albéniz, las plantas superiores pueden tener explotación tanto residencial como hotelera, mientras que las tres plantas subterráneas, que fueron arrasadas por un incendio hace cinco años, suman 2.000 metros cuadrados de sala de fiesta.

El cuerpo del teatro, tras el nivel de protección anunciado por Cifuentes, se garantiza la supervivencia de toda la caja escénica, al mismo tiempo que se abre la puerta a "todos los usos que sean compatibles con la naturaleza del espacio y su configuración, es decir, teatro, espectáculos, conciertos, cafés, convenciones... Cualquier actividad que requiera de un escenario y un público, y de unas especiales condiciones ambientales y de funcionamiento", señaló el propio Gobierno de la comunidad el pasado diciembre.

Imagen del Hotel Madrid cuando estaba okupado. (EFE)
Imagen del Hotel Madrid cuando estaba okupado. (EFE)

Tras la adquisición de los dos edificios, que comparten el solar donde estaba ubicado, en el siglo XVIII, el edificio de la Imprenta Real, Mazabi se enfrenta a dos años de obras para rehabilitarlos en su totalidad. Aunque el importe de la operación no ha sido desvelado, la valoración de estos inmuebles, en función de las rentas de mercado y una vez concluidas las mejoras, podría ascender a entre 70 y 80 millones de euros, señala un experto del negocio inmobiliario.

Tanto el hotel como el teatro llevan cerrados desde 2008, abandono que llevó al primero a ser pasto de cientos de okupas, hasta que la policía los desalojó a finales de 2011, justo una semana después de que se incendiaran los sótanos del Albéniz.

Abandonado desde 2008, el Hotel Madrid fue pasto de los okupas tres años después, hasta que se incendiaron los sótanos del Albéniz y los desalojaron

A lo largo de su historia, este edificio ha tenido distintos usos, siempre ligados al espectáculo, desde la comedia hasta el teatro musical, pasando por la zarzuela y la revista, hasta llegar al cine. En los años cuarenta, tras el paréntesis de la Guerra Civil, su entonces propietario, el empresario Máximo Moro, optó por un proyecto flexible de sala de teatro, cine, variedades y sala de fiestas dentro de un complejo que incluía oficinas, viviendas y un hotel.

Este concepto fue adaptándose a las modas y los tiempos, combinando cine, teatro y sala de fiestas, hasta que en 1986 la Comunidad de Madrid lo arrendó como sede de la programación teatral y operística del Festival de Otoño de Madrid, contrato de alquiler que se canceló en diciembre de 2008, con motivo de la inauguración de los Teatros del Canal. Desde entonces, el telón del Albéniz no ha vuelto a alzarse.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Depeche Mode - World In My Eyes (Video Version)
Depeche Mode Everything Counts (Remastered Video) lyrics
Depeche Mode - Enjoy The Silence (Official Music Video)

ºC

ºC