esperan el resultado de la investigación

Los socialistas dan marcha atrás y apoyarán a Juncker pese al escándalo de LuxLeaks

El discurso del Presidente de la Comisión Europea ha convencido a los socialistas de los 28 países. Seguirán apoyándole, como hará el grupo popular.

Foto: El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. (EFE)
El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. (EFE)

Media hora ante los medios y las respuestas a los parlamentarios de la Cámara han sido suficientes para que los diputados socialistas en Bruselas volvieran a respaldar a Jean Claude Juncker. Ante la presión mediática y política el Presidente de la Comisión, ha asegurado hoy que empezará una compaña europea contra la evasión fiscal, tras veinte años como presidente de un país, Luxemburgo, que permitió a las multinacionales crear esquemas para esquivar la tributación de los otros estados miembrgos. El 'caso LuxLeaks', destapado por una investigación liderada por el ICIJ y llevada a cabo en España por El Confidencial, ha destapado estos acuerdos secretos.

Los socialistas llegaron a supedir su posición sobre el futuro de Juncker a su comparecencia, a pesar de clamar por respuestas claras desde el mismo día de la publicación de los papeles de Luxemburgo. Hoy en Bruselas han defendido la actuación de Juncker: los tax-rulings "no son un fenómeno que afecte solo a un Estado miembros, sino un fenómeno europeo y mundial", ha argumentado el portavoz socialista en la eurocámara, Gianni Pitella. Acompañar la moción de censura que ha planteado el grupo de la Izquierda Unitaria o pedir la dimisión de Juncker signficaría "debilitar la Comisión", algo que, ha argumentado Pitella, "sería un regalo a los euroescépticos y a los eurófobos".  Eso sí, ha reclamado al Ejecutivo comunitario un calendario para presentar propuestas contra el fraude y la evasión fiscal.

Los diputados del grupo de Izquierda en el Parlamento de Bruselas, por su parte, tienen hasta el Pleno comunitario del mes de diciembre para recoger los 76 apoyos necesarios para plantear una moción de censura contra el Presidente de la Comisión. Siempre y cuando los consiguieran, dificilmente podrían hacer que se aprobara sin el apoyo de S&D, los socialistas europeos. 

Fuentes del grupo reformista han explicado a El Confidencial que quieren esperar a que la Comisión ultime la investigación en curso sobre si estos acuerdos pueden suponer una ayuda de Estado ilegal. Dicha investigación, llevada a cabo desde la Comisión de Competencia, se centra en los acuerdos de FIAT, Amazon y otras multinacionales con los gobiernos de Luxemburgo, Holanda y Bélgica. Este organismo ha confirmado a este diario que "no puede hacer más comentarios sobre el proceso en curso".  

En la misma línea se ha expresado la portavoz de los Conservadores y Reformistas Europeos -grupo liderado por los tories británicos-, Kay Swinburne, ha reclamado "esperar a los resultados" de la investigación lanzada por la Comisión sobre Luxemburgo "antes de apresurarse a realizar juicios de valor o a llevar a cabo una caza de brujas". Por ello ha considerado que en lugar de Juncker debería haber comparecido la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, responsable de las pesquisas.

Swinburne ha rechazado cualquier intento de armonización fiscal en la UE y ha apostado en su lugar por más transparencia y cooperación. En su inesperada comparecencia de esta mañana ante los medios, Juncker había hecho hincapié en la necesidad de la la "armonización" fiscal y tributaria ente los 28 países comunitarios. 

Los acuerdos desvelados en el marco del caso 'LuxLeaks' han permitido a Ikea, Pepsi, Burberry, Amazon, The Wall Street Institute y otras 340 empresas aprovechar los marcos legales existentes y la experiencia de auditoras como PwC para elaborar complicados esquemas fiscales y'optimizar' su fiscalidad.

 
Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios