Javier lópez madrid, consejero del banco

El amigo de Felipe VI devuelve ahora el dinero de las tarjetas y paga a Hacienda

El último en entregar el dinero gastado en supuestos gastos de representación ha sido Javier López Madrid, consejero de Bankia e íntimo amigo del Rey Felipe VI.
Foto: Javier López Madrid
Javier López Madrid

A buenas horas, mangas verdes. Poco a poco, los beneficiarios de las famosas tarjetas opacas de Bankia y Caja Madrid van devolviendo el dinero que se gastaron sin pasar por la supervisión de Hacienda. El último en entregar los euros empleados en supuestos gastos de representación ha sido Javier López Madrid, consejero de la entidad financiera en representación de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y alto cargo del Grupo Villar Mir.

Según han confirmado fuentes próximas a Bankia, López Madrid ha devuelto los 34.800 euros que gastó con las denominadas tarjetas de crédito black de la que disfrutaban los consejeros y un amplio número de directivos desde hacía más de dos décadas. El consejero delegado del conglomerado industrial de Juan Miguel Villar Mir ha reintegrado la citada cantidad y ha hecho una declaración de la renta complementaria para ponerse al día con la Agencia Tributaria.

Fuentes próximas al directivo alegan que desconocía que las citadas tarjetas de créditos fueran opacas fiscalmente. Es decir, que Bankia y antes Caja Madrid no las comunicaban a Hacienda pese a tratarse de una remuneración en especie. Suponía, como han dicho otros consejeros, que su uso era legal. Las mismas fuentes indican que López Madrid ha pagado cerca de 15.000 euros a tributos, un desembolso que otras fuentes explican que no es sino una forma de "curarse en salud".

Con esta iniciativa, el exconsejero de Bankia, en la que estuvo apenas dos años, quiere regularizar su situación con el fisco por una operativa por la que se siente “avergonzado” y “arrepentido”, según ha confesado a la actual dirección del banco. En su caso llama la atención la cantidad de dinero gastado, teniendo en cuenta que López Madrid es hijo de una familia acaudalada que trajo a España los concesionarios Volvo hace cerca de cuarenta años.

El presidente de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir.(Reuters)
El presidente de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir.(Reuters)

Además, está casado con Silvia Villar Mir, hija del marqués de Villar Mir, en cuyo grupo industrial trabaja como consejero delegado. Es también consejero de OHL, la filial de construcción y de infraestructuras del holding, dueño de compañías como Fertiberia, Ferroatlántica, VM Energía e Inmobiliaria Espacio. Asimismo, es accionista de referencia de Tressis, una compañía de gestión de activos con cerca de 2.000 millones bajo administración.

No obstante, el impacto reputacional es considerable. Además, no es la primera que los Villar Mir y Bankia terminan mal. La familia, a través de su conglomerado, fue uno de los mayores inversores en la oferta pública de suscripción (OPS) del verano de 2011. Compraron acciones por 20 millones de euros cuando el Gobierno pidió a las principales fortunas del país arrimar el hombro para sacar adelante una colocación cuyo libro de órdenes institucional estaba vacío.

Como casi ningún inversor profesional (gestores de fondos de inversión, de pensiones y aseguradoras) picaron el anzuelo, Elena Salgado, la ministra de Economía por aquellos entonces, pasó el cepillo para evitar la suspensión de una operación que fue calificada de riesgo sistémico. Un dinero que, sumado a las aportaciones de 300.000 minoristas, sirvió para tapar un agujero mayúsculo.

Pese a que las acciones se hundieron a los pocos meses, con la consiguiente venta precipitada por parte de inversores como Alicia Koplowtiz, Telefónica, CaixaBank, Abelló, El Corte Inglés, Sabadell, Mutua Madrileña, Mapfre o Manuel Jove, los Villar Mir mantuvieron 5,3 millones de títulos hasta la nacionalización de la entidad por coherencia con la presencia de López Madrid en el consejo de administración. Lo perdieron casi todo y el directivo fue además imputado por pertenecer al órgano de gobierno del banco. Una pésima inversión y un gran bochorno para probablemente uno de los mejores amigos de Felipe VI, quien también ha visto como su asesor personal, Rafael Spottorno, se ha visto manchado por un escándalo descomunal.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

"La piedra oscura" - CDN
La distancia. Bacantes Teatro
Blair Witch (2016 Movie) - Official Trailer

ºC

ºC