la venden por un euro tras invertir 220 millones

BBVA y los Benetton pierden hasta el pelo con Svenson, la empresa de salud capilar

Ocho años después de entrar en su capital, BBVA ha salido corriendo del accionariado de Svenson, perdiendo su inversión y sus préstamos participativos.
Foto: El presidente del Grupo BBVA, Francisco González. (EFE)
El presidente del Grupo BBVA, Francisco González. (EFE)

Ocho años después de entrar en su capital, BBVA ha salido corriendo del accionariado de Svenson. El banco ha vendido su participación de hasta el 30% en la empresa de clínicas especializadas en salud capilar a un fondo oportunista de BNP Paribas, que apenas ha pagado un precio simbólico por tomar la compañía. Una operación en la que el banco español y su socio Investindutrial han perdido hasta el pelo, tras valorarla en 2006 en cerca de 220 millones.

Fuentes financieras han informado que BBVA ha traspasado Svenson a Kintyre CLO PLC, un fondo propiedad del banco francés con emisiones en la Bolsa de Irlanda. Según las mismas fuentes, la compraventa se ha hecho por un euro más una quita importante de la deuda de la compañía, que arrastraba un pasivo total de más de 140 millones de euros.

La sociedad tenía un crédito sindicado de 100 millones, que fue refinanciado en 2012 y 2013 condiciones muy severas por The Royal Bank of Scotland. Además, la red de clínicas dedicadas a la implantación de cabello tenía dos préstamos participativos concedidos por sus dos socios. Uno por importe de 22,35 millones de euros y otro de 17,03 millones, los cuales vencen en 2016.

Ambas líneas de financiación devengan un interés fijo del 10%, más uno variable en función del ebitda anual generado por el grupo. En el último ejercicio cerrado, el diferencial fue del 11,5%, un coste muy difícil de mantener para una empresa que rozaba la disolución, tal y como había advertido Pricewaterhouse en su informe de auditoría.

Centro Svenson en Madrid. (Capidata, Wikimedia Commons)
Centro Svenson en Madrid. (Capidata, Wikimedia Commons)

La marcha de BBVA se une a la ejecución que ya sufrió el pasado año Investindustrial, dueño del 55% del capital a través de World Cosmetics. La banca acreedora canjeó el 20% del crédito sindicado –100 millones de euros– por el 85% de las acciones de Svenson, por lo que BBVA y la firma de capital riesgo de la familia Benetton se quedaron con una participación residual del 15%.

De los restantes 80 millones del préstamo bancario, unos 30 se convirtieron en un PIK (payment in kind) o préstamo por el que no se paga nada hasta el vencimiento, mientras que los otros 50 millones se alargaron hasta 2020.  El calendario de amortizaciones ordinarias comenzó el pasado 30 de marzo, momento en el que BBVA inició las conversaciones para la venta de su paquete, que inicialmente era del 30%.

La salud financiera de Svenson era muy delicada, como reflejan las pérdidas continuadas de los últimos años, lo cual le había llevado a dejar de pagar hasta los intereses de sus préstamos. Por este motivo, la Junta General de Accionistas de 2012 propuso la reducción del capital social en 23,73 millones para solventar el desequilibrio patrimonial, una operación que supuso un duro golpe para los socios.

BBVA, que en 2005, en pleno boom del crédito, decidió crear un área de capital riesgo, ya provisionó toda la inversión en 2010 por los malos resultados de Svenson, una operación que ha acabado mal, como también ocurrió con la cadena de zapatos Adela Gil o Textura. De aquella época el banco también tiene en cartera Occidental Hoteles, compañía que está en proceso de venta.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

François Fillon
THE CURE- PLAY FOR TODAY
The Cure - Friday I'm In Love

ºC

ºC