LOS CANJES DE DEUDA POR ACCIONES CONSUMEN CAPITAL

La banca renuncia a liberar las provisiones de los refinanciados por temor a la mora

El 'caramelo' de la liberación de provisiones de los créditos refinanciados para engirdar los beneficios, concedida a la banca por el Banco de España al dictado
Foto: El gobernador del BdE, Luis María Linde (d) y el presidente del Banco Santander, Emilio Botín. (EFE)
El gobernador del BdE, Luis María Linde (d) y el presidente del Banco Santander, Emilio Botín. (EFE)

El 'caramelo' de la liberación de provisiones de los créditos refinanciados para engordar los beneficios, concedida a la banca por el Banco de España al dictado de Economía, no va a ser aprovechado por las entidades, al menos de momento. Así lo aseguran varias y lo justifican por varias razones, la principal de las cuales es que la morosidad sigue creciendo –sobre todo en pymes– y existen grandes incertidumbres sobre la recuperación económica. Además, aseguran que el mercado prefiere que las utilicen para completar el saneamiento de balances en vez de para inflar el beneficio, y recuerdan que los canjes de deuda por acciones de las empresas consumirán capital, lo cual anula el efecto positivo en las provisiones.

Para empezar, hay que tener en cuenta que esta teórica liberación de provisiones seguramente no sea tan grande como se puede pensar. Esta liberación corresponde a la deuda que siga existiendo después de una refinanciación (la considerada "sostenible"), que pasará a considerarse "riesgo normal" y, por tanto, no requerirá provisiones. Pero hay que tener en cuenta que el resto de la deuda (la "no sostenible") se convertirá en acciones o será objeto de una quita; y en ambos casos, habrá una pérdida para el banco –en el primero porque las acciones valen menos que la deuda–. Por tanto, utilizará las provisiones que haya dotado para cubrir esa pérdida y, sólo en el caso de que 'sobren' podrá liberar el exceso.

De hecho, el sector había solicitado esta medida no para poder liberar provisiones, sino para no tener que dotar más a la hora de refinanciar: lo que solicitaba el documento elaborado por N+1 era poder utilizar las provisiones para cubrir la pérdida de la deuda no sostenible –por ejemplo, en el caso de Pescanova, la quita propuesta del 70% equivale a la cobertura del crédito que tienen los bancos–, y que el resto de la deuda se considerase normal para no tener que dotar más provisiones encima de que se refinancia a la empresa para tratar de salvarla. Si no hubiera sido así, los bancos no tendrían ningún interés en refinanciar porque les iba a costar más dinero.

El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
Pero, sean muchas o pocas, los bancos consideran que no es adecuado liberar provisiones en este momento, aunque les vendrían muy bien para engordar un beneficio que está muy presionado por el nulo crecimiento de los márgenes. A juicio de las entidades consultadas, conviene mantener la prudencia porque la incipiente recuperación económica está "cogida con alfileres" y todavía no se puede descartar una tercera recaída.

Y lo más importante: la morosidad sigue subiendo –en enero marcó un nuevo récord histórico en el 13,78%–, sobre todo en pymes, lo cual exigirá nuevas provisiones. La mora hipotecaria también asciende, pero precisamente por la reclasificación de las refinanciadas, así que está bastante provisionada. Por tanto, en vez de dotarlas con cargo a resultados, lo que harán es "cambiar de cajón" esas provisiones liberadas y usarlas para cubrir la nueva morosidad.

No alimentar el temor de los inversores

Además, está la cuestión de los mercados, donde la nueva norma puede ser contraproducente: "El endurecimiento del tratamiento de las refinanciaciones del año pasado se hizo para calmar a unos mercados que consideraban que había una enorme morosidad oculta sin provisionar", explican en una entidad. "El nuevo Decreto va justo en la dirección contraria, por lo que, si los bancos nos dedicamos a liberar las provisiones que habíamos dotado, volverán esos temores".

Sede del Banco de España en la Plaza de Cibeles. (EFE)
Sede del Banco de España en la Plaza de Cibeles. (EFE)
En otra entidad añaden que los inversores quieren tener la certeza de que los bancos han saneado sus balances completamente (aunque empiezan a fijarse en la rentabilidad) y, para eso, lo mejor es utilizar las provisiones sobrantes para dotar otros activos problemáticos. "El mercado no quiere que inflemos los beneficios a base de reducir provisiones, sino que prefiere que completemos el saneamiento y despejemos todas las incertidumbres", explican. Además, esta estrategia ayudaría a minimizar los mencionados temores que pueden surgir con la nueva norma.

Menos provisiones pero más capital

Hay una última razón que tiene probablemente más peso que las anteriores. La única demanda de la banca que no ha sido atendida por Luis de Guindos es que las participaciones en empresas como consecuencia de un canje de deuda por acciones no consuman capital de las entidades financieras (esto es, que no cuenten en el cómputo de los activos ponderados por riesgo, APR, el denominador de la ratio de capital). Según fuentes de Economía, esta petición no se ha podido conceder porque el cálculo del capital está determinado por las normas internacionales de Basilea III, que España no puede saltarse.

Por tanto, consumirán capital. Y al final, el capital y las provisiones salen del mismo sitio: del beneficio antes de provisiones. "Si destinas menos a provisiones cuando recapitalizas una empresa, pero a cambio tienes que destinar más a capital por esa participación, sales comido por servido. Lo que no se te va en provisiones se te va en capital", concluye una de las entidades citadas.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC