La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL TESORO QUE ENFRENTA A REPSOL E YPF

En las entrañas de Vaca Muerta

Los latidos del corazón de la Vaca están a 3.000 metros de profundidad. Al verla por fuera, nadie diría que esconde semejante tesoro en sus entrañas
Foto: En las entrañas de Vaca Muerta

El corazón de la Vaca Muerta (vea el álbum del yacimiento) late a 3.000 metros de profundidad. Por fuera, nadie diría que esconde semejante tesoro en sus entrañas. Su piel es seca como el desierto de la Patagonia argentina, áspera al tacto y cegadora a la vista. Sus mugidos taladran el silencio de la inmensidad. Honda, animista, inexcrutable... aunque no lo parezca, la Vaca esconde un tesoro que es objeto de pasiones y también de traiciones.

Nadie sabe exactamente cuándo llegó a la remota región de Neuquén, en el norte de la Patagonia. Unos dicen que siempre ha estado ahí, desde que se creó la Cordillera de los Andes y el mar quedó enterrado bajo tres kilómetros de sedimentos; otros, que la descubrieron hace más de 70 años, pero que eran incapaces de llegar a ella; los más conservadores limitan a un cuarto de siglo su encuentro con la Vaca, una primera cita casi platónica, ya que no fue hasta 2009 cuando, por fin, pudieron ordeñar el preciado líquido de su interior.

Un petróleo amarillento, color propio de la menor densidad que tiene la zona de Vaca Muerta, es el tesoro que promete transformar toda la realidad económica del país de Cristina Fernández de Kirchner. También conocida como La Roca, esta generadora de crudo y gas se esconde a 3.000 metros bajo tierra, cubierta por el manto del desierto patagónico, y desde hace tres años, perforada por los pozos de la petrolera estatal YPF en los campos conocidos como Loma La Lata y Loma Campana.

Su nombre, según la versión oficial, lo debe a que cuando los geólogos fueron sacando muestras de la tierra, la de esta roca, de 200 metros de anchura, desprendía un olor similar a la cornamenta de los vacunos. Esta lectura popular tiene un punto de realidad ya que, como allá se encontraba el antiguo mar que ocupaba toda la región de la Patagonia, al ser enterrado bajo sedimentos orgánicos sin oxígeno, desprende ese olor a osamenta.

Sea cual sea el origen real de su nombre, la realidad es que la Vaca está más viva que nunca. Tanto, que llevó al Gobierno argentino a romper las reglas del juego y volver a poner en jaque su credibilidad antes los inversores internacionales con tal de expropiar a Repsol el 51% que tenía de YPF para quedarse así con el plato fuerte de este ingente yacimiento, que promete convertir a Argentina en exportador de hidrocarburos.

La fruta de la discordia

Los números hablan por sí solos. De los 30.000 kilómetros cuadrados de superficie de Vaca Muerta, YPF tiene la concesión sobre 12.000 kilómetros (el equivalente a un pasillo de 20 kilómetros de ancho que uniera Madrid La Coruña) que, además, se suponen los mejores. Tras expropiar a Repsol, se alió con la estadounidense Chevron y juntos están desarrollando un programa sobre apenas 395 kilómetros cuadrados.

Sólo sobre este terreno prevén poner en explotación entre 1.500 y 2.000 pozos (frente a los 113 con los que estiman cerrar este ejercicio), que permitirán generar 75.000 barriles de petróleo al día, en un plazo de 5 a 8 años. Aunque esta alianza apenas es una gota en el océano de Vaca Muerta, supone toda una revolución para el abastecimiento energético del país y su futuro económico.

Según las estimaciones del Gobierno, sólo con este proyecto se podrá erradicar el déficit energético que sufren y que ha hecho que en los últimos dos años Argentina haya importado gas por valor de 10.000 millones de dólares. Es más, se estima que en 15 años la balanza energética del país podría darse literalmente la vuelta y convertir a Argentina en un gran exportador.

Para hacerse una idea del impacto económico que tendría este cambio de tornas, basta con mirar las cifras de YPF. Actualmente, la petrolera sólo vende internamente todo lo que produce (no exporta) y lo hace a un precio capado del entorno de los 45 dólares, cuando si colocara su producción en el exterior podría venderla alrededor de los 100 dólares. A partir de ahí, ya sólo hay que dar al botón de encendido de la máquina registradora.

Beneficios para el pueblo

Los beneficios económicos que esconde Vaca Muerta ya se están dejado sentir en el pequeño pueblo de Añelo, una paupérrima localidad, asentada en la puerta del desierto que es esta región, cuyos apenas 2.000 habitantes han visto cómo en los últimos dos años el perdido punto del mundo en el que vivían se ha convertido en el epicentro de una de las batallas petrolíferas más importantes del planeta.

Sólo los yacimientos de YPF dan empleo directo a 4.000 personas, y se calcula que el próximo año serán 5.000. “Cada uno de estos puestos de trabajo debes multiplicarlo por tres o cuatro para calcular el indirecto, porque todo el empleo en servicios que acompaña a esta actividad es enorme”, señala Pablo Iuliano, responsable de negocio de la joint ventur creada entre YPF y Chevron.

Todo este potencial se entiende incluso antes de llegar a Añelo, nada más aterrizar en el aeropuerto de Neuquén, la provincia donde se ubica Vaca Muerta. La llamada del petróleo ha sido tal que cientos de familias han invadido terrenos que realmente pertenecen al aeropuerto y han levantado ahí mismo sus viviendas, un híbrido entre chabolas y hogares unifamiliares, construidos con ladrillo y techos de latón, huérfanos de pintura y ornamentos.

Esta arquitectura de pobres contrasta con el gran Casino de la Ciudad de Neuquén, y ambos tienen su réplica en Añelo, donde también se han multiplicado las viviendas, levantadas al límite de lo necesario para aguantar los diez grados bajo cero del invierno y los 45 grados del verano. Es como la fiebre del oro del Lejano Oeste, que llama a los hombres a huir de su pobreza y probar una nueva fortuna en las salas de juego.

Los efectos de esos entre 15.000 y 20.000 puestos de trabajo indirectos que están acompañando al yacimiento de Vaca Muerta se dejan sentir en el renovado parque automovilístico de la localidad, ya que a la puerta de casi cada chabola, puede verse un potente y nuevo coche, con el que seguir consumiendo ese petróleo que promete hacerles ricos.

Sin embargo, toda esta euforia también tiene  su cara negativa para la economía de Añelo, como denuncian Andrea y Pablo, dos agentes municipales de la localidad. “Nosotros mantenemos nuestros mismos sueldos de 6.000 pesos, cuando cualquier trabajador del petróleo gana al menos 12.000, y en cambio los precios se han fijado como si todos ganásemos ese dinero, cuando no es verdad”, critican.

La otra cara de la moneda se encuentra entre las camareras del, hasta hace poco, único hotel del pueblo, que ufanas reconocen tener siempre el establecimiento lleno con trabajadores de la mina y directivos y profesionales de todo tipo de empresas que se acercan hasta aquí. Empleo seguro. Sobre todo, cuando se comprueba cómo, a pocos metros de este establecimiento, se está levantando otro con el que absorber el creciente número de visitantes.

Pleno empleo

El Gobierno de Euquén, que es el propietario de la tierra, también se ve beneficiado de este hallazgo, ya que recibirá el 12% de todos los ingresos que se obtengan de estos yacimientos vía tasas. Para hacerse una idea, en los últimos nueve años, las diez provincias hidrocarburíferas del país ingresaron 14.000 millones de dólares por este concepto, conocido en el país como regalías. ¿Qué cifra no se alcanzará cuando toda Vaca Muerta esté operativa?

Más prometedor es el futuro de los ingenieros y profesionales especializados en cualquier área ligada con el negocio petrolífero, que viven en el paraíso del pleno empleo. “Tenemos un problema de falta de equipos. Ahora mismo, todos los profesionales del país estamos trabajando y se está teniendo que ir fuera a fichar profesionales”, señala Daniel Lizarazu.

Él es un bueno ejemplo de esto que dice, porque cuando Repsol todavía controlaba YPF ya se lo trajo, consciente de la falta de mano de obra cualificada que iba a sufrir, y lo formó en la Universidad de Buenos Aires. Ahora, Lizarazu ve cómo hace falta mucho más, porque se ha triplicado la actividad en apenas año y medio.

El trabajo es duro. En los pozos trabajan una semana sí, otra no; o dos semanas sí, dos no; en turnos de doce horas seguidas. Ésta es la teoría, porque la realidad dice que muchas veces tienen que estar las 24 horas alertas y sólo descansar a ratos, sobre todo, cuando se llega al corazón de la roca.

En esta situación estaba el pasado martes Roberto Mercado, el geólogo de uno de los pozos de Vaca Muerta, quien llevaba sin dormir desde las tres de la mañana y no iba a descansar hasta terminar de analizar toda la roca, hacia las doce de la noche. Y es que, cada tres metros, toman muestras de Vaca Muerta y las tiene que analizar, un trabajo que no deja lugar al descanso.

Demasiado para YPF sólo

Este problema de mano de obra es, en realidad, el más claro ejemplo del potencial de Vaca Muerta, que sólo con el programa piloto ha absorbido toda la mano de obra del país en este sector y ha revolucionado la región de Neuquén al generar empleo para 15.000 de sus 350.000 habitantes (4,28% del total). Y es sólo el principio ¿Qué no ocurrirá cuando estén a pleno rendimiento los 30.000 kilómetros cuadrados que tiene La Roca?

Por el momento, los cálculos del Gobierno hablan de que se garantiza cubrir todas las necesidades energéticas del país durante los próximos 100 años, con unas reservas de 600 millones de barrilles. Demasiado para abordarlo solos. Y lo saben.

El problema que se abre ahora es: ¿cómo recuperar la confianza de los inversores tras la expropiación a Repsol? Lógicamente, todos los grandes grupos internacionales, muchos de ellos estadounidenses, han mostrado su interés, pero se mueven con cautela.

Un ejemplo de cómo el miedo ha paralizado al resto de petroleras extranjera que ya tienen concesiones en los 18.000 kilómetros que no fueron adjudicados a YPF son el número de pozos que han puesto en marcha: apenas dos las más avanzadas, que son Shell y Chevron. Repsol, cuando le expropiaron, estaba trabajando en 15. Y de eso hace ya año y medio.

El hombre blanco no se fía y prefiere ser cauto. De ahí que Chevron haya optado por asociarse con YPF en el proyecto piloto, un acuerdo en el que la estadounidense parece operar como socio financiero, ya que su papel se limita a invertir 1.500 millones de dólares a cambio de llevarse el 50% de las ganancias. Todo el trabajo lo hace YPF.

Tras esta primera fase, invertirán 15.000 millones, de los cuales, la mitad los generará el mismo proyecto, y la otra mitad se la repartirán a parte iguales. Mucho dinero. Y es sólo una esquina del puzle. De ahí que los propios argentinos reconozcan que no tienen recursos para abordar solos todo el potencial de La Roca y estén constantemente invitando a compañías extranjeras a crear sociedades mixtas.

Es la versión moderna de El Dorado. Sólo que ahora, el oro es negro.

El redactor recomienda

#2

Los derechos minerales de explotación de esa zona de Argentina se firmaron cuando Sarmiento. Lo que se dirime es el control de esos derechos. Para mí que la única opción que quedaba era hacerlo a las bravas si querían hacerse con ellos porque Sarmiento lo dejó muy atado con sus compañeros de logia. Por supuesto que ni los Kischner ni Repsol cuentan toda la historia.

Ampliar comentario
#1

Vaca Muerta es eso...Muerta  y me parece que va a segur asi..... Los panegiricos de la autora pasan de puntillas por los otros argumentos aparte de los oficialistas que ella tanto resalta.

 

1.  Moral....Se expropio y para no variar con los argentinos...no se pagó o indemnizó, es decir SE ROBÓ, lisa y llanamente, los kirchneristas en un avaricia y corrupción desbordada se saltaron olímpicamente todo....ellos ya estaban volando en un avión privado 747 pintado de azul celeste.

 

2.  Competencia....la tecnología de explotación de Vaca muerta es la misma que esta permitiendo que ahora 50 países sean petroleros, desde España hasta Polonia o Alemania, desde China hasta India y no se sabe todavía de África , sobran países donde invertir para los nuevos equipos de perforación horizontal....sin ladrones con los que lidear.

 

3.  Legal......Argentina tiene pendiente los pagos de sus querellas con  tenedores de fondos , tiene pendiente reclamaciones por pagos del corralito, tiene pendientes demandas por impagos de servicios y contratos  los primeros impagados,los segundos quebrantados.

 

Y tiene los pendientes con la UE. ( no con España)  que van a detener a cualquier compañía europea a invertir, ademas tiene pendiente a Repsol que ha montado una estrategia legal que ha logrado,que los corruptos se empiecen a preguntar y a verse las caras sorprendidos.

 

Por cierto que ocurrió con el barco escuela de la Armada? Pagaron  finalmente su deuda para liberarlo?

Ampliar comentario