por eL FALLO DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UE

Caso Jyske Bank: España podrá investigar entidades sospechosas en Gibraltar

Gibraltar niega de manera sistemática información sobre las entidades financieras que operan en el Peñón. Pero Bruselas va a permitir su investigación

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

La colonia inglesa de Gibraltar niega de manera sistemática información relativa a las entidades financieras que operan en el Peñón. El Ministerio de Hacienda se topa con un muro infranqueable cada vez que una investigación de la Agencia Tributaria por lavado de dinero, evasión fiscal o cualquier otro tipo de infracción lleva hasta una cuenta radicada en una sucursal bancaria con bandera gibraltareña. Esta situación, sin embargo, puede empezar a revertirse gracias a la reciente jurisprudencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

 

El pasado mes de abril, la corte con sede en Luxemburgo falló a favor de España sobre el litigio que mantenía la sucursal gibraltareña de la entidad danesa Jyske Bank. La cuestión de fondo, que se remonta a 2007, tiene que ver con la potestad del Estado para solicitar información de clientes al banco en cuestión, que opera en nuestro país sin estar establecido, de acuerdo a la legislación bancaria española, siempre que los datos requeridos se enmarquen dentro de una investigación referida a posible lavado de dinero o a financiación terrorista.

 

Este fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea abre una falla en el blindaje que las entidades radicadas en Gibraltar mantienen con España. En el caso que afecta a Jyske Bank, como en otros, la sucursal argumenta que está dispuesta a facilitar información, pero sólo a través de las autoridades de la colonia británica, nunca de manera directa al Ministerio de Hacienda o al Banco de España. A partir de ahora, sin embargo, este rodeo legal puede verse abocado a su fin, sobre todo si el Tribunal Supremo de España desestima de nuevo este tipo de recursos.

 

En el caso de Jyske Bank, la sucursal gibraltareña fue sancionada en 2010 con una multa de 1,7 millones de euros por negarse a facilitar la identidad de unos clientes sobre los que Hacienda tenía la sospecha de que habían blanqueado dinero a través de operaciones inmobiliarias en la Costa del Sol. Según la operativa descubierta por la Agencia Tributaria, determinados inversores de la entidad adquirían activos a través de sociedades creadas en Gibraltar para poder ocultar su identidad, aunque no ha sido la única operativa bajo sospecha.

 

Veinticinco años en el Peñón

 

Jyske Bank está presente en suelo de Gibraltar desde 1987. Ese año, la entidad danesa adquirió el centenario Banco Galliano, perteneciente a la familia del mismo nombre, que pasaba por ser el más antiguo de la colonia (1855). A partir de entonces, opera desde su sucursal en el Peñón para dar servicio de asesoramiento patrimonial a sus clientes, por lo general con intereses en el sur de España. Hasta el año 2007, mantuvo también operativa una oficina en Fuengirola, que cerró con el estallido de la crisis, al igual que las oficinas de Varsovia o Londres.

 

Oficina del Jyske Bank.
Oficina del Jyske Bank.
El año pasado, Jyske Bank celebró su 25° aniversario en el Peñón, al que se refiere como un reconocido centro financiero internacional. El banco danés prefiere la cobertura de la colonia británica antes que la tutela del Banco de España. No en vano, cerró su primera sucursal en nuestro país en 1994, la misma que volvió a abrir en 1999 para atender al volumen de daneses que invertía en el sector inmobiliario español, sobre todo en la Costa del Sol. Así hasta el cierre definitivo de 2007. Desde entonces, la plataforma transfronteriza de Gibraltar es suficiente.

 

La noticia ha sido mal recibida en Gibraltar. Más por lo que afecta a Jyske Bank, que ha recurrido, en realidad es por lo que pueda representar para el resto de clientes que usan el Peñón como plataforma financiera. Sienta un precedente muy peligroso para sus intereses como centro internacional financiero. Según el semanario gibraltareño Panorama, el fallo de la corte de Luxemburgo es "otro palo que nos dan, con el argumento de que somos un chiringuito offshore que ignora las prácticas de lavado de dinero y la legislación asociada".

 

Tras el verano de tensión diplomática vivida entre España y Gibraltar, con Reino Unido como testigo invitado, la posibilidad de que el Ministerio de Hacienda pueda reclamar información a las entidades con sede en la colonia británica puede convertirse en un instrumento eficaz para combatir la pujanza financiera del Peñón, obtenida en gran parte por la impunidad a la que dan pie las prácticas offshore. Después de poner coto al coladero de Suiza, la Unión Europea no parece dispuesta a hacer una excepción con The Rock.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC