El catedrático de Política Económica y actual consejero del Banco de España, José María Marín Quemada, será el nuevo supervisor mayor del Reino como presidente de la nueva Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Hombre de confianza del actual ministro de Economía, Luis de Guindos, su nombre encabeza la lista de nominados que ha sido aprobada hoy por el Consejo de Ministros para su ratificación el próximo jueves, día 5 de septiembre, en el Congreso de los Diputados.

El máximo órgano colegiado del Gobierno ha dado luz verde al real decreto que desarrolla el estatuto legal de la nuevo macrorregulador encargado de velar por el buen funcionamiento de los mercados. La CNMC va a integrar hasta un total de siete organismos de supervisión, entre los que destacan las actuales comisiones de Competencia, Energía y Telecomunicaciones. Además, serán también absorbidos por la nueva entidad el Comité de Regulación Ferroviaria, la Comisión Nacional del Sector Postal, la Comisión de Regulación Económica Aeroportuaria y el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales.

Junto con el nuevo reglamento de la CNMC el ministro Luis de Guindos ha formalizado la composición del máximo órgano de gobierno de una entidad que está llamada a convertirse en centro neurálgico del poder económico en España. Además de Marín Quemada formarán parte del grupo de comisionados los dos representantes de los principales partidos nacionalistas, que van a ser la antigua vicenlendakari vasca Idoia Zenarruztabeitia en nombre del PNV y el que fuera alcalde de L'Escala (Girona), Josep María Guinart, a propuesta de CiU. 

Relación completa de los nuevos comisionados

La vicepresidencia del nuevo macroregulador será desempeñada por María Fernández Pérez, mano derecha del actual director de la Oficina Económica de Presidencia, Álvaro Nadal, cuya participación ha sido determinante a la hora de establecer la alineación definitiva de los nuevos consejeros de la CNMC. Entre los mismos figuran además algunos altos cargos del Ministerio de Economía y Competitividad, como es el caso de la representante de la Abogacía del Estado, Clotilde de la Higuera, o la subidrectora de Competencia, María Ortiz Aguilar.  El resto de comisionados son expertos en los distintos sectores de actividad económica, como el antiguo directivo de RTVE, Eduardo García Matilla, o el que ya fuera vicepresidente de la Comisión Nacional de Competencia, Fernando Torremocha. La lista se completa con Benigno Valdés y Diego Rodríguez, ambos expertos economistas con amplia amplia trayectoria en el mundo universitario y docente.

El nuevo organismo único de regulación estará gobernado por un consejo de administración con carácter colegiado y constituido en consecuencia por un total de diez vocales. El Ministerio de Economía no ha conseguido finalmente que el PSOE se sume al nuevo proyecto, pero fuentes oficiales han reconocido que la intención del ministro era incluir entre los nuevos comisionados a algunos representantes que estén cercanos a las tesis socialistas.

Marín Quemada se incorporó al órgano de gobierno del instituto emisor en 2005 a propuesta del Partido Popular. Además de su trayectoria en el mundo docente y en el mercado financiero, cuenta también con gran experiencia en el sector energético. Es, además, miembro de la Comisión Ejecutiva del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales Estratégicos.

La CNMC funcionará a partir de dos salas operativas, con objeto de asegurar el tratamiento diferenciado de los asuntos verticales de regulación de los mercados y de los más transversales en materia de competencia. Los consejeros trabajarán de forma indistinta en una y otra sala. La sede de la nueva institución estará en Madrid, si bien los servicios técnicos vinculados con el sector de las telecomunicaciones y los servicios audiovisuales seguirán localizados en Barcelona, aprovechando la actual sede de la CMT.