Acuerdo en torno al pacto anticorrupción

El PSOE acepta las condiciones de C's para desbloquear la investidura de Susana Díaz

Los socialistas asumen el decálogo anticorrupción del partido de Albert Rivera y desbloquean las negociaciones aunque descartan que vayan a entrar en un futuro Gobierno de Andalucía

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

Ciudadanos era la opción favorita del PSOE de Susana Díaz. Durante la campaña electoral, la candidata socialista marcó una raya y sacó a la formación de Albert Rivera del cuerpo a cuerpo. Sabía que podía necesitar de su apoyo para formar Gobierno y no se equivocaba. Tras casi un mes de diálogo intermitente, Ciudadanos comunicó que se sentará a negociar con los socialistas y abrió la puerta a facilitar la investidura de Díaz. El líder del partido naranja había puesto dos condiciones sobre la mesa: las dimisiones de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y la aceptación del decálogo anticorrupción abanderado por el partido.

La semana pasada, con un alto coste político y una fractura interna en el PSOE, Díaz logró que sus antecesores socialistas se inmolaran políticamente y dieran un paso atrás. Rivera advirtió de que lo quería por escrito, igual que antes dijo que si no se iban "ni se molestaran en descolgar el teléfono". Este sábado, el PSOE comunicó por escrito a Ciudadanos que aceptaba todas sus medidas anticorrupción. Tenían el documento sobre la mesa desde el pasado 4 de abril.

Parece que la euforia contenida de los socialistas, que llevan días dando por hecha la investidura de Susana Díaz no era solo una pose o una medida de presión a la oposición. Ciudadanos se había quejado de que esa posibilidad de acuerdo no era más que un "globo sonda" del PSOE y advertía de que seguía instalado en el no. Ahora todo se ha movido. 

Los nueve diputados de Ciudadanos no son suficientes para investir a Díaz en caso de una abstención. Tendrían que votar a favor junto a los 47 diputados socialistas. Albert Rivera ha descartado que vayan a entrar en ningún gobierno si no son la lista más votada. Su partido en Andalucía reiteró esa promesa. "Ciudadanos no entrará en un gobierno que no presida ni ocupará cargos en él", reiteró el partido. Limitó la negociación a "acuerdos puntuales". No se sabe hasta dónde llegarán.

Susana Díaz (c), con los expresidentes andaluces José Rodríguez de la Borbolla (i), Manuel Chaves (2i), José Antonio Griñán (2d) y Rafael Escuredo (d). (EFE)
Susana Díaz (c), con los expresidentes andaluces José Rodríguez de la Borbolla (i), Manuel Chaves (2i), José Antonio Griñán (2d) y Rafael Escuredo (d). (EFE)

La firma del pacto anticorrupción por parte del PSOE llevará a abrir las negociaciones. Este sábado hay prevista una reunión entre ambos partidos. El candidato andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, no quiso dar nada por hecho. "De momento nada ha cambiado con respecto a nuestro voto negativo", ha advertido. Pero sí ha cambiado. Hay una posibilidad real de que este partido aúpe a Díaz a la presidencia de la Junta.

El decálogo anticorrupción incluye medidas como que los partidos asuman la responsabilidad subsidiaria y afronten la devolución de los fondos públicos defraudado en caso de corrupción. Barre a los imputados de las listas electorales y los cargos públicos y exige la tipificación de nuevos delitos en el código penal para quien meta la mano en la caja. El PSOE lleva días asegurando que sus propias medidas sobrepasan estas propuestas.

Un acuerdo con Ciudadanos en Andalucía tendría un importante efecto político en el futuro mapa español. A las puertas de las municipales y autonómicas de mayo y cuando muchos otros gobiernos se deberán a alianzas políticas, el pacto de estos dos partidos podría tener consecuencias inmediatas más allá de la comunidad andaluza. El candidato andaluz por Ciudadanos ya sabe lo que es gobernar con el PSOE. Es teniente de alcalde por un pacto de gobierno con los socialistas en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda desde hace dos mandatos. De hecho el PP basó parte de su campaña de descrédito contra este partido en ese pacto y augurando que acabarían dando paso a los socialistas. Rivera, en la rampa de salida hacia las elecciones generales, tendrá también que sopesar con detenimiento las consecuencias electorales de un acuerdo con el PSOE. 

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
71 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios