entrevista al secretario general de vox

"Está incomunicado en los calabozos del Peñón y Margallo ni nos contesta"

Nacho Mínguez, de Vox Madrid, sigue detenido e incomunicado por la Royal Police por desplegar una bandera española de 18 metros en Gibraltar

Foto: Fotograma del vídeo donde se ve cómo despliegan la bandera.
Fotograma del vídeo donde se ve cómo despliegan la bandera.
Autor
Tiempo de lectura4 min

"Sabemos que está bien. Recluido en los calabozos gibraltareños, incomunicado. Nosotros ya hemos instado al ministro Margallo a través del cónsul español en Londres su liberación inmediata. Pero de momento, nadie se ha pronunciado desde el ministerio de exteriores”. Javier Ortega, secretario general de Vox, detalla a El Confidencial la suerte que ha corrido Nacho Mínguez, detenido tras ser uno de los participantes en desplegar una enorme bandera española en una ladera del Peñón de Gibraltar.

"Nacho en cuanto salga de los calabozos volvería a colocar la bandera de nuevo en el Peñón, porque con su acción solo ha querido reivindicar que jamás cejaremos hasta recuperar la plena soberanía española. Aquí estamos todos los militantes del partido para apoyarle, porque ni PP, PSOE, Podemos o Ciudadanos han dicho con claridad en su programa que Gibraltar debe de ser otra vez español. Solo nosotros”, enfatiza Ortega.

Fue el propio Ortega quien, al frente de una comitiva de una veintena de personas, colocó una bandera española de 18x11 metros en el mismísimo Peñón de Gibraltar. “Todo iba perfectamente planeado, llegamos al lado norte y, en un momento, desplegamos la bandera nacional que empezó a ondear... Fue para nosotros un orgullo verla moverse al viento”. Pero el disfrute del momento fue breve. La comitiva de la "reconquista" del Peñón tuvo que salir de allí corriendo “cada uno por su lado, ya que los agentes de la Royal Police no tardaron en aparecer y retiraron la insignia”.

Cada uno intentó cruzar la verja como pudo. “Yo salí a nado del Peñón rumbo hacia La Línea, pueds desde hace un año soy un proscrito en Gibraltar: desde que el primer ministro gibraltareño pidió mi arresto a la Interpol, a raíz del conflicto de los bloques de hormigón que sacamos del mar el año pasado. Si hubiera escogido una huida a pie con el resto de mis compañeros, al pasar por la frontera, habría sido identificado y detenido”, asegura Ortega.

De los veinte “conquistadores”, uno tuvo peor suerte. Se trata de Ignacio Minguez, que cuando iba en su coche para pasar la frontera, le detuvieron pasadas las 13.30 horas del lunes. En el momento de publicar estas líneas, aún continuaba arrestado por las autoridades gibraltareñas que son las que decidirán si le imputan algún delito o si queda en libertad.

Una vecina de Gibraltar muestra cómo se ha visto la bandera desplegada. (Facebook)
Una vecina de Gibraltar muestra cómo se ha visto la bandera desplegada. (Facebook)

Para Ortega es inaudito que Gibraltar sea el único sitio en la UE donde es un delito desplegar una bandera de otro país de Europa, y puntualiza que esta acción “no es un numerito en campaña, como algunos nos han acusado. Esto responde a que queremos acabar con esta cueva de piratas que han poblado Gibraltar, terminar con ese grupo de personas que toleran la impunidad de los delitos de blanqueo de capitales, de narcotráfico y de ilegalidad fiscal. Que se enteren que jamás cejaremos hasta recuperar la plena soberanía española del Peñón, usurpación que conlleva la existencia de un paraíso fiscal inaceptable, de un perjuicio a nuestros pescadores, la depresión económica del campo de Gibraltar y la conversión de los trabajadores de la zona en rehenes del pirata Picardo (el actual ministro principal)”.

Picardo, el “jefe de los narcotraficantes”

Ortega recuerda a El Confidencial la crisis diplomática que se produjo en el 2015, cuando la ‘desaparición’ del fondo marino de aguas del Estrecho de uno de los bloques de hormigón: “Ahí estábamos nosotros, nos metimos en el agua y sacamos 2.500 kilos de cemento. Gibraltar reclamaba que el bloque suponía un delito internacional de robo. Picardo tiene mucha cara, así que por eso hemos dado un nuevo aviso de que están en territorio nuestro y deben ver los colores de nuestra bandera. Rajoy no hizo nada entonces, solo contempló los hechos consumados, mientras nosotros sacábamos los bloques que el pirata Picardo arrojó en la bahía de Algeciras para impedir faenar a los pescadores españoles. Solo queríamos demostrar que era posible exigir una acción contundente del Gobierno español. Como ahora. No pararemos hasta ver ondear la rojigualda en la zona alta del peñón. ¡Gibraltar español”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios