PRIMER DE PACTO DE LA XI LEGISLATURA

Rajoy confirma el acuerdo para nombrar a Patxi López presidente del Congreso

El PP renuncia a presentar candidato a la Presidencia al ver que no lo conseguiría sacar adelante, pero a cambio se queda con tres puestos de la Mesa. PSOE, Podemos y C's ocuparán dos sillones cada uno
Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Patxi López, Antonio Hernando, Micaela Navarro y César Luena, este 12 de enero a su llegada a la reunión del Grupo Socialista en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Patxi López, Antonio Hernando, Micaela Navarro y César Luena, este 12 de enero a su llegada a la reunión del Grupo Socialista en el Congreso. (EFE)

Primera victoria de los socialistas en la XI Legislatura que arranca ya tras las elecciones generales del 20-D. Patxi López se convertirá en el nuevo presidente del Congreso. La elección formal se producirá este miércoles, a partir de las diez de la mañana, en la sesión constitutiva de las Cortes, pero ya tiene garantizados los 90 votos de su partido y los 40 de Ciudadanos. El PP no presentará candidato para la Presidencia de la Cámara, con lo que le deja el camino libre a López. Rajoy vendió la decisión ante su Junta Directiva Nacional como un "gesto" del entendimiento al que está dispuesto a llegar en esta legislatura para alcanzar un gran pacto con PSOE y C's. Así, López se convertirá en el primer presidente del Congreso que no pertenece a la fuerza ganadora en unas generales. 

PSOE y Ciudadanos cerraron este martes un principio de acuerdo para ayudarse mutuamente en la votación de la Mesa de la Cámara Baja. Y el partido de Albert Rivera, a su vez, ató otro con el PP. De esta forma, el reparto del órgano de gobierno del Congreso queda así: dos vicepresidencias de la Mesa y una secretaría para los populares; la Presidencia y una vicepresidencia para los socialistas; dos secretarías para C's y una vicepresidencia y una secretaría para Podemos. En resumen, una distribución 3-2-2-2. El PP consigue así una mayor representación, pero no la jefatura del hemiciclo, aunque con Ciudadanos suma la mayoría absoluta: cinco de los nueve sillones que forman parte de la Mesa. 

Rajoy renueva a García-Escudero para el Senado y a Celia Villalobos para la Mesa del Congreso. Estará acompañada por Rosa Romero y Sánchez-Camacho

Además de anunciar el acuerdo "a falta de que se concrete" -insistió Rajoy- el presidente del PP anunció los nombramientos en el Grupo Popular de Senado y Congreso. Pío García-Escudero repetirá como presidente del Senado, zanjando los rumores de una llegada al puesto de Javier Arenas, que será secretario del grupo en la Cámara Baja. El vicepresidente será Pedro Sanz, expresidente de La Rioja. En el Congreso, continuidad total: Rafael Hernando seguirá como portavoz, con José Antonio Bermúdez de Castro como número dos. Las dos vicepresidentas serán Celia Villalobos y Rosa Romero, mientras que Alicia Sánchez-Camacho ocupará una secretaría. El veterano Jesús Posada no será propuesto tras el pacto con Ciudadanos y PSOE. También la formación naranja hizo públicos los dos nombres que ellos propondrán para las secretarías. Se trata del diputado asturiano Ignacio Prendes -antes diputado de UPYD- y la diputada electa por Madrid Patricia Reyes.

Rajoy confirma el acuerdo para nombrar a Patxi López presidente del Congreso

El sistema de votación

Ya desde primera hora de la mañana se vislumbraba el pacto, que el exlehendakari ganaba enteros para convertirse en presidente, en la tercera autoridad del Estado, como adelantó este periódico. Sobre las cinco de la tarde, se confirmó ese "principio de acuerdo", que minutos más tarde ratificó Mariano Rajoy desde la sede de la calle de Génova ante su Junta Directiva Nacional. 

Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP, este martes por la tarde. (Reuters)
Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP, este martes por la tarde. (Reuters)

 

¿Se trata de un pacto a tres? Los papeles están más que repartidos. Pero los socialistas lo niegan. Ellos insistieron en que su acuerdo es sólo con Ciudadanos, al que se unió el PP "por necesidad", al comprobar que no tenía opción alguna de hacer prosperar una candidatura propia, dado el sistema de votación del presidente estipulado en el reglamento del Congreso. ¿Por qué? La normativa interna dice que sale elegido en primera votación el que obtenga la mayoría absoluta de los votos (176 escaños). Si ningún candidato la consigue, los dos aspirantes preferidos pasan a la segunda vuelta, y gana el que de ellos dos obtenga más papeletas. Los populares se veían venir que el PSOE conseguiría más apoyos, dado que Patxi López no suscitaba rechazo. Y al sellarse la alianza con C's, no tenía escapatoria. 

Aun así, Albert Rivera aseguró este martes, tras celebrar su ejecutiva nacional, que es a todas luces "un acuerdo a tres bandas", cosa que según el barcelonés, "cuesta mucho reconocer en público tanto a PP como a PSOE". De hecho, Ciudadanos asegura que el que ya es el primer pacto de la legislatura "está muy consensuado ya que representa al 70% de la Cámara", y se congratula de haber ejercido un verdadero papel de moderador. "No ha sido fácil. PP y PSOE no están acostumbrados al diálogo y todo se ha acordado esta tarde tras mucho esfuerzo, muchas llamadas y muchas reuniones", aseguran miembros conocedores de la negociación.

Por otro lado, la pretensión del líder de Ciudadanos de asegurar que la presidencia de la Cámara Baja sea distinta a la del futuro Gobierno de España se ha visto cumplida de momento al ser elegido el socialista López para liderar el órgano de gobierno de la Mesa, mientras que el Ejecutivo en funciones continúa en manos de Mariano Rajoy. Eso sí, Rivera confirmó que PP y PSOE no han firmado un compromiso por escrito para que esa norma siga en vigencia en caso de que Pedro Sánchez consiguiera hacerse con el Gobierno central. Lo que el político barcelonés ha hecho es trasladar su deseo tanto al jefe de los socialistas como a Rajoy, que no han confirmado ni tampoco negado esa posibilidad.

Sánchez insiste en que ha alcanzado un pacto con Ciudadanos, porque no ha hablado con Rajoy. El acuerdo con Iglesias, con quien se vio, fracasa

Pedro Sánchez, en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja, minutos antes de entregar su credencial como diputado, se cuidó de apuntalar bien ese relato de que no hay una alianza a tres bandas. "Hay un principio de acuerdo con Ciudadanos para que Patxi López sea presidente del Congreso y abramos una nueva etapa en la vida política española y en el Congreso. Es un acuerdo, insisto, con C's. No he hablado con Rajoy, sí con Albert Rivera", remarcó, aunque obviamente sí admitió que su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, sí ha dialogado con su homólogo del PP, Rafael Hernando. Con el presidente de la formación naranja ya se vio frente a frente el viernes pasado, y han conversado en los últimos días.

El secretario general del PSOE también se reunió este martes a mediodía con Pablo Iglesias para intentar atraerle al pacto, sin éxito, porque el líder de la formación morada insistió en su exigencia de desdoblarse en cuatro grupos parlamentarios -uno nacional, otro catalán (En Comú Podem), otro gallego (En Marea) y otro valenciano (Compromís-Podemos-És el Moment)-. "Podemos no ha querido, así que ese acuerdo es Ciudadanos. Y apoyaremos las candidaturas de C's a la Mesa y ellos la candidatura de Patxi López a la Presidencia del Congreso", explicó Sánchez. Y si "no ha querido", es por sus "contradicciones internas".

Rajoy confirma el acuerdo para nombrar a Patxi López presidente del Congreso

El secretario general de los socialistas, no obstante, no quiere cerrar todas las puertas a los de Iglesias. Subrayó que su mano sigue "tendida" de cara a la investidura, porque "lo importante son las políticas", y las de Podemos "en el ámbito social y en el de la regeneración democrática son muy parecidas", y los votantes de ambas formaciones "quieren que se entiendan" y se construya "un Gobierno progresista dentro de poco en España". 

Órgano de gobierno "plural"

El PSOE no quiere aparecer bajo ningún concepto del brazo del PP, ni que se visualice ninguna gran coalición, que era el deseo de Rajoy. Por eso ni siquiera votará a los aspirantes que el líder de los conservadores ha promovido para la Mesa, para ocupar las dos vicepresidencias y una secretaría. 

Albert Rivera, durante su rueda de prensa de este 12 de enero. (EFE)
Albert Rivera, durante su rueda de prensa de este 12 de enero. (EFE)

 

Los socialistas, no obstante, no controlarán la Mesa, ya que sólo se queda con la Presidencia y con la vicepresidencia segunda -para la andaluza Micaela Navarro-. Sánchez alegó que la pretensión de su partido era que el órgano de gobierno fuera "plural". Lo fácil, dijo, habría sido acordar sólo con el PP, pero prefirió "abrir la negociación" a Podemos y Ciudadanos, aunque con el primero no fue posible finalmente trenzar ninguna entente. En el acuerdo, por cierto, figura el compromiso de reformar el reglamento del Congreso. El actual, aunque modificado en diversas ocasiones, entró en vigor en 1982

Si se cambiara el texto vigente, podría entrar en vigor en esta misma legislatura, si así se aprobase, según fuentes de la Cámara Baja. El Parlamento es soberano para administrarse internamente, y puede decidir cuándo la norma que le regula, que tiene carácter de ley orgánica -y que por tanto ha de respaldarse por mayoría absoluta-, está vigente. Es decir, si prosperase la pretensión de Podemos, podría variar la parcelación del Congreso en grupos durante la legislatura. 

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Highlights: Real Madrid-Zalgiris Kaunas
La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]

ºC

ºC