presentación en madrid de la propuesta de reforma constitucional

Susana Díaz marca el camino al PSOE en la respuesta al desafío soberanista

La presidenta andaluza dice que primero debe aplicarse la ley y luego el diálogo, y reclama a Rajoy que convoque sin demora a "todas las fuerzas" para tratar de acordar una réplica conjunta a Mas y la CUP
Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Susana Díaz y Micaela Navarro, con Guillermo Fernández Vara y Meritxell Batet, este 28 de octubre en el palacio de Neptuno de Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Susana Díaz y Micaela Navarro, con Guillermo Fernández Vara y Meritxell Batet, este 28 de octubre en el palacio de Neptuno de Madrid. (EFE)

Susana Díaz vuelve a marcar el paso en una cuestión en la que se precia de ser clara y rotunda: en la defensa de la "unidad de España". En este caso, para señalar cuál es la respuesta que se debe dar al desafío soberanista después de que Junts pel Sí y la CUP pactaran una propuesta que es, en la práctica, la puesta en marcha de una rápida hoja de ruta para separar Cataluña de España y proclamar la "república catalana". La presidenta andaluza no dio lugar a ambigüedades: quiere que se aplique "primero la ley", porque "nadie puede saltársela", y después el "diálogo", y por eso emplazó directamente a Mariano Rajoy a que convoque a "todas las fuerzas políticas", a "todos los demócratas" para "trazar una agenda" que sirva para parar los pies a los independentistas. 

Díaz lo dijo en Madrid, tras la foto de familia que compartió con su secretario general y candidato a La Moncloa, Pedro Sánchez, y los demás barones socialistas -el Consejo de Política Federal, que ella misma preside-, y tras el acto de puesta de largo de la propuesta de reforma constitucional que el partido incluirá en su oferta a los ciudadanos para las generales del 20 de diciembre. Ella quería que se conociera su posición, y se explayó a la hora de explicarla. Pero en el fondo estaba yendo un paso más allá que lo expresado por Sánchez apenas minutos antes: "Con la ley solo no basta -dijo él durante su discurso-. Hoy nos encontramos con un problema político de primera magnitud del que los socialistas, por cierto, hemos alertado durante los últimos cuatro años con escaso éxito al Gobierno, y que exige ya una respuesta política de envergadura semejante". Alternativa que se llama reforma constitucional

En realidad, Rajoy ya adelantó este miércoles en una entrevista con Pepa Bueno en 'Hoy por hoy', en la cadena Ser, que convocará en La Moncloa a los líderes de PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, para hablar del desafío catalán. No quiso adelantar fechas, aunque avanzó que informará del encuentro una vez se haya producido. El presidente no pone objeciones a reunirse con Pablo Iglesias, pero este defiende el derecho a decidir y la "liquidación" de la soberanía nacional, cosa que él no comparte. 

Un "disparate"

"Tenemos que estar todos los demócratas juntos y el presidente del Gobierno tiene que convocar a todas las fuerzas políticas para ese entendimiento y en defensa de la unidad de España y en defensa de la Constitución", señaló Díaz desde las escalinatas del Congreso. Recordó que "la vida" no acaba con las elecciones del 20-D, que hay que actuar antes y después. Y por eso ha de llamar a "todos" a la mesa para trazar esa "agenda de convivencia", para antes y después de las generales. Ante un "disparate" de este calibre, remarcó, "todos los demócratas" han de estar "juntos". Teóricamente, ahí se incluye Podemos, formación a la que no citó, aunque fue preguntada expresamente por ella. 

Pedro Sánchez, con sus barones, parte de su dirección y el presidente del grupo de expertos constitucionalistas, Gregorio Cámara, este miércoles en la escalinata del Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, con sus barones, parte de su dirección y el presidente del grupo de expertos constitucionalistas, Gregorio Cámara, este miércoles en la escalinata del Congreso. (EFE)

Ahora bien, ante la declaración de Junts pel Sí y de la CUP de iniciar el camino de la ruptura con España, debe aplicarse "primero la ley, se llame como se llame, ocupe el cargo que ocupe, y después el diálogo". Por ese orden. Díaz insistió en que cuando "alguien" se salte directamente la norma, ella, como presidenta autonómica, estará "defendiendo al Gobierno", a su lado "en defensa de la ley y la Constitución", como no se cansó de decir. No precisó cuándo debe producirse la impugnación ante el TC: antes o después del debate de la propuesta. 

Sánchez subraya que “con la ley solo no basta“ y que ante un problema “de primera magnitud“ hace falta “ya una respuesta política de envergadura“

Se le inquirió a la jefa del Ejecutivo andaluz si su partido ha de respaldar todos y cada uno de los pasos que vaya dando Rajoy. Entonces lanzó un mensaje a sus filas. "El PSOE tiene que estar siempre en la defensa de la ley, de la Constitución, de la unidad de España y en defensa de la convivencia", igual que la "responsabilidad" del presidente es la de convocar a todas las fuerzas y "compartir la hoja de ruta". "Espero que sea eso lo que se produzca, y eso es lo que pido", manifestó. "Ahora los socialistas no estamos pensando en el PSOE, sino en España", dijo, como en tantas otras ocasiones, porque es el partido "que ha vertebrado el país". 

"Condena política más severa"

Díaz participó en la foto de familia con los barones socialistas en la Puerta de los Leones del Congreso -todos, a excepción del aragonés Javier Lambán, ausente en la capital por razones de agenda-. Y a continuación se despidió de Sánchez con un frío beso en la mejilla. Habló ante los periodistas y se marchó. El secretario general, por su parte, no respondió a preguntas de la prensa. Pero sí fue el protagonista del acto inmediatamente anterior, la presentación de la propuesta de reforma constitucional en el palacio de Neptuno de Madrid [aquí en PDF], muy próximo a la Cámara baja.

Sánchez arrancó su intervención, de 20 minutos y leída con ayuda de 'teleprompter' [consúltala aquí en PDF], con la referencia expresa a lo ocurrido en las últimas horas en Cataluña, el registro en el Parlament de Catalunya de una iniciativa, la de Junts pel Sí y la CUP, que es un "hecho gravísimo, irresponsable y antidemocrático", una "provocación antidemocrática" porque demuestra la "falta de respeto ante el veredicto de las urnas" el pasado 27-S, ya que una mayoría de ciudadanos no apoyaron, con sus votos, la secesión de Cataluña. Díaz tachó el texto de "golpe al Estado", de "ataque", de "agresión al Estado hecha desde una institución", el Parlament. 

El secretario general califica de “hecho gravísimo, irresponsable y antidemocrático“ la iniciativa de JxS y la CUP. Díaz la llama “golpe al Estado“

El líder de los socialistas defendió que es también una "irresponsabilidad porque utiliza las instituciones para situar a Cataluña fuera de la legalidad" y supone "confundir una inestable mayoría parlamentaria con un salvoconducto para eludir el cumplimiento de la ley". Y, por ello, "merecen la condena política más severa". 

Sánchez sostuvo -y en ese sentido no hay fisuras con las palabras de Díaz-, que el PSOE "siempre estará en la defensa de la unidad de España, de la convivencia entre españoles y en defensa de la Constitución y la legalidad". Y ahí recordó que "con la ley no basta". Frente a quienes empujan a los ciudadanos a un "callejón sin salida", los socialistas, subrayó, creen que hay una alternativa, que es la reforma constitucional, que garantice "niveles de autogobierno y un Gobierno central de calidad" y que reconozca las "singularidades" territoriales. El secretario general remarcó que esa "renovación del pacto constitucional", que no un proceso constituyente, es la "única solución política que en este momento está encima de la mesa, la única". "Y no vamos a renunciar a mejorar la Constitución por la amenaza secesionista, que les quede claro a los secesionistas", enfatizó, dando a entender que la propuesta de reforma federal, que el PSOE ya definió en Granada en julio de 2013, se mantiene y no la retirará por mucho que apriete el bloque independentista. Esa alternativa de cambio de la Carta Magna es, para Díaz, una "herramienta de futuro". 

Sánchez, durante su intervención en el palacio de Neptuno de Madrid. (EFE)
Sánchez, durante su intervención en el palacio de Neptuno de Madrid. (EFE)

Pero Sánchez no concretó, sin embargo, la respuesta política más inmediata que debe darse, más allá de la aplicación de la ley y el diálogo, en línea con lo ya manifestado ayer martes desde Euskadi. No va tan allá como Díaz. También porque la resolución aprobada por el Consejo de Política Federal -el órgano que congrega al secretario general con sus barones, y que se celebró a puerta cerrada justo antes del acto público- no precisa nada [la puedes leer aquí en PDF]: reitera el compromiso con la "defensa de la integridad de España" y la defensa de la legalidad, manifiesta la oposición a la iniciativa de JxS y la CUP y el respaldo a "cuantas medidas persigan respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes", reafirma la apuesta por la reforma de la Carta Magna de 1978 y traslada a la ciudadanía el mensaje "de confianza en el funcionamiento de las instituciones democráticas para solventar esta crisis", desde la convicción de que sólo se puede resolver "con la fuerza de la ley y la política, con el diálogo y la convivencia". 

Iceta apoya a Díaz, con matices

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se mostró "a favor" de que Rajoy convoque a "todos los partidos políticos de ámbito español y autonómico que quieran acompañarle" en su obligación de garantizar el cumplimiento de la ley en Cataluña. Es decir, que secundó, de entrada, la idea de Díaz. "Hay que hablar con todo el mundo y quien no quiera estar que lo diga", completó, apoyando por tanto que esté Podemos en las conversaciones. Pero Iceta pone un matiz a lo dicho por la presidenta de la Junta: debe ser el presidente quien mueva ficha. "Hay que respetar la forma y el orden en que él quiera hacerlo", opinó. 

Por lo demás, Sánchez enhebró una defensa de la propuesta de reforma constitucional aprobada por el PSOE [aquí en PDF], que presentó como la "vía racional y positiva, integradora, institucionalmente equilibrada, realista y plenamente democrática para construir el espacio político común" que se necesita en España. El secretario general explicó que el planteamiento es "responsablemente autocontenido" -o sea, poco concreto en algunas materias- porque se ha buscado que sea un documento "abierto" a la negociación con el resto de fuerzas políticas y la ciudadanía, se ha aplicado la "sensatez y la cautela" para no generar rechazos. Y, contestando a Rajoy, que suele decir que no existe un consenso de partida, recalcó que el acuerdo es fruto del diálogo, y no condición previa. 

Después el líder del PSOE repasó los cinco ejes del documento, aprobado por el Consejo de Política Federal y previamente por la Comisión Permanente de la ejecutiva de Sánchez: el fortalecimiento del Estado del bienestar, la ampliación de los derechos y libertades, la mejora de la calidad democrática, la integración en la Constitución de la vocación europeísta e iberoamericana de España y la reforma federal del modelo territorial. Un texto en el que se incluyen medidas ya conocidas y otras menos, como la garantía de una renta mínima, el reconocimiento del derecho al aborto, el blindaje de la sanidad o el incremento de la proporcionalidad del sistema electoral. "Es un camino difícil, largo y seguramente duro, pero merecerá la pena recorrerlo siendo, todos, protagonistas de nuestro destino", remachó. 

[Todos los textos, en PDF: la intervención de Pedro Sánchez, la propuesta de reforma constitucional y la resolución del Consejo Político Federal]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Highlights: Real Madrid-Zalgiris Kaunas
La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]

ºC

ºC