el gobierno ofrece datos por primera vez

El SEPBLAC ha investigado 209 sociedades de los papeles de Panamá

En una respuesta parlamentaria a una pregunta de Ciudadanos, el Ejecutivo da detalles sobre cómo está aprovechando la información de Mossack Fonseca

Foto:  Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

Lavado de dinero, financiación del terrorismo y procedencia dudosa de fondos. Son las pistas que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), dependiente del Ministerio de Economía, ha seguido para obtener informaciones sobre cientos de sociedades 'offshore' destapadas en los Papeles de Panamá. La unidad de inteligencia financiera que compone este organismo ha buceado durante el último año en la información del despacho de abogado Mossack Fonseca, bien por iniciativa propia o en colaboración con otras instituciones nacionales. Ahora, gracias a una pregunta parlamentaria presentada en diciembre por Francisco de La Torre, de Ciudadanos, conocemos por primera vez los detalles de su trabajo.

[Galería: De Corinna a Bertín Osborne, todos los implicados]

A petición de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria, el SEPBLAC ha realizado informes sobre 209 sociedades que se encuentran en la base de datos de bufete panameño Mossack Fonseca, uno de los mayores creadores de compañías 'offshore' a nivel mundial. La ONIF es la encargada de analizar datos e informaciones y elaborar los informes que se entregarán a las fiscalías, las cuales serán las encargadas de decidir si existen evidencias o no de delito.

Tres de cada cuatro compañías analizadas en el marco de la investigación periodística se crearon en Islas Vírgenes Británicas

El servicio de prevención de blanqueo dependiente en última instancia del Ministerio de Economía también ha realizado 14 informes sobre blanqueo de capitales y financiación del terrorismo relacionados con personas físicas o sociedades relacionadas con el despacho. Como ha demostrado la investigación internacional liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y llevada a cabo en España por El Confidencial y La Sexta, las estructuras opacas han sido utilizadas también por jefes de Estado, magnates y narcotraficantes. Estos informes, según detalla la respuesta parlamentaria, han sido distribuidos a los “organismos competentes” para que sigan las actuaciones de cada caso.

La información ha servido también a la Audiencia Nacional. La fiscalía de la institución ha puesto el foco sobre abogados, bancos y otros intermediarios que ayudaron a crear las sociedades opacas. Y en el marco de esta investigación, el SEPBLAC ha realizado un informe de inteligencia financiera, según se hace público el la respuesta parlamentaria.

Como adelantó este diario, la Agencia Tributaria ha utilizado la información de la base de datos pública de los Papeles de Panamá para abrir o ampliar inspecciones a decenas de contribuyentes. Además, Hacienda ha enviado requerimientos de información a varios países en los que se habían creado sociedades ‘offshore’ a través de Mossack Fonseca. Cabe recordar que tres de cada cuatro compañías analizadas en el marco de la investigación periodística se crearon en Islas Vírgenes Británicas, a pesar de que el centro del despacho estuviera en Panamá.

Los riesgos de Panamá

El Gobierno español no se ha detenido en dar detalles en las actuaciones concretas de la Agencia Tributaria. Pero sí contesta a algo que no se cuestionaba de forma directa en las preguntas registradas en el Congreso, es decir la posición de Panamá como territorio de riesgo para delitos fiscales o de blanqueo. España no considera como paraíso fiscal al país centroamericano desde 2011.

En este contexto, el SEPBLAC asegura que entre 2013 y 2016 analizó 128 casos en los que Panamá era considerado un “territorio relevante”: “En 106 casos fue el país de origen de los fondos, en 65 el país de destino y en 79 se trata de la nacionalidad de los intervinientes”, detalla la respuesta parlamentaria. Según la última memoria pública de la institución, relativa a 2013, Panamá era el octavo país en el que más actividad sospechosa habían detectado sus investigadores.

Primeros (y escasos) detalles de España

Es la primera ocasión en la que el Gobierno español da detalles específicos sobre cómo sus instituciones están aprovechando la mayor base de datos gratuita y pública de sociedades 'offshore'. El ICIJ y los medios asociados decidieron colgarla en una página web dedicada el pasado 3 de mayo, un mes después de las primeras revelaciones sobre el hasta entonces poco conocido despacho panameño.

A nivel global, gracias a la publicación de esta información hay investigaciones fiscales, policiales o judiciales abiertas en al menos 79 países. La Oficina de Policía Europea, Europol, informó de que 1.722 sociedades 'offshore' en la base de datos de los Papeles de Panamá coinciden con sociedades denunciadas por los estados miembros de la UE en casos de lavado de dinero. Los gobiernos de países como Reino Unido, Francia, Dinamarca, Canadá o Australia han dado cuenta de forma pública de que están investigando.

Gracias a la pregunta parlamentaria, registrada el pasado 29 de diciembre y contestada este 16 de marzo, España se suma a esta lista, pero el Ejecutivo olvida contestar a algunas de las cuestiones planteadas. No da información, por ejemplo, sobre cómo se realiza el intercambio de información tributaria con jurisdicciones como Bahamas, Jersey o la misma Panamá o sobre el número concreto de inspecciones tributarias abiertas o ampliadas gracias a los datos de Mossack Fonseca. Mientras que Economía sí se ha pronunciado, parece que el departamento de Cristóbal Montoro ha preferido guardar silencio.

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios