consulta todos los deudores

La lista de morosos de Hacienda: 4.549 contribuyentes deben 15.400 millones

A la cabeza, las inmobiliarias Reyal Urbis (363 millones), Martinsa Fadesa (65,3 millones), Nozar (198 millones) o Aifos (98,6 millones), entre otras empresas

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

La tercera lista de morosos continúa siendo la mejor radiografía de la crisis económica, y, como consecuencia de ello, la dimensión de los impagos Hacienda. En total, 15.400 millones que afectan a 4.549 contribuyentes con deudas superiores a un millón de euros.

Las inmobiliarias y las constructoras, las concesionarias de autopistas, más algunos nombres muy conocidos como el exbanquero Mario Conde (9,3 millones) son morosos tributarios al deber más de un millón de euros. O el dueño de Desguaces La Torre, Luis Miguel Rodríguez (15,5 millones).

A la cabeza, las inmobiliarias Reyal Urbis (363 millones), Martinsa Fadesa (65,3 millones) y Nozar (198 millones). También, la inmobiliaria malagueña Aifos (98,6 millones), dándose el caso que la esposa del dueño, Teresa Maldonado Taillefer, debe 10,5 millones. Su marido debe, igualmente, a título individual, otros 10,5 millones. Suelos Industriales La Hita, por su parte, adeuda 64,1 millones, mientras que la inmobiliaria Prasa debe 98,7 millones.

También aparece en la lista la sociedad de Anca Corporate, del empresario hotelero Antonio Catalán, que adeuda a Hacienda 70,8 millones de euros. Igualmente, vuelven a aparecer en la lista Arenal 2001 (66,4 millones) y Arenal 2000 (49 millones), del polémico constructor cordobés Rafael Gómez, alias Sandokan.

Entre los grandes nombres que destacan en la lista aparece el del empresario Arturo Fernández, con su trama de sociedades dedicada a la alimentación y la restauración que suman una deuda con Hacienda de 19,4 millones. El Grupo Cantoblanco Alimentación tenía una deuda al cierre de 2016 de 7,5 millones; Grupo Cantoblanco Colectividades debía 6,5 millones de euros; Arturo Grupo Cantoblanco, 3,3 millones y Arturo Servicios Generales adeudaba 2 millones de euros.

Antonio Navalón es otro de los nombres propios que destaca en la lista y que en las últimas semanas ha sido protagonista por su crítica a los millennials. El periodista y empresario adeuda 2,1 millones al erario público. También figura en el listado de morosos la petrolera Star Petroleum, con una deuda de 1,1 millones. Esta compañía también está vinculada a Navalón, ya que estuvo en su consejo de administración junto con Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa.

Otro de los nombres propios que destaca en la lista es el de Luis Pascual Estevill. El exjuez adeuda al Fisco 3,7 millones de euros, después de abonar a lo largo de 2016 un total de 1,7 millones de euros a Hacienda. También figura V & L Costura Diseño y Moda, empresa tras la cual se encuentra la firma Victorio&Lucchino, arrastra una deuda de 2,8 millones.

Con una deuda de 10 millones de euros aparece la sociedad Transáfrica SA, una histórica de las crónicas negras de la historia empresarial española, cuyos lazos van desde Pescafina hasta la trama de presuntas facturas falsas que llevó al colapso de Pescanova.

El agujero del ladrillo

También se encuentra Urbespain, sociedad que adeuda de 25,2 millones de euros a las arcas públicas, y que aparece en los datos registrales de Informa como participada de la Mutualidad de Empleados del Banco de España, con la cual, además, comparte domicilio social. Al igual que Viviendas Baluarte, promotora de alto nivel que creó la familia Zapata en 2003 como una escisión de Nuevo Mundo, arrastra una deuda de 13 millones de euros En el listado también figura una de las 'ruinas' más populares del imperio de la familia Ruíz-Mateos: Clesa. El fabricante de yogures, actualmente en fase de liquidación, aumentó su deuda con Hacienda en 2016 en 2,5 millones de euros, hasta los 9,2 millones. Y una empresa que fue de su propiedad antes de la expropiación, Viajes Marsans, debe 23,7 millones. Esta empresa, como se sabe, fue adquirida por el expresidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

En la lista aparecen los hermanos Alberto y José Camp Puigdemont, familia que protagonizó una de las grandes operaciones corporativas de Cataluña en los 80. Fue en el año 1989 cuando vendieron Jabones Camp a la multinacional alemana Benckiser, empresa que fabrica Calgon y Woolite. La operación se cerró por un montante de 32.000 millones de pesetas (192 millones de euros) y la familia no tuvo que tributar a Hacienda porque la operación se hizo como venta de derechos de suscripción, que en ese momento no pagaban al Fisco. Los dos hermanos deben al Fisco 5,1 millones de euros, de los cuales 1,2 millones corresponden a Alberto y 4,9 millones a José.

En la lista aparece el Grupo Pantersa con unas deudas de 36,7 millones; Grupos Gasoli (31,7 millones); Febex Promo Inmobiliaria (37,7 millones); Banreal Holding (98 millones); Obras Nuevas de Edificación 2000 (86 millones); la constructora e inmobiliaria Noriega (37,1 millones); Oceanus Maritime Limited (227,7 millones); Branzagra Habitat 24,8 millones; Organización Impulsora de Discapacitados (86,1 millones) o Petronova Oil (82,8 millones) o Promaga (71,9 millones.

En la lista aparece, igualmente, la antigua Astroc, una inmobiliaria, con 24,2 millones (ahora llamada Vallcab) o una empresa italiana de nombre Vittone 1842, dedicada a la importación de bebidas alcohólicas), que adeuda 134 millones. También están Comercializadora Mediterránea de Viviendas (45 millones); Core Investments (32 millones); Desarrollos Empresariales Nápoles (32 millones). Vivienda y Bienestar, por su parte, debe 36 millones de euros.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios