iii foro el confidencial-pimco

La reforma territorial y retener el talento, grandes retos de España en 2017

Aunque la situación de España es envidiable tras el fin de la crisis, queda mucho por hacer. La reforma de la Administración y crear oportunidades para los jóvenes, los mayores retos

España se encuentra en una situación envidiable con un crecimiento cercano al de un país emergente y con una fuerte reducción del paro. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer, tanto por parte del Gobierno como de los agentes económicos. Entre los principales desafíos de nuestro país, los participantes de primera fila del III Foro El Confidencial-Pimco, celebrado el jueves en Madrid, destacan la reforma de la Administración pública, en especial el "caos territorial", para dinamizar las iniciativas empresariales, y la reducción del déficit público. Los ponentes estuvieron también de acuerdo en que es vital mantener la reforma laboral dado su gran éxito, pero señalan que España debe crear oportunidades para que el talento no tenga que emigrar a otros países.

La apertura de honor del Foro corrió a cargo de Íñigo Méndez de Vigo, ministro portavoz del Gobierno, quien repasó las reformas llevadas a cabo en los últimos cinco años para sacar a España de la crisis y aseguró que el nivel de riqueza (el PIB) alcanzará este año los niveles anteriores a la recesión. Pero consideró imprescindible para ello que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, por lo que "no entendería un rechazo frontal sin argumentos de fondo", en referencia al PSOE. Asimismo, aseguró que este Gobierno está a favor de la bajada de impuestos, como demostró al final de la pasada legislatura.

La reforma territorial y retener el talento, grandes retos de España en 2017

Pero el resto de intervinientes no se mostró demasiado comprensivo con estas palabras y varios pidieron un mayor esfuerzo de reducción del déficit que permita rebajas de impuestos. "No está aceptado realmente que hay que reducir el déficit y la deuda y la complejidad de la Administración", afirmó Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture. Y añadió: "Nos conviene tener una Administración ágil porque somos el país donde es más difícil emprender, la Justicia es lenta, etc. Lo que hay que hacer es reducir el endeudamiento, el gasto público y los impuestos, y una palanca debe ser la reforma de la Administración".

Imprescindible reformar las estructura territorial

Esa reforma debe abordar también la forma en que se toman las decisiones de inversión de dinero público, que muchas veces son "de puro y copa de coñac", según Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. A su juicio, en muchas ocasiones la corrupción ha provocado el despilfarro de dinero en inversiones que no sirven para nada. Pero, sobre todo, hay que reformar el modelo territorial: "Hay que arreglar la administración territorial del Estado. Hacer una Ley de Unidad de Mercado con el caos territorial actual no sirve de nada; es una pieza más del caos. Hay que abordar ya la reforma constitucional, es imperativa".

Moreno apoyó esta visión porque los tres niveles de Administración generan una complejidad enorme y una acumulación de leyes porque el Estado se construye acumulativamente. Jaime Echegoyen, presidente de Sareb, coincidió en que "el mundo público tiene mucho que mejorar en integración: es difícil invertir en España, conseguir una licencia de obra es muy complicado, hay un maremágnum de complejidad". No obstante, también advirtió de que "si nos enredamos en tratar de arreglar viejos imposibles, desaprovecharemos el buen momento económico, porque nadie tiene interés en solucionar el problema".

La reforma territorial y retener el talento, grandes retos de España en 2017

Dentro del debate sobre la estructura territorial, surgió la cuestión catalana. Méndez de Vigo advirtió a los independentistas de que "los que pretenden amputar partes del Estado están condenados interna e internacionalmente al fracaso". Sin embargo, la sensación entre los empresarios es que el "suflé independentista" se ha desinflado. "Nadie pregunta ya por la banca ni por Cataluña cuando se plantea invertir en España", según Moreno. Echegoyen considera que "los mercados nos han dado un voto de confianza y piensan que vamos a ser capaces de resolverlo", si bien Garralda advirtió de que "no vale la patada adelante, hay que solucionarlo".

España no se puede permitir la salida de talento

Otro de los grandes desafíos de España en el que coincidieron los participantes en el Foro es la creación de oportunidades para que el talento no se vaya del país. El Nobel de Economía Michael Spence se lamentó de que "la mayoría de la gente joven con talento se va fuera, es necesario que tengan oportunidades en su país si no quieres que se vayan. La agenda reformista debe centrarse en estas personas". Moreno añadió que es una paradoja que nuestro país "envejezca a una velocidad impresionante y al mismo tiempo los 'millennials' tienen dificultades para encontrar trabajo".

La reforma territorial y retener el talento, grandes retos de España en 2017

Spence también alabó la reforma laboral de 2012: "Fue difícil sacar adelante la reforma del mercado laboral, pero tuvo un efecto inmediato en la economía y en los inversores". En este sentido, Garralda mostró su preocupación porque el PSOE diga que quiere derogar esta norma. "Espero que el PP nunca entregue ese trofeo al PSOE. Su efecto ha sido tan fulgurante que es muy difícil deshacer una ley que ha sido tan beneficiosa para la creación de empleo", afirmó.

"La banca debe ganar dinero"

La intervención de clausura del III Foro El Confidencial-Pimco corrió a cargo de José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, quien se mostró muy preocupado por el problema de reputación que tiene la banca. A su juicio, esa culpabilización es injusta, porque hay más responsables y porque pagan justos por pecadores. Pero admitió que el sector debe trabajar para explicar a la sociedad por qué los bancos son útiles, ya que "un negocio solo es sostenible a largo plazo si la sociedad percibe que es útil". Más aún, cree que "es imprescindible transmitir que la banca tiene que ganar dinero, porque si no es rentable, no podrá financiar la economía y eso será malo para el bienestar de los individuos".

La reforma territorial y retener el talento, grandes retos de España en 2017

Goirigolzarri también entró en la polémica actual sobre la devolución de las cláusulas suelo. Lo hizo para advertir de que la reforma de la Ley Hipotecaria anunciada por Luis de Guindos a raíz de las cláusulas suelo no puede ir en contra de la inmensa mayoría de los clientes, que se benefician de las hipotecas más baratas de Europa, para proteger al 2% que ha tenido problemas: "Es verdad que ha habido gente que ha tenido problemas, desahucios, etc. Pero solo afectan al 1%-2% de los hipotecados, y hay que preservar un mercado que ha funcionado extraordinariamente para el 98% restante", concluyó.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios