Los Presupuestos de esta semana muestran una clara mejora económica

Junqueras y la CUP se quedan sin excusas para justificar su subida de impuestos

Solo con los 200 millones de más que supone el techo de déficit que ha permitido incrementar Cristóbal Montoro ya se supera lo que se ingresará por los nuevos impuestos

Foto: Los líderes de ERC, Oriol Junqueras y de la CUP, Anna Gabriel. (EFE)
Los líderes de ERC, Oriol Junqueras y de la CUP, Anna Gabriel. (EFE)

La marcha de las economías catalana y española y los propios Presupuestos de la Generalitat para el 2017 están dejando sin excusas al vicepresidente económico, Oriol Junqueras, y a sus socios de las CUP para justificar su subida de impuestos. Los ingresos de la Generalitat crecen un 7,8% respecto a lo presupuestado en 2015 y un 18,4% en comparación con lo liquidado en ese año. Cataluña va bien, pero no se cuenta, o se dice con la boca pequeña, no vaya a ser que peligre el acuerdo con la izquierda radical, la cual plantea un “o subida de impuestos o subida de impuestos” para dar su apoyo a las cuentas públicas.

El último mazazo para desmontar esta argumentación lo dio esta semana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera el propio ministro de Economía, Cristóbal Montoro, que al otorgar un décima más de techo de déficit a todas las CCAA, a Cataluña también, le permite gastar 200 millones más, una cifra superior a todo lo que recaudarán los nuevos impuestos pactados con la CUP… en 2018, cuando estén a pleno rendimiento, y que la propia 'conselleria' cifró en 182 millones.

Sin embargo, en Cataluña el discurso dominante y el que también emana de la Conselleria de Economía es el contrario: nos agravian porque no nos dan un techo de déficit del 1,6% o porque Montoro quiere aplicar una tasa sobre las bebidas azucaradas, calcada a la de Cataluña, por la que se obtendrían 41 millones, según consta en los Presupuestos.

Evolución de los ingresos.
Evolución de los ingresos.

La opinión pública catalana se encuentra atrapada en una lógica diabólica y poco justificada: “Si no apoyas los presupuestos estás saboteando la independencia”. A lo que la CUP replica: “Solo apoyo los presupuestos si aumenta la presión fiscal”. Lo cual acaba en que los Presupuestos conllevan sí o sí una mayor presión fiscal, aunque en 2016 el PIB en Cataluña vaya a cerrar con una subida del 3,4% y para 2017 se prevé que acaben incrementándose otro 2,7%. Junqueras sigue preparando unos presupuestos de gran rigor económico, ya lo eran los que le tumbó la CUP este año, pero esta vez se le ven demasiado las costuras a sus hipotecas políticas. En coherencia lo que tocaría es bajar los impuestos para apuntalar la recuperación. Pero los catalanes ya pueden olvidarse.

La recuperación económica es tan buena para la Generalitat que el predecesor de Junqueras, Andreu Mas-Colell, hubiese matado por una coyuntura igual

Los ingresos cedidos por el Gobierno central, según los presupuestos supondrán 17.974 millones, un 17% más respecto a lo liquidado en 2015. Más allá de las balanzas fiscales, el argumento de “España nos roba”, que hace años que Junqueras evita, cada vez se aguanta menos. Y se entra en la complejidad de un sistema de financiación, cuya paternidad en buena parte es del 'exconseller' de Economía Antoni Castells (PSC), que prevé un muy buen ritmo de ingresos cuando la economía va bien pero que carecía de mecanismos correctores para cuando iba mal. Pero es que los impuestos propios llegarán a los 3.575 millones, un 15,6% superiores a los de 2015. Hasta el de actos jurídicos y documentados –1.755 millones– se ha recuperado con la buena marcha de la economía, y subirá un 19%.

El buen tono de las cuentas de la Generalitat también se muestra en los pagos a proveedores. En 2015 se tardaba más de 60 días en cobrar de la Generalitat. En cambio, en septiembre de este año la media era solo de 28 días. El 'exconseller' de Economía y predecesor de Junqueras, Andreu Mas-Colell, habría matado por un escenario económico como este.

Pago a proveedores.
Pago a proveedores.


‘La CUP rules’

Cataluña va bien, pero no se cuenta. En los propios Presupuestos ha tenido más protagonismo mediático la Ley de Acompañamiento, donde se incluían todas las medidas de cambio fiscal con los nuevos impuestos o los incrementos de tributos ya existentes; que la cuentas mismas.

Junqueras sabe que sin el apoyo de la CUP unos Presupuestos que incluyen una partida secreta, y otra no tanto, para celebrar un referéndum unilateral de independencia están muertos. Haga lo que haga el Tribunal Constitucional, que ya estudia su impugnación, los antisistema tienen la llave. Y para la CUP, la subida de impuestos se queda corta.

Binomio independencia-crisis

Desde que el independentismo se convirtió en un movimiento de masas en 2012. Ese año el PIB de Cataluña bajó un 1,3%. Ese 11 de septiembre salieron a la calle 1,5 millones de manifestantes a pedir la independencia. El pasado septiembre y con la economía creciendo más de un 3%, la asistencia a la Diada se situó en cerca de 800.000 personas.

La crisis no ha sido la principal gasolina del proceso independentista. Pero ha ayudado a plantearse una ruptura a muchas personas que no veían otra salida, también en lo económico. Junqueras y ERC, con unas elecciones autonómicas anticipadas a las puertas el próximo 2017, saben que se juegan mucho. Y, por tanto, con miedo a perder el terreno perdido, se está entrando en la recuperación económica de puntillas y con la luz apagada. Igual que lo han hecho sus Presupuestos.

Evolución del PIB.
Evolución del PIB.

 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios