avance del pib del primer trimestre

Todos los indicadores de confianza se ponen en rojo ante la incertidumbre política

Las incertidumbres políticas y los vaivenes bursátiles han acabado por poner en rojo los indicadores de confianza. Estos movimientos se irán trasladando a la economía real
Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La evolución es evidente. Y pone de relieve el progresivo deterioro de la confianza de los agentes económicos en el futuro más inmediato. Todos y cada uno de los indicadores adelantados correspondientes al mes de febrero están en rojo.

En concreto, el indicador de confianza industrial cae un 2,7%; el indicador de confianza del consumidor, un 1,4%; el indicador de confianza en el comercio al por menor, 2,5 puntos respecto del mes anterior, o la cartera de pedidos en la industria, un 6,3%. En todos los casos, respecto a hace un año. También el índice IESE de incertidumbre económica refleja un aumento de 34 puntos en febrero, situándose en 116 puntos. Se trata del nivel más elevado desde el pasado mes de septiembre. De la misma manera, el indicador de confianza del consumidor que elabora el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) registra la peor valoración de expectativas desde 2014 después de haber perdido un 11% en los dos primeros meses del año.

 

Los indicadores adelantados son relevantes en economía debido a que anticipan decisiones futuras de inversión. Tanto de los hogares como de las empresas, que pueden retrasar o avanzar sus decisiones de inversión en función de sus propias expectativas. Son, por decirlo de forma sencilla, indicadores cualitativos que anticipan lo que sucederá en la economía real, y, por lo tanto, están sujetos a numerosas incertidumbres, ya sea financieras, políticas o relacionadas con la coyuntura pura y dura.

Otra dato refleja el deterioro. El índice de actividad que elabora Fedea se situó en febrero en el nivel cero. Como recuerda la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, supone un descenso de dos décimas respecto del mes anterior. Este índice refleja la evolución del índice de producción industrial, el número de afiliados a la Seguridad Social, las matriculaciones de turismos, el consumo de energía eléctrica, el valor del PIB definitivo del cuarto trimestre de 2015 y, finalmente, el indicador de sentimiento económico del mes de febrero.

El empleo, por el contrario, es un indicador retrasado, lo que supone que primero se forman las expectativas y, posteriormente, se traducen en mayor o menor ocupación. Pero aun así, la afiliación a la Seguridad Social se ha desacelerado en febrero hasta el 3%, dos décimas inferior al mes de enero y medio punto por debajo de los registros alcanzados a mediados del año pasado, cuando el PIB (en tasa trimestral anualizada) avanzaba en el entorno del 4%.

Eso sugiere que la economía estaría ya creciendo en términos anuales alrededor de un 3%, por debajo del 3,5% alcanzado en el cuarto trimestre de 2015. Un reciente informe de BNP Paribas sobre España estima, en concreto, que el PIB avanzará en el primer trimestre del año un 0,6% en términos trimestrales, dos décimas por debajo del semestre anterior. Y lejos ya del 1% que llegó a crecer en el primer semestre del año pasado.

Vaivenes bursátiles

La incertidumbre política derivada de las dificultades para formar Gobierno explica, en parte, la evolución de los indicadores adelantados, pero también los vaivenes bursátiles, que han sido especialmente intensos en el arranque del año. Además del ensanchamiento de la prima de riesgo, que encarece la financiación de las empresas. Y hay que tener en cuenta que el brusco descenso de los gastos financieros es una de las principales causas (junto a la reducción de los costes laborales) que están detrás de la mejora de los beneficios empresariales.

La inercia de la economía, en todo caso, es importante. Algo que explica, pese a todo, que la economía, según el consenso de los institutos de coyuntura, vaya a crecer este año en el entorno del 2,6-2,7%. Básicamente, por el empuje del empleo y por los efectos positivos de la caída de los precios del petróleo o la reducción de los tipos de interés. En ambos casos, muy por debajo de los niveles del año pasado en media anual. Sin embargo, estos estímulos tenderán a reducirse a medida que pasen los trimestres en ausencia de nuevos 'shocks' de oferta.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Sir Geoff Hurst, third goal, World cup Final 1966. They think it's all over...
Hurst: "The ball was at least one metre over the line"
Senator Tim Kaine delivers immigration reform speech in Spanish (C-SPAN)

ºC

ºC