informe interno de EMPLEO

España envejece de forma imparable: el 42% de los ocupados tiene ya más de 45 años

La economía crea empleo. Pero el perfil de los ocupados está cambiando de forma radical. El 42% de los trabajadores tiene ya 45 o más años. Ese segmento es, precisamente, el que crea más empleo
Foto: La ministra de Empleo, Fátima Báñez. (EFE)
La ministra de Empleo, Fátima Báñez. (EFE)

Los datos son ilustrativos. Y ponen de relieve el proceso de envejecimiento de la población española. Y más en concreto, de la población ocupada. Hasta el extremo de que ya el 41,8% de quienes tienen empleo cuenta con edades comprendidas entre 45 y 65 años.

Las cifras se refieren al último trimestre de 2015, pero si se comparan con las estimadas por la EPA para el tercer trimestre de 2007 -que marca el máximo histórico de ocupación-, ese porcentaje representa un incremento de 10 puntos. Al comenzar la crisis, apenas el 31,3% de los ocupados podía considerarse mayor.

Los datos proceden de la Encuesta de Población Activa. Y ponen de relieve la enorme transformación que está sufriendo el mercado laboral. Tanto por razones demográficas como por el escaso empleo juvenil, con una tasa de paro del 46,2% entre quienes tienen más de 16 años y menos de 24.

Hoy, 7,57 millones de trabajadores cuentan con más de 45 años, lo que convierte a este colectivo, con diferencia, en el más representativo. Entre otras cosas, porque en muchos casos se trata de ocupados que son la fuente principal de renta de los hogares. Y hay que tener en cuenta que los niveles salariales más altos (también la estabilidad en el empleo es mayor) se suelen dar en las cohortes de mayor edad. Por lo tanto, tiene un efecto determinante sobre las cuentas de la Seguridad Social.

Mientras que la ganancia media de los mayores de 45 años, según Estadística, se sitúa en 25.140 euros, los menores de 35 años tienen unos ingresos salariales medios de 17.519. De ahí su importancia a la hora de la financiación del sistema público de protección social. Y lo que dicen los datos es que la afiliación entre los mayores de 55 años creció el año pasado un 6,2%, casi el doble que en el conjunto de los cotizantes.

Este segmento, de hecho, sufre en menor medida el desempleo: un 18,1% (casi tres puntos menos que en el conjunto de la ocupación). Ahora bien, durante toda la crisis ha sido el más castigado por el paro.

Mientras que el desempleo se ha multiplicado por 2,6 veces entre 2007 y 2015 (del 8,01% al 20,9%), en el caso de los mayores de 45 años se ha triplicado, aunque con una clara tendencia positiva en los últimos trimestres. Algo que explica que la tasa de inactividad (respecto del total) haya bajado hasta el 22,1%, frente al 25% de 2007. Aun así, 3,4 millones de mayores de 45 años son considerados inactivos por las estadísticas oficiales. Es decir, ni trabajan ni buscan empleo, lo que significa que son ajenos al mundo laboral.

Informe de Empleo

En los últimos trimestres, sin embargo, se está produciendo un fenómeno nuevo. Un informe interno del Ministerio de Empleo revela que el número de contratos indefinidos firmados por mayores de 45 años registró en el año 2015 la cifra más alta de toda la serie histórica, que comienza en 2006, hasta situarse en 254.756. Este número prácticamente dobla al registrado en el año 2011 y supone un 12% más que en 2014.

Otra cifra refleja el cambio de tendencia en el empleo de los más mayores. Mientras el empleo total crece a un ritmo anual del 3,1% interanual (muy cerca de lo que avanza el PIB), el empleo ocupado de mayores de 45 años está aumentando un 5,4%. En este rango de edad, el empleo lleva ocho trimestres consecutivos creciendo, concluye el Ministerio de Fátima Báñez.

Un reciente estudio del Observatorio Laboral de Fedea revela, igualmente, lo escasamente homogéneo que está siendo la evolución del empleo entre los mayores de 45 años.

Castilla y León destaca por ser la región con mayor proporción de mayores ocupados. De hecho, casi la mitad de sus ocupados se encuentran en esta franja de edad. Y es que la incidencia relativa de mayores de 45 entre los ocupados ha seguido creciendo incluso en el último año, “lo cual es un reflejo por una parte de la dificultad de los más jóvenes para incorporarse activamente al mercado laboral, y por otra de la escasez demográfica de jóvenes que el rápido proceso de envejecimiento de la población está provocando”, sostiene el análisis de Fedea.

A sus economistas les sorprende que del medio millón de nuevos empleos creados en 2015, más de 400.000 corresponden a personas mayores de 44 años, 70.000 a personas en edades comprendidas entre 25 y 44 años y solo 42.000 nuevos empleos han sido para jóvenes menores de 25 años. Es decir, se acelera el envejecimiento de la población ocupada.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

karina Horteralia Matalascañas
Rebeca - Duro De Pelar (Official new Video)
Georgie Dann - La Barbacoa

ºC

ºC