ENCUESTA GLOBAL SOBRE LA CORRUPCIÓN EMPRESARIAL

El 70% de los directivos considera “habitual” el soborno y la corrupción en España

La corrupción y el soborno son habituales en España. Eso es lo que estiman siete de cada diez directivos según una encuesta realizada por EY. La manipulación de balances es también frecuente
Foto: Agentes de la Guardia Civil registran las dependencias del Ayuntamiento madrileño de Collado Villalba. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil registran las dependencias del Ayuntamiento madrileño de Collado Villalba. (EFE)

Los datos son estremecedores. Y ponen de manifiesto cuál es la percepción que tienen los directivos españoles -con mayor presencia de la gran empresa- sobre el nivel de fraude que existe en España. Nada menos que siete de cada diez (el 69%) consideran que el soborno y la corrupción son el modus operandi “habitual” en los negocios. Y lo que no es menos relevante. Este porcentaje  duplica el nivel registrado en los países de Europa occidental.

No es menos significativo que un 46% de los directivos justifica pagar con regalos personales, de ocio, así como pagos en efectivo que ayuden a la supervivencia y continuidad del negocio. Incluso, un 56% de los directivos estima que es habitual la manipulación de los estados financieros de las empresas. O lo que es lo mismo: el burdo maquillaje de las cuentas de resultados.

Las respuestas de los directivos forman parte de una encuesta que se ha hecho a nivel global (Europa, Oriente Medio, India y África) realizada por la consultora EY, y que ha sido presentada este jueves en Madrid. La conclusión del informe, según Ricardo Noreña, socio de Forensic de EY, es que entre los directivos españoles “la percepción de que existe impunidad es grande”.

El 70% de los directivos considera “habitual” el soborno y la corrupción en España

De hecho, España nunca ha condenado a ninguno de sus empresarios por el pago de sobornos en el extranjero, algo que ha sido objeto de censura por parte de organismos como el Gafi, encargado de la lucha contra la corrupción en los países de la OCDE. No ocurre lo mismo en naciones como Alemania o EEUU, sostiene EY, donde se persigue a la matriz hasta sus últimas consecuencias cuando se detecta algún caso de soborno en el extranjero. En España, por el contrario, aseguran los redactores del estudio, “sale barata” la corrupción. Entre otras cosas, porque no se suele devolver lo defraudado.

La encuesta, según EY (la antigua Ernst & Young), se realizó en los momentos álgidos en que se destaparon casos de corrupción, y eso ha podido sesgar sus resultados. En todo caso, lo relevante es que de los 38 países analizados España ocupa el puesto número 13. Por delante, se encuentran países como Croacia, Kenia, Eslovenia, Serbia o Portugal. Los países menos corruptos son Dinamarca, Suecia, Finlandia o Suiza. Es decir, las democracias más avanzadas. España se sitúa por delante en corrupción de países como Italia, Egipto, Turquía o Rusia a la luz de lo que declaran los directivos a la hora de evaluar los casos de fraude.

Maquillaje de balances

A destacar la aparente ‘normalidad’ con que se asimila la manipulación de balances. Según la encuesta, es habitual dar por buenos “errores” justificables si estos ayudan a la supervivencia del negocio, como aplicar nuevos “descuentos retroactivos” con los proveedores, que aprueba el 36%, o retrasar el pago de facturas, que defiende el 14%. De hecho, un 15% de los encuestados en nuestro país comenta que estas prácticas han tenido lugar en los últimos meses en sus empresas.

El informe de EY también pone de manifiesto cómo la actividad regulatoria y los estándares éticos siguen evolucionando en el entorno de los negocios. Y son los propios profesionales los que sacan los colores a la gestión de sus propias empresas. Un 39% se muestra en contra de que la cúpula en España no saque a la luz prácticas “poco éticas” dentro de sus compañías, si bien un 26% está convencido de que los estándares en esta materia han mejorado en los últimos dos años. La lucha contra la corrupción es más intensa en momentos de crisis económica.

Asimismo, el cerco que las instituciones en general y en España en particular están ejerciendo con el incremento regulatorio está teniendo un reflejo positivo. Un 21% piensa que éste ha impactado ya de manera favorable en los resultados de su compañía. Además, según el 42% el incremento de regulación en sus sectores en esta materia considera que es un incentivo para crecer y tener éxito en los negocios.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Eat That Question - Frank Zappa in His Own Words / TEASER (old version)
Oleg Popov
Y la máquina venció al hombre

ºC

ºC