La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA CAÍDA DEL 'CAPO' DE LA POLÍTICA ASTURIANA

El ‘caso Fernández Villa’ destapa años de corrupción a costa de los fondos mineros

¿De dónde salieron los 1,4 millones de euros que José Ángel Fernández Villa afloró tras la amnistía fiscal? Esta es la pregunta más repetida en Asturias
Foto: Fotografía de archivo de José Ángel Fernández Villa (centro) y Antonio González Hevia (d) en el pozo Barredo. (EFE)
Fotografía de archivo de José Ángel Fernández Villa (centro) y Antonio González Hevia (d) en el pozo Barredo. (EFE)

¿De dónde salieron los 1,4 millones de euros que José Ángel Fernández Villa afloró tras la amnistía fiscal? Esta es la pregunta más repetida en Asturias desde que este miércoles salieran a la luz las diligencias abiertas hace medio año por la Fiscalía Anticorrupción contra el antiguo dirigente del SOMA-UGT, y que investiga la fiscal Carmen García Cerdá.

Y la respuesta que dan al unísono quienes conocen bien al veterano dirigente de UGT en Asturias –mucho más que un líder minero: el auténtico hombre fuerte del socialismo asturiano durante más de un cuarto de siglo– no ofrece lugar a dudas: de los Fondos Mineros.

Un viejo rival suyo en el sindicato y en el partido socialista, Antón Saavedra, lo describe de forma gráfica: "Lo de Villa es peccata minuta. En Asturias se ha robado durante años mediante mordidas de los fondos mineros, y la pena es que cuando comienza a salir la mierda ya no hay minería”. Como sostiene el periodista Xuan Cándano, martillo de corruptos en el Principado, nada se movía sin Villa: “Fue un caudillo en Asturias que quitaba y ponía presidentes del Principado, alcaldes, concejales y presidentes de la Caja de Ahorros. También directores de medios de comunicación, por supuesto los públicos, lo que explica el silencio de todos estos años sobre las actividades que le llevaron al enriquecimiento”.

Las sospechas de Saavedra, ya jubilado, y de Cándano, no parecen fruto de su imaginación. El informe definitivo de la Sindicatura de Cuentas de Asturias sobre las ayudas a la minería del carbón ofrece un párrafo esclarecedor. “La gestión actual de las ayudas recibidas por los fondos mineros es poco eficiente (…) pues al no llevar una contabilidad de gastos con financiación afectada impide conocer de manera exacta y precisa la situación de las ayudas recibidas”. La Sindicatura de Cuentas pone un ejemplo.

Sin noticia de los gastos

En una de las partidas, por valor de 248,3 millones de euros, nada menos que 125,4 millones de euros se encuentran pendiente de ingreso “sin que haya existido certificación alguna de gastos incurridos”. Es decir, sin documentación que acredite el gasto. Con razón, Saavedra dice que lo de Fernández Villa es peccata minuta, teniendo en cuenta que los fondos mineros absorbieron en el periodo 1998-2005: 1.604 millones de euros, y otros 2.880 millones entre 2006 y 2012. En total, 4.484 millones en tres lustros.

Saavedra y la Sindicatura de Cuentas no son los únicos que cuestionan cómo se han gestionado los fondos mineros. La revista asturiana Atlántica XXII ha venido investigando desde hace tiempo los casos de corrupción. Y sus sospechas son algo más que fundadas.

Los chalets de Juan Antonio Fernández y José Antonio Postigo en Mayorga. (Atlántica XXII)
Los chalets de Juan Antonio Fernández y José Antonio Postigo en Mayorga. (Atlántica XXII)

En uno de sus últimos números publicaba que el presidente del Montepío de la Minería, José Antonio Postigo, disfruta de un lujoso chalet en Valladolid aledaño y casi gemelo al de Juan Antonio Fernández, el constructor del macrogeriátrico de Felechosa, la obra de 31 millones de euros que impulsó la mutualidad de los mineros gestionada por los sindicatos. Postigo, prejubilado de la mina, también tiene una vivienda en la Costa del Sol y otras propiedades en Mieres. Y lo que políticamente no es menos relevante: se le considera un delfín de Fernández Villa, el ‘capo’ de la minería asturiana desde que Felipe González descabalgara a la anterior dirección de UGT, ya que se negaba a desmantelar la minería asturiana.

Antón Saavedra recuerda una reunión en Moncloa en la que el expresidente del Gobierno, junto a Carlos Solchaga, por entonces ministro de Industria, le ofreció liquidar la minería a cambio de una fructífera carrera política. Los pozos se fueron cerrando, pero hacía falta mucho dinero y ese llegó, precisamente, de la mano de otro asturiano ilustre, el por entonces vicepresidente y ‘general-secretario’ del Partido Popular Francisco Álvarez-Cascos.

Villa y Cascos siempre han hecho buenas migas, y eso puede explicar que el martes, cuando El País reveló la información, fuera el único dirigente que pusiera en duda la validez de la investigación de la Fiscalía Anticorrupción.  

El Montepío de Mineros

La obra del macrogeriátrico de Felechosa no es un proyecto más. Supuso una inversión de 31 millones de euros pagada con los fondos mineros, y significó el despegue de la empresa constructora, que en 2010 facturaba catorce millones de euros. Sin embargo, siempre según Atlántica XXII, la empresa del vecino del presidente del Montepío de Mineros, Alcedo de los Caballeros, tenía dos empleados fijos en 2008 y facturaba apenas dos millones de euros.

El macrogeriátrico de mineros, que ahora se ha abierto a otras profesiones ante la falta de peticiones, no es el único proyecto faraónico por el que se han colado los fondos mineros (financiados en buena medida por la Unión Europea).

José Ángel Fernández Villa. (EFE)
José Ángel Fernández Villa. (EFE)

Hay quien recuerda que en una ocasión alguien preguntó por los alumnos mientras visitaba la Universidad de Mieres, un mastodóntico complejo que supuso un coste de 133 millones de euros con cargo a los Fondos Mineros, con capacidad para 6.000 alumnos, pero que en su pico más alto ha rondado los 1.500. El gran ‘padrino’ de la operación fue, como no, José Ángel Fernández Villa.

La influencia de Villa en la política asturiana ha sido tal que un testigo directo recuerda como, en una ocasión en que el exlíder de los mineros estaba hospitalizado en el sanatorio Adaro tras sufrir daños después de que le cayeran varias cajas de sidra en la espalda, aquello se convirtió en una romería para elegir al candidato socialista a presidente asturiano. El elegido desde el lecho del dolor fue Antonio Trevín, ahora diputado del PSOE en el Congreso. Su antecesor, Juan Luis Rodríguez-Vigil, que tuvo que dimitir por el llamado ‘petromocho’, protagonizado por un falso intermediario francés que prometía una inversión saudí millonaria que nunca llegó, recuerda muy bien a Villa..

Hoy, Rodríguez-Vigil se ha distanciado del 'capataz' de los mineros, hasta el punto de que ha sido el único exdirigente socialista que ha dicho alto y claro que no le extrañaba lo que había pasado "conociendo al personaje y sus colaboradores".

El actual presidente del Principado, Javier Fernández, igualmente, es hijo político de Fernández Villa, que lo aupó a la secretaría general del PSOE asturiano en el año 2000. El propio Villa, en un hecho insólito teniendo en cuenta que dice haberse jubilado, continúa siendo miembro del consejo de administración de Hunosa –encuadrada en la SEPI–  en representación del Parlamento asturiano.

La sombra de la corrupción asturiana tuvo uno de sus hitos cuando varios directivos de la mítica mina La Camocha –donde se fundaron las primeras comisiones obreras– fueron juzgados por producir carbón virtual. O lo que es lo mismo, en lugar de extraerlo del subsuelo, compraron 98.686 toneladas en países de fuera de la UE para poder cobrar las subvenciones una vez que desembarcaban la mercancía en el puerto de Gijón. Entre los encausados, Víctor Zapico, exconsejero de Industria de Asturias, además de apoderado de La Camocha, y muy cercano a Fernández Villa. No parece casualidad, por lo tanto, que el expresidente asturiano Rodríguez-Vigil haya dicho en La Nueva España que "si miramos a sus colaboradores, veremos a algunos camino de La Camocha"

Y es que, los Fondos Mineros –con un indudable interés social y económico para una región en declive– dan para eso y mucho más.

El redactor recomienda

#79
Compartir

La mafia sindical no tiene límites, allí donde se han metido han arrasado con todo como un sunami, y lo malo de ellos es que han acaparado todos los asuntos labores, y económicos, y poloticos.

Ampliar comentario
#78
Compartir

Siempre lo mismo. ¿Donde han estado todos/as los que tenian que verificar, controlar, supervisar, lo que se hacia con el dinero publico?. Ademas de todos los que han trincado, tienen que dar cuentas y explicaciones los que tenian dicha responsabilidad y no la han cumplido. Ahí queda eso.

Ampliar comentario
#77
En respuesta a covadonga en asturias
Compartir

Me "cuesta" creerlo.

Ampliar comentario
#76
En respuesta a euro go home
Compartir

Lo veo difícil, este no habla de ninguna herencia de la abuela, regularizó la situación fiscal en 2012, y ahora dice que tiene alzheimer, vamos que no se acuerda de nada, pero sigue siendo miembro del consejo de administración de Hunosa, a pesar de estar jubilado, se le olvidaría dimitir, como no se acuerda de nada.

Ampliar comentario
#75
En respuesta a fpm2014
Compartir

Si se denunció, Anton Saavedra secretario general de la Federación Estatal de la Minería de UGT, publicó un libro, con todo lujo de detalles, denunciando todo lo que sabía, parece que nadie le hizo caso, fue destituido por la comisión de conflictos de la UGT donde mangoneaba un tal (A. Saracíbar), expulsado por la puerta falsa y ninguneado hasta en su puesto de trabajo. Cada palo que aguante su vela.

Ampliar comentario
#74
Compartir

y el juez no puede actuar?

Ampliar comentario
#73
En respuesta a chewis8
Compartir

Por eso, PP-P$o€ quieren blindar este corrupto estado autonómico, en connivencia con los partidos necionanistas vascos y catalanes, reformar la constitución de tal manera que nos sea imposible revertir este caos, por eso permiten toda la chulería de A. Mas y el Urkullu. Arrieritos semos .....

Ampliar comentario
#72
Compartir

Y ahi tienen al tio en la foto con su casco de minero (blanco impoluto) y su pañolito rojo al cuello.

Valiente tropa!

Ampliar comentario
#71
En respuesta a juankar
Compartir

 Los mineros tancojonudos, gallardos y valientes, estan todos prejubilados,incluso con 45 años....se les cae la mandibula de tanto reirse del resto de asturianos (y por ende de todos los españoles), como un conocido mio con el que me topé el otro dia......

 

Asturias vive desde que la palmó franco en un regimen quasi comunista, y digo quasi, porque ya se imaginaran quienes son los que vivien en otra dimensión diferente.

 

El intervencionismo de los distintos gobiernos del principado, estal, que tienen a la mayoria de la gente axfisiada,de hecho tenemos una de presión fiscal muy por encima de la media española, no sé si la que mas, o entra las tres primeras....

Ampliar comentario
#70
Compartir

 Si solo fueran gambas....pero estos h.... de p.... no bajan de santiaguinos y carabineros....

Ampliar comentario
#69
En respuesta a ario
Compartir

 Amen

Ampliar comentario
#68
En respuesta a ario
Compartir

 Amen

Ampliar comentario
#67
Compartir

 

 

Yo pienso, que hay mucha más gente, había mucho dinero de los fondos y ha durado muchos años. Y cuando les parecía pedían más fondos, poniéndose en huelga. Cerraban las carreteras y los ferrocarriles de forma violenta muchas veces. Es un ejemplo claro de la izquierda corrupta mangoneona tirando a dictatorial autentica, sin educación sin principios sociales y sin el Dios de la solidaridad minera. Lo malo es que hay personas  serias y reponsables dentro del sindicalismo español pero, no medraran con estos ejemplos corruptos de jefes sindicales.

 

Ampliar comentario
#66
En respuesta a crítico
Compartir

 Esto si que es coger el rábano por las jhojas. ¿Qué tendrá que ver Cascos con los chorizos del sindicato? Lo único que les relaciona es su animadvarsión o ¿es que ahora Cascos es de izquierdas?

Ampliar comentario
#65
Compartir

"en una ocasión en que el exlíder de los mineros estaba hospitalizado en el sanatorio Adaro tras sufrir daños después de que le cayeran varias cajas de sidra en la espalda,

 

Esto es fantástico!!!! La dura vida del minero....

 

;-)


 

Ampliar comentario