Lunes, 22 de julio de 2013

DISCREPANCIAS EN LA DIRECCIÓN DE COMISIONES OBRERAS

Daños colaterales: la reforma de las pensiones resquebraja la unidad de CCOO y UGT

Daños colaterales: la reforma de las pensiones resquebraja la unidad de CCOO y UGT
Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo (d) y Cándido Méndez (EFE)
28
Enviar
51
35
 
0
Menéame
Imprimir

El informe del comité de expertos sobre la reforma de las pensiones empieza a causar daños colaterales. Por un lado, la unidad de acción de CCOO y UGT está en entredicho y, por otro, el voto positivo del jefe del gabinete técnico de la ejecutiva confederal de CCOO, Miguel Ángel García, ha abierto un vivo debate en el sindicato. Hasta el punto de que  Agustín Moreno, uno de sus líderes históricos, ha dicho por escrito en Cuarto Poder que la firma del documento por parte de alguien que representa a CCOO “mancha al sindicato y alarma a los afiliados y trabajadores”.

Por si esto no fuera poco, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha adelantado que “el PSOE no irá a ninguna reforma sin los sindicatos”. El problema es que no está claro que haya unidad de acción, y es muy probable que Rubalcaba tenga que optar entre apoyar a UGT o a CCOO.

Miguel Ángel García cuenta con el apoyo explícito de Ignacio Fernández Toxo, y hay que tener en cuenta que su voto particular no va contra el fondo de la reforma de las pensiones planteada por los expertos, sino únicamente contra los plazos. Lo que critica el representante de CCOO -calificado en el artículo por Moreno como un “economista corriente”- no es el contenido del documento, sino que propone desplazar la entrada en vigor del factor de sostenibilidad hasta 2019, en lugar de 2014, como sugieren los ‘sabios’. Para Moreno, “esta persona [Miguel Ángel García] es un asalariado de CCOO que no debería firmar nada sobre un tema que afecta a la organización sin consultar a sus responsables: Carlos Bravo, secretario de Protección Social y, en última instancia, Ignacio Fernández Toxo.

Por el momento, la posición de CCOO se escuda en una frase un tanto críptica. El documento, sostiene la dirección del sindicato en un comunicado, “no vincula al Gobierno ni a las Cortes Generales ni a los interlocutores sociales. Es a los representantes de los ciudadanos y a los interlocutores sociales a quienes corresponde definir y abordar las cuestiones relacionadas con nuestro sistema de pensiones”, se asegura.

Así las cosas, no está nada clara la política de pactos que puede llevar tras de sí la reforma de las pensiones si el Gobierno, como ha señalado en ocasiones la ministra Fátima Báñez, respeta las líneas maestras de la reforma propuesta. De hecho, sobre este documento girarán las discusiones en el Pacto de Toledo. Y como una especie de aviso a navegantes, el portavoz económico del PSOE, Valeriano Gómez, ya ha dicho que la reforma planteada supone “una manera automática de rebajar las pensiones y a esta propuesta nunca podrá colaborar el Partido Socialista”.

Cuestión de fondo 

La Unión General de Trabajadores (UGT) está en la misma línea del PSOE, y, de hecho, su representante en el comité de expertos, el economista Santos M. Ruesga, enmendó el informe no sólo por una cuestión plazos, sino también de fondo.

No es la primera vez que una reforma de las pensiones lleva la fractura al movimiento sindical. En abril de 2001, el entonces secretario de Acción Institucional de UGT, Pedro Díaz Chavero, dimitió por la oposición de Cándido Méndez a firmar el acuerdo previo alcanzado con el Gobierno de Aznar, CCOO y la CEOE. Por entonces se rompió la unidad de acción, aunque posteriormente se recuperó.

Izquierda Unida tampoco está por la labor y ayer su coordinador general, Cayo Lara, aseguró que el Gobierno de Rajoy “pretende incrementar el número de planes de pensiones privados para beneficiar a la banca y a las aseguradoras”.

¿Qué significa esto? Pues que la posibilidad de un amplio acuerdo en el seno del Pacto de Toledo se antoja muy difícil, salvo que el Gobierno modificara las líneas maestras de la reforma planteada por los expertos, que está en línea con lo que quiere Bruselas, que no es otra cosa que adelantar la entrada en vigor del factor de sostenibilidad endureciendo la llamada tasa de sustitución: la diferencia entre el último salario y la primera nómina de la pensión.

El consenso ha sido el santo y seña del Pacto de Toledo desde su creación en 1995, cuando una preocupante situación financiera de la Seguridad Social forzó un acuerdo con evidentes ribetes económicos, pero también políticos. Por entonces, la relación entre cotizantes y pensionistas llegó a situarse por debajo de dos (como ahora), y eso provocó un acuerdo de urgencia.

28
51
35
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

28

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

28DoñaTecla 11/06/2013 | 21:08

En los trabajadores hay un error de concepto respecto a cuanto paga para su pensión. He hablado con varios estos días y la mayoría ignora que la mayor parte de su aportación a la SS la hace el empresario por él y casi todos ignoran su cuantía.

Si no hubiera mala fe, por parte de los dirigentes, la nómina del trabajador debería reflejar ese importe, de la misma forma que refleja el descuento de IRPF.

El pago que un empresario hace por cada trabajador que emplea es de más de un 30% de los ingresos brutos y lo paga el trabajador con su sudor, porque no es un impuesto que la empresa pague tenga trabajadores o no, lo paga obligatoriamente por cada trabajador que contrata.

Si fueran conscientes de la cantidad total que pagan por todos los conceptos, más del 50% de su salario, y vía consumo y otros impuestos más de otro 25% del líquido, como decía un forero en su comentario ayer, ya estarían en la calle los escraches con antorchas en la mano.



Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

27DoñaTecla 11/06/2013 | 20:46

#25 En primer lugar, España no ha pedido nada, lo han pedido empresas, bancos y gobierno, gobierno y ciudadanos.

En segundo, queremos cumplir nuestros compromisos de pago o al menos una gran mayoría, de hecho la deuda privada es la que está bajando, más lentamente por el incremento del paro, impuestos, recortes, etc.

En tercero, afixiando la economía dificilmente se pagan las deudas si los ingresos cada vez son menores, queremos pagar pero si las condiciones son leoninas, si cada vez nos afixian más, si cada día se consume menos, si cada vez hay más parados y destruccìón de empresas y los intereses de la deuda más altos, diga usted cual es la solución, a mí solo se me ocurre decir que así no llegaremos a pagarla nunca.

Yo no esgrimo esos argumentos es una noticia que he leído y que no me parece que vaya muy descaminada, ya que el propio informe de los expertos dice que en situaciones de crisis los recortes se aceptan mejor que en las de bonanza.

Y moralmente, por dinero, nadie tiene derecho a causar sufrimiento y eso es algo que venimos aceptando desde que el hombre primitivo fué capaz de cazar dos ciervos, frente al que solo pudo cazar uno.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

25quisquilla 11/06/2013 | 19:42

#16 Los argumentos expuestos por los técnicos no son con los que vd. elucubra sino básicamente la caída del ratio cotizantes/jubilados y el notable incremento de la esperanza de vida.

Y aún así, suponiendo que sea cierto su enrevesado argumento de que los acreedores exteriores son los que exigen reducir el gasto estatal.

¿No le parece que estarían en su derecho?

¿No le parece que si España ha pedido dinero alegremente en los años anteriores ahora debe ajustarse el cinturón para que los acreedores le refinancien la deuda o, en su día, la cobren?

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

24chewis8 11/06/2013 | 19:36

Desde que el poder empezó a pagar a los sindicatos todo tipo de subvenciones, estos no son libres de actuar. El dinero que reciben público sirve para mucho y muchos. Y no piensan perderlo. De ahí, el que entra en la Moncloa o le da más o le quita poco. Sabe bien de que va esto: El equilibrio de poderes es fundamental para mantener al ciudadano tranquilo. Luego tranquilos. Esta todo controlado.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

23OSAMAYOR 11/06/2013 | 19:13

Los técnicos que han elaborado el informe acertarán o no, mucho o poco, pero las metidas de cuchara de personajes sin la más mínima capacitación cono Lara o con mantenimiento de posturas como las de Valeriano Gómez sobre el asunto en directo en un plató de televisión, que rozaban lo delirante, me sumen en el bochorno, pero lo peor de todo, para mí, es la opinión de Agustín Moreno, que resumo en: "ese es un economista que tenemos contratado en CCOO y está para hacer lo que se le mande y sanseacabó" Al señor Moreno no le falta más que el sombrero de copa y el puro para ser la caricatura de explotador de la clase obrera. Claro que a lo mejor tiene ambos escondidos en su almario.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

22nelme 11/06/2013 | 19:08

Las actitudes y posiciones sindicales son teatro, puro teatro, y al final como siempre se bajarán los pantalones y tragarán todo lo que les metan los políticos.
Y sino al tiempo.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

21nelme 11/06/2013 | 19:08

Las actitudes y posiciones sindicales son teatro, puro teatro, y al final como siempre se bajarán los pantalones y tragarán todo lo que les metan los políticos.
Y sino al tiempo.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

20chewis8 11/06/2013 | 18:46

#16 Las deudas de las empresas privadas son altas en España y en el mundo entero, pero no son las preocupantes. O cree que las deudas de telefónica, repsol, iberdrola, silestone, sacyr, porcelanosa, mercadona inditex...etc....y así cientos de ellas menos importantes pero con valor....... son cosas de cuidado. Creer que cualquier empresa española tiene algo que ver con el estado, es no saber o querer engañar. AQUÍ el único problema son el estado y los bancos o cajas mejor dicho. En estos últimos años se han endeudado hasta límites insostenibles gracias a unos políticos mediocres y corrupteros, que tienen la mala costumbre de pensar que el dinero del estado no es de nadie y se puede gastar alegremente en hacer rotondas o aceras con deudas. Y así nos ha ido con la construcción y los nuevos ricos. Media España la han dejado como un colador de problemas y la otra se defiende pagando más impuestos día a día para mantener a tanto truhan y delincuente. ESE ES EL TEMOR DE EUROPA, QUE NO PODEMOS CON ELLOS Y NOS ARRUINARAN.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

19lo que hay que ver 11/06/2013 | 18:25

El uno que no esta de acuerdo, pero por otro lado que dice si, el otro que dice no, pero al final que también apoya al primo de Zumosol, el Rubalman que no va sin sindicatos, el Gobierno y Marianico siguen haciendo reverencias y besándole los pies a la Merkel y mientras tanto, todos los ciudadanos cada día más jodidos y más cabreados y con los bemoles a punto de explotar y no quiero pensar cuando nos exploten, las consecuencias que tendrá la onda expansiva, haber Marianico, lo tienes muy fácil, quita de una puñetera vez todas las Comunidades Autónomas y sus respectivos Gobiernos y su entorno y ya veras como no te hará falta tocar las pensiones por ahora.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por Caja Mar
Economía y empresas
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios