La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA NUEVA LEY PROVOCA RECHAZO GENERALIZADO Y LES ENFRENTA CON LOS ARQUITECTOS

Los ingenieros lucharán los próximos doce meses para conservar sus privilegios

La rotura de la presa de Ribadelago provocó 144 muertes: "No todo el mundo puede operar un corazón, tampoco cualquiera puede hacer una presa"
Foto: Vista parcial del embalse del Ebro. (Efe)
Vista parcial del embalse del Ebro. (Efe)

La rotura de la presa de Ribadelago (Zamora) en 1959 provocó 144 muertes, la de Tous (Valencia) dejó treinta muertos y más de 300.000 personas perdieron su casa en 1982 y el desastre de Aznalcóllar en 1998 dejó un vertido de residuos tóxicos en Doñana. “No todo el mundo puede operar un corazón, tampoco todos los profesionales están capacitados para construir una presa”: el argumento de la seguridad y la responsabilidad es el que usa el Colegio de Ingenieros de Caminos para defender que se mantenga la obligatoriedad de colegiarse, que desaparecerá con la nueva Ley de Servicios profesionales.

El anteproyecto aprobado este mes ha provocado un rechazo generalizado entre ingenieros y arquitectos porque pierden la exclusividad de su actividad. El Colegio de Ingenieros de Caminos asegura que continuará la ‘batalla’ con Economía hasta que dé su brazo a torcer sobre la necesidad de colegiarse. Tienen un año por delante -la norma tardará por lo menos ese tiempo en tramitarse- y esperan convencer al Ejecutivo para mantener sus privilegios profesionales.

“La razón que da el Gobierno para este cambio es que lo impone Bruselas para ganar en competitividad. Pero la obligatoriedad de colegiarse no resta competitividad a las empresas;de hecho, las constructoras españolas, que tienen a cargo de sus proyectos en la mayoría de los casos a ingenieros colegiados, son de las más competitivas del mundo”, destaca Rafael Serrano, asesor de comunicación del colegio. El argumento que les ha dado el Ministerio de Economía es “discutible”, además, porque “la mayoría de los países europeos, como Alemania, Francia o Reino Unido, sí imponen este tipo de control”, añade Serrano. En los países del este de Europa estas profesiones están menos reguladas.

¿Colegiación implica más seguridad?

Por otra parte, una de las “grandes ventajas que ofrece colegiarse es el seguro de responsabilidad civil”, afirma Serrano. Los ingenieros tienen un seguro colectivo que se hace responsable de las obras en España y de algunas en el extranjero -las llevadas a cabo por compañías españolas-. “Si el ingeniero no se colegiase y tuviese que contratar uno individual, le saldría mucho más caro”, asegura. El seguro está incluido dentro de la cuota del colegio, que se sitúa, de media, en los 270 euros, señala.

La obligatoriedad de colegiarse no resta competitividad a las empresas; de hecho, las constructoras españolas son de las más competitivas del mundoLos colegios profesionales son corporaciones de derecho público con personalidad jurídica propia que representan en exclusiva a sus miembros y velan por la ordenación del ejercicio de las profesiones. Entre los propios profesionales de sectores donde la colegiación es obligatoria, de momento, existen también detractores, que critican a estos órganos por ser excesivamente caros y de establecer cuotas para el acceso al ejercicio profesional de su sector. Para quienes se oponen al poder de los colegios, la universidad con la concesión del título capacitaría al profesional para ejercer y el Estado podría regular las cuestiones que se refieren a la seguridad.

El rechazo al proyecto del Gobierno no se limita a ingenieros y arquitectos, los abogados también rechazan una propuesta que “perjudicaría a los ciudadanos”, al dividir la profesión entre abogado y asesor jurídico, que no necesitaría colegiación. Los abogados de las empresas no necesitarían colegiarse, solo tendrían que hacerlo aquellos que fueran a asistir a juicios. Con la nueva ley, sólo las profesiones sanitarias, las del ámbito judicial y las técnicas que exijan visados mantendrán la obligación de pertenecer a un colegio profesional.  

Arquitectos en pie de guerra por su parcela

Por otro lado, los ingenieros sí salen ganando en algo con este proyecto de ley que tanta polémica ha suscitado: se les permite firmar proyectos de edificios, como a los arquitectos, algo que estos últimos rechazan de pleno y enfrenta a ambos colectivos. Los arquitectos consideran que el hecho de que los ingenieros puedan proyectar y dirigir todo tipo de edificios es una “incalificable agresión para la Arquitectura”, como destaca el Colegio de Murcia.

Estudio de arquitectura. (EFE)
Estudio de arquitectura. (EFE)
El problema de los arquitectos es que quedan en inferioridad de condiciones a la hora de encontrar trabajo: “Los ingenieros tienen más competencias técnicas que nosotros y tienen más salidas profesionales. A los arquitectos nos sacas de edificios y urbanismo y no sabemos hacer nada, mientras que ellos pueden hacer obra pública. Nos quitarían puestos de trabajo que ahora sólo pueden desarrollar los arquitectos, pero nosotros no podríamos competir para construir, por ejemplo, una presa”, explica un arquitecto madrileño.

Los datos del Sindicato de Arquitectos sitúan el paro entre los profesionales de este sector por encima del 30% -es una de las profesiones con una tasa más alta, de acuerdo con la EPA de 2012, que lo situaban en el 25%-. El desempleo entre los ingenieros es menor, de aproximadamente el 10-12%, según las cifras que maneja el colegio.

Los ingenieros argumentan que, de hecho, en muchos proyectos el diseño lo hace, efectivamente, un arquitecto, pero de la ejecución y el cálculo de estructuras se encarga un ya un ingeniero, ydefienden que están perfectamente capacitados para responsabilizarse de la obra.

El Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España criticó el anteproyecto de ley el mismo día en que fue aprobado por el Consejo de Ministros. Según su análisis, la propuesta de Economía “no responde, en el caso de la arquitectura, a recomendaciones europeas” y, además, pone fin al “actual sistema de garantías a los ciudadanos en cuestiones fundamentales como la seguridad en el uso de las edificaciones”. Los arquitectos, como los ingenieros, prometen seguir luchando por mantener su statu quo profesional.

#30
Compartir

Hola,

Supongo que os será de utilidad. Esta página web es un comparador de seguros de Responsabilidad Civil Profesional  entre más de 50 compañías. Tiene pólizas individuales que compiten en prima y coberturas con las colectivas del colegio, no duden en consultar.

www.responsabilidadcivilprofesional.es

Un saludo.

Ampliar comentario
#29
Compartir

Resulta incluso cómico que en la réplica del pretendido técnico "honesto" acuda a la mentira como argumento. Sin duda es usted de ciencias, amigo. Las humanidades le vienen muy anchas.

Espero no tener jamás la desgracia de contratar los servicios de un "profesional" como usted.

¿De dónde deduce, por ejemplo, usted que yo defienda, en mis comentarios a los propietarios, constructores o promotores? 

Veamos: ¿quién cree usted que recibe la notificación y la sanción por las deficiencias técnicas halladas en su establecimiento y cuya responsabilidad es, claramente, del técnico "asesor"? Le informo, por si no lo sabe (o no lo quiere saber, algo muy común entre "algunos" tecnicuchos corporativistas): el propietario o titular del establecimiento.

Es una obviedad (muy interesada, por su parte, todo hay que decirlo) que, entre los técnicos los hay cualificados, profesionales y deshonestos, como en todos los órdenes de la vida.

En mis comentarios me he limitado a poner en evidencia que esa pelea entre ingenieros y arquitectos por la homologación de sus titulaciones para cualquier tipo de obra o instalación es, simplemente, una felonía más de quienes menos suelen conocer de los problemas y sus soluciones: los políticos. 

Pero usted ha preferido "leer entre líneas" y sacar sus propias conclusiones, desde dios sabe qué mala conciencia, y "encontrar" lo que no había: una censura global a todos los técnicos.

Cuando descubrí, en uno de los hoteles a los que me he referido, que la puerta de acceso al cuarto de calderas y al cuadro eléctrico era de madera de contrachapado y que en todo el recorrido de la única escalera de un edificio de 27 plantas no había una sola puerta cortafuegos de sectorizara zona alguna, ¿de verdad cree que me tembló el pulso a la hora de levantar acta y sancionar AL TITULAR del establecimiento? Por supuesto, quien pagó las "bondades" del técnico asesor fue el explotador del alojamiento. El técnico responsable se fue de rositas. ¿Quiere esto decir que todos los técnicos son iguales? Pues... amigo mío, tiene usted la mente muy, muy estrecha y, sin duda, muy mala conciencia. Usted sabrá por qué. 

Pero si toda su capacidad analítica y todo su espíritu de autocrítica es el que se desprende de sus comentarios, mejor vuelva a la universidad porque, ciertamente, su capacidad de comprensión es lo suficientemente limitada como para poner en duda otras capacidades que pudieran poner en riesgo vidas y haciendas.

No trate usted de inculparme, como funcionario, por el hecho de denunciar las tropelías de algunos de sus compañeros. A los tipos como usted y como algunos promotores que conozco siempre les ha venido muy bien "matar al mensajero", en lugar de tratar de rectificar. Es lo que tiene el "orgullo de estirpe".

Yo, como le he dicho, no soy técnico. Lo cual no es un halago ni un desdoro. Simplemente resulta muy ilustrativo (y lamentable) que, sin ser un técnico en la materia, alguien como yo pueda dejar en calzoncillos las obras y milagros de algunos mal llamados y mal titulados "técnicos" (no todos, repito) que parecen haber olvidado o no conocido de un mínimo código deontológico o, simplemente, el significado de la honestidad profesional.

Consuélese usted con otro. No me busque para aliviar su mala conciencia o su pésima capacidad de comprensión lectora.

Ampliar comentario
#28
Compartir

¿Se publicará mi comentario?

Ampliar comentario
#27
Compartir

Lo grave de la colegiatura de ingenieros por ejemplo, es que tal modo para poder ejercer la profesión, es la obligatoriedad de estra vinculado a un Colegio,que implica una burocracia y  un grupo elitista, que están parasitados de las altas colegiaturas que hay que pagar mensualmente, se  ejerza o no la profesión. Es una forma discriminante de constituir castas laborales por encima de la ley, ya que se ignora la igualdad ante la ley. Con el reconocimiento estatal del título universitario mediante una tarjeta profesional en la que el estado reconozca el título universitario y que no genere pago alguno mensual trabaje o no, es mas que suficiente. El control de obras corre a cargo de la interventoría estatal o particular que adjudica las obras.y las pólizas de estabilidad y responsabilidad civil corren a cargo del licitante.¿Cómo es posible que un título universitario profesional de universidad o Escuela Superior de Ingenieros, solo sea válido si un Colegio Profesional acepta el ingreso mediante pago mensual al "gremio" para dar visados al trabajo respectivo? Es una forma descarada de generar grupos privilegiados frente al trabajo y a los contratos estatales o particulares.

Ampliar comentario
#26
En respuesta a panglos
Compartir

Aclaremos: ni soy arquitecto, ni ingeniero, ni tengo titulación técnica alguna por la que salir aquí con el consiguiente corporativismo que usted sí deja entrever.

No he generalizado en ningún momento. Me he limitado a apuntar que en mis 29 años de profesión en un servicio de inspección he presenciado suficientes ejemplos de irresponsabilidad por parte de ingenieros y técnicos que, simplemente, han ignorado la normativa de seguridad, sobre todo, y la de accesibilidad.  Sin embargo, alguien que se ha identificado como técnico en este foro sí se ha atrevido, con toda desvergüenza, a disculpar tal negligencia sacudiéndose la responsabilidad que ha demostrado no tener inculpando a los técnicos municipales encargados de la revisión de los proyectos o, en un alarde de estupidez e irresponsabilidad, a los propietarios que, en definitiva, acababan pagando las consecuencias de las deficiencias generadas por los defectos y carencias de los proyectos y su ejecución. Resulta increíble y preocupante tropezarse con arquitectos que desconocen qué es un sector de incendios, por poner un ejemplo muy simple y, a la vez, peligroso, o que, simplemente, se saltan a la torera el código técnico y las normas que deben aplicar al diseñar, por ejemplo, un establecimiento hotelero. Recuerdo un caso flagrante que le supuso al propietario millones por culpa de un pésimo diseño del arquitecto. Se le encargó un proyecto para nueva construcción de un hotel de dos estrellas con una docena de habitaciones distribuidas en dos plantas. Pues bien: cuando nos personamos los inspectores para hacer el correspondiente informe de clasificación hotelera nos encontramos con que el establecimiento apenas cumplía los requisitos para ser clasificado como pensión de una estrella porque al inefable arquitecto se le ocurrió la brillante idea de diseñar pasillos de 2 metros de anchura a lo largo de los cuales se distribuían habitaciones de 9 metros cuadrados con aseos de apenas 2,5 metros cuadrados. Sólo con haber diseñado un pasillo con una anchura de 1,30 metros, todas las habitaciones habrían tenido, ampliamente, la superficie mínima exigible para la clasificación pretendida. 

Es sólo uno de los muchos ejemplos que podrían ilustrar un libro y que demuestran que una titulación técnica no garantiza la profesionalidad de quien la ostenta.

Ampliar comentario
#25
Compartir

El que la haga que la pague, pero eso que comenta de las burradas por favor, no lo amplie de manera torticera generalidad de una profesión. Creo que también usted es parte interesada. Respecto a su argumento para el otro forero, le aclaro que las responsabilidades son claras en la LOE y no se preocupe tanto, la Dirección Facultativa de la obra no se puede "escapar" de una demanda a no ser que se muera...

Para su información le voy a contar una de terror. Se acordará que hace poco más de medio año se estaba montando una cubierta sobre la plaza de toros de las Ventas. El edificio es un BIC, Bien de Interés Cultural, y por tanto goza de protección para todo tipo de obras en sus elementos protegidos, que en este caso es todo el edificio. Debido a ello, y a la  egislaciñon vigente el Proyecto y Dirección de la Obra correspondería a un Arquitecto... Malísimos oiga... Puesd mire que la cubierta se vino abajo, con el susto de toda la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento. ¿Que pasó? Queue el funcionario del Ayuntamiento  otorgó licencia a un ingeniero Industrial, saltándose su propia normativa ¡El proyecto y la Dirección de Obra era de un Industrial! y encima en un BIC.... ¿Se ha dado cuenta que el tema se tapó y no se le dió relevancia informativa? ¿Quién era el susodicho "Ingeniero"? Si llega a ser un Aquitecto le aseguro que sale esposado y en la tele. Esto es un leve ejemplo de lo que nos va a venir encima, como los Arquitectos son tan malos... según su razonamiento abrá que ver a los Ingenieros que son peores ¿No? . Respecto a sus dudas le recuerdo que el colectivo con más demandas en España es el de Arquitectos Técnicos y Superiores... SI usted es un Ingenierol, sea bienvenido, probablemente nos superen en demandas si se aprueba la LSP en sus terminos actuales.

 

Los técnicos no tienen bula, son el papel higiénico de muchos políticos, y defender su cota de responsabilidad personal les ha proporcionado altas cotas de inquina por la sociedad... y por los propios políticos, que alguno nos quiere muertos. 

 

PD: quince años de prefesión liberal me contemplan sin ninguna demanda.

 

Saludos de un Arquitecto.

Ampliar comentario
#24
Compartir

¡Vaya! Al parecer hemos tropezado con un "técnico" y, por lo tanto, parte interesada. 

¿Leyenda urbana algo que yo mismo he visto con mis propios ojos y por lo que varios establecimientos hoteleros han sido sancionados?

Vistas las burradas que han cometido algunos arquitectos, la mejor sanción posible sería que volvieran a la universidad, a tratar de aprender lo que, desde luego, no han aprendido.

Que mantenga usted que un propietario es el responsable de las deficiencias estructurales de un edificio le califica sobradamente, de ser un técnico, como parece.

Más vale un técnico honrado en el paro que cientos de víctimas por la irresponsabilidad de un técnico "vendido" a un propietario que le exije ahorro en sus presupuestos. 

Tenía entendido que la seguridad era o debería ser una prioridad para un buen técnico.

En cuanto a los técnicos municipales, tiene usted razón. Pero el hecho de que muchos de esos técnicos sean unos irresponsables o deshonestos no le quita responsabilidad a los técnicos autores del proyecto y responsables de sus deficiencias. La normativa de accesibilidad para discapacitados, por ejemplo, remite a los ayundamientos la responsabilidad del control de su cumplimiento. Sin embargo, muchos técnicos municipales (aparejadores, la mayoría) dan su visto bueno a muchísimos establecimientos que no cumplen esa normativa ni por el forro. 

¿O es que los llamados "técnicos" de nuestro país tienen "bula" para pasar olímpicamente de los reglamentos y normativas que le son aplicables a sus construcciones o instalaciones?

Ampliar comentario
#23
En respuesta a marcoslez
Compartir

Entiendo que usted es abogado porque no se ha enterado que los honorarios mínimos estan desaparecidos de los Colegios de Arquitectos desde hace una pequeña eternidad, a mediados de los 90 del siglo pasado y antes de la burbuja, con el fin de "abaratar la construcción"...tocate los eggs...como las cruzadas..."lo manda Europa" es un mantra aunque sea mentira. Casi veinte años después  cobra más por hora una señora de la limpieza que un arquitecto. Es más algún COA fue sancionado por el Tribunal de Defensa de la Competencia por publicar "honorarios recomendados". Ahora solo se publican los que afectan a la parte de asesoramiento a tribunales de justicia.

Ampliar comentario
#22
Compartir

Yo no entiendo qué tiene que ver la capacidad profesional con la colegiación. 

Se supone que la capacidad profesional te la da la carrera. 

El visado de proyectos no deja de ser un puro trámite, como se ha visto cuando se han hecho grandes chapuzas. 

Y encima, sólo hay un colegio profesional: un claro recuerdo de los tiempos del sindicato vertical. Que además, efectivamente, fija unas tarifas mínimas, de nuevo recordando viejos tiempos, ¿o no estamos hablando de profesiones liberales? Pues yo cobro por mis servicios lo que me da la gana, no lo que me dice el colegio. Que casualmente lo que fija es un coste mínimo, pero no uno máximo: por encima, puedo cobrar lo que quiera. 

Lo dicho: de otros tiempos, un tapón pensado para dificultar el ingreso de los nuevos y defender los privilegios de las vacas sagradas. 

Y luego está el tema de los costes:

¿Por qué colegiarse como abogado sale muchísimo más caro que colegiarse como químico, por ejemplo? Pues de nuevo para dificultar el acceso a los humildes y a los nuevos. Igual que el fijar tarifas mínimas. 

Si se suprimen, mejor. 

Ampliar comentario
#21
En respuesta a la realidad
Compartir

¿Y como sabía lo que cobraba un arquitecto?, Creo que tiene  poca idea de mi profesión, porque mire, en mis obras y llevo unas cuantas yo aparecía con mi Seat Ibiza cuando desde al encargado pasando por el jefe de obra al promotor solo conocían Audis y Mercedes. El Arqutiecto (y arquitecto técnico) en la burbuja era un mal necesario por imperativo legal, y encima con tal carga de responsabilidad civil que era el único que en general obraba con prioridad sobre lo ejecutado frente a lo que podía ganar y si notaba que le engañaban y tenía que estar a pie de obra, pued lo hacía aunque fuera un desproposito económico... Ay ingenieros, cuando sepais lo que es la decenal y los seguros de RC vais a flipar...

Ampliar comentario
#20
En respuesta a panglos
Compartir

Señor adan esmit, sin ánimo de ofender, usted es un frívolo haciendo una afirmación de tal tamaño. Y si dijera que los ingenieros solo sabe poner tubitos... ¿Seguimos con un debate de taberna adolescente?

Ampliar comentario
#19
Compartir

Estimado forero, y ¿Usted como sabe eso? Son artistas y se queda tan pancho. Yo soy arquitecto y me calculo todo, no necesito un ingeniero por

Ampliar comentario
#18
Compartir

Los colegios profesionales han perdido su función durante la transición. Quizá mucho se perdió antes.

Pensados para organizar y mejorar la vida profesional se han convertido en oscuros objetos del deseo político, es decir infiltrados por los partidos autonomicamente poderosos y convertidos en plataformas ciudadanas manipuladas desde el poder. Demasiadas adhesiones al poder local/autonómico lo confirman.

A nivel profesional consiguieron durante muchos años establecer tarifas mínimas en contra del libre mercado. Eso se acabó.

A nivel técnico el resultado es más bién triste y no pasa de alguna conferencia o exposición. Como control de obras o profesional simplemente un trámite no vinculante para el colegio! Previas tasas.

Como cooperativas no están mal. pero ahora existe internet.

Como defensores de la ética profesional nada de nada. Son auténticos entes corporativos de protección al afiliado.

Resumiendo.

Si las Cortes de Cádiz acabaron con los gremios  y sólo hace poco se acabó con el "impuesto" obligatorio de las obsoletas Cámaras de Comercio, ya tocaba refundar la colegiación en algo serio. Es decir voluntario para empezar y de defensa de la ética y deontología profesional de verdad. Nada más y nada menos.

Ampliar comentario
#17
En respuesta a ciudadanomedio
Compartir

El titular es “Los ingenieros lucharán los próximos doce meses para conservar sus privilegios”, pero, luego en el artículo se habla también de las mismas preocupaciones de los arquitectos e, incluso, de los abogados. Y no de todos, sino de sólo aquellos que pertenecen a colegios profesionales.

 

Tal vez, el titular podría haber sido “Los colegios profesionales lucharán los próximos doce meses para conservar sus privilegios”. Sin embargo, parece ser que los de los privilegios son los ingenieros.

 

Para explicar esto, se me ocurren 2 posibilidades:

 

1ª) que, tal como se puede deducir del comentario de ciudadanomiedio  , la autora se perdió la clase en la que se habla de la concordancia entre el titular y el artículo, pero se ve que no faltó a la que se enseña que un titular tiene que ser llamativo, porque, si no, el artículo no lo va a leer nadie, o

 

2ª) que a la autora no le caen bien los ingenieros.

 

Ampliar comentario
#16
Compartir

Bajo mi punto de vista el Gobierno NO HA APROBADO el Anteproyecto de Ley. Se ha DADO POR ENTERADO de la propuesta presentada poe Mº de Economía y Competitividad y, como consecuencia, se ha dado comienzo a la tramitación del Anteproyecto de Ley. Es decir APROBADO, por ahora, NO HAY NADA.

Leido detalladamente el texto presentado, lo que exactamente pone y lo no pone, EL TEXTO NO HABLA, para nada de nada, de Reversas de Actividad. Habla de que después de la tramitación del Anteproyecto, de su aprobación, de la tramitación del posterior Proyecto de Ley y de su aprobación, se formará una ´"comisión", en la que estarán presentes los Colegios, que tratará ese tema. Hasta ese momento, que se me antoja lejano, las competencias de cada profesión siguen como están ahora.

Igualmente deduzco que la redacción de la noticia no expresa la realidad.

Y tambien que, muchos de los comentarios, parecen desconocer el texto, por ahora último, que se ha puesto en tramitación.

 

 

Ampliar comentario