GUÍA PARA ESTIMAR EL INCREMENTO SEGÚN LA POTENCIA

¿Cuánto le va a subir realmente la factura de la luz a partir de agosto?

La subida de la luz que ha entrado en vigor este mes va a ser mayor para los que menos electricidad consumen. Para viviendas vacías y sin consumo, rondará el 50%

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. (Efe)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. (Efe)

La subida de la luz que ha entrado en vigor este mes va a ser mayor para los que menos electricidad consumen. Aunque el Gobierno ha informado de que el incremento medio será del 3,2%, en algunos hogares, si la potencia contratada es superior a la necesaria, la factura se encarecerá entre un 15 y un 18%. Para viviendas vacías en las que no se use la luz, la subida mensual rondará el 50%. En los cálculos entran muchos factores en juego, las eléctricas destacan la complejidad de la orden ministerial y las organizaciones de consumidores advierten a los usuarios de la necesidad de revisar los contratos para pagar lo justo.

Pepe, Ana y Luisa viven en un piso de unos 90 metros cuadrados, tres habitaciones, salón, cocina y dos baños. Tienen vitrocerámica y los electrodomésticos habituales: lavadora, nevera y lavaplatos. Además, usan el aire acondicionado de forma puntual, en los meses de verano. El agua y la calefacción corren a cuenta de la comunidad. Tienen contratada una potencia de 5,5 kW y su consumo medio anual oscila entre los 2 100 y los 2 500 kWh. El gasto medio anual en electricidad en este hogar madrileño oscila entre 500 y 600 euros. En su caso, la subida de la factura eléctrica a partir de agosto será en torno al 8%, es decir, unos 50 euros anuales, según las estimaciones que ha hecho la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Clara vive sola en un piso de unos 40 metros cuadrados, con vitrocerámica, lavadora, nevera y aire acondicionado. Su consumo es inferior, entre 1 400 y 1 500 kWh anuales. Sin embargo, tiene contratada una potencia de 5,75 kW , cuando, en realidad, podría servirle una de 4,6. En su caso, el incremento de la factura será mayor, en torno al 15-16%, unos 72 euros al año, de acuerdo con los datos facilitados por la OCU.

Un sistema complejo

La organización establece tres tipos de perfiles de consumidor. El primero de ellos es el más habitual en nuestro país: gasta unos 50 euros al mes, tiene cocina eléctrica, frigorífico, lavadora y lavavajillas y usa aire acondicionado. Suele tener contratada una potencia de 4,6 kW y consume unos 3 500 kWh  al año. En este hogar tipo la subida media será del 1,2%, lo que representa 10 euros anuales.

Líneas eléctricas.
Líneas eléctricas.
Fuentes del sector eléctrico consultadas explican que para un cliente doméstico promedio -una vivienda de 80-90 metros cuadrados con los electrodomésticos estándar para la que se calcula un consumo de 2 500 kWh y que tendría una potencia contratada de 4 kW- la subida tras la orden de peajes publicada por el Ministerio de Industria sería del 3,2%, unos 15 euros  anuales. Si el consumo es un 10% superior la subida de la factura, para la misma potencia contratada sería inferior, del 2,3%. Pero si esa misma familia consume un 10% menos, la subida será del 4,3%.

En cualquier caso, tanto la OCU como las compañías eléctricas insisten y coinciden en que “cada caso es diferente, entran muchos factores en juego y es difícil dar una cifra concreta de cuál será la subida para cada familia”. El Ministerio de Industria no ha podido facilitar más datos explicativos que lo que se recoge en el BOE.

Mayor peso del coste de red

La OCU subraya “la importancia de revisar la potencia contratada y adecuarla a las necesidades reales”. Porque los cambios en las tarifas que ha puesto en marcha el Gobierno subirán el coste del término fijo, de la potencia contratada, mientras que reduce el gasto por la electricidad consumida. La subida del término fijo será del 77%, mientras que el precio de cada kilowatio consumido se reduce un 22%.

La OCU subraya “la importancia de revisar la potencia contratada y adecuarla a las necesidades reales”. Porque subirá el coste del término fijo y se reduce el gasto por la electricidad consumida“Esto penaliza o desincentiva claramente el ahorro energético”, denuncia la organización. Reducir la potencia contratada en un kW suponía antes un ahorro anual de 28 euros. Con las nuevas tarifas cada kilowatio que se reduzca conllevará una bajada de la factura de unos 40 euros, según la OCU.

En cambio, fuentes del sector eléctrico explican que el cambio de estructura de los peajes responde a la aplicación de una metodología que “permita asignar a cada cliente sus costes del suministro, teniendo en cuenta que la principal variable de coste de las redes es la potencia y no la energía consumida”.

Es una estructura más lógica de facturación, más acorde con la realidad del suministro. Tiene bastante sentido”, subraya una de esas fuentes. Además, añaden que “es un primer paso para establecer un orden en la estructura de los costes, donde el principal vector es fijo, es el coste de red”. Y defienden que, de esta forma, “la factura de la luz se sitúa más en línea con la de otros países europeos”. Es decir, las eléctricas esperan más subidas en los costes fijos de la luz

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC