La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

MÁS DE 400.000 ESPAÑOLES HAN PERDIDO ESE 'PRIVILEGIO' DESDE 2008

Casi 7,5 millones de declarantes del IRPF ya ni siquiera son ‘mileuristas’

La Agencia Tributaria acaba de poner negro sobre blanco la verdadera realidad del mercado laboral español. Casi 7,5 millones de trabajadores, en concreto, 7.454.224 contribuyentes, declararon
Foto: Casi 7,5 millones de declarantes del IRPF ya ni siquiera son ‘mileuristas’
Casi 7,5 millones de declarantes del IRPF ya ni siquiera son ‘mileuristas’

La Agencia Tributaria acaba de poner negro sobre blanco la verdadera realidad del mercado laboral español. Casi 7,5 millones de trabajadores, en concreto, 7.454.224 contribuyentes, declararon en 2011 unos ingresos inferiores a 1.000 euros al mes. Lo singular no es sólo el número -prácticamente el 40% de los 19,4 millones de declarantes del impuesto sobre la renta-, sino, sobre todo, su evolución. A medida que ha avanzado la crisis, el número de contribuyentes que ni siquiera ha logrado alcanzar la condición de ‘mileurista’ ha ido en aumento. Hasta el extremo de que hoy hay algo más de 400.000 declarantes más que en 2008 en esas circunstancias, al comienzo del desplome de la economía española.

Los datos proceden de la estadística de declarantes que anualmente publica la Agencia Tributaria, y son la mejor radiografía salarial de España, ya que se trata de cifras reales que se presentan a efectos tributarios. Y lo que dicen esas cifras es que el salario más frecuente se sitúa entre 12.000 y 21.000 euros al año. Nada menos que uno de cada cuatro contribuyentes se encuentra en esa situación.

Las cifras de la Agencia Tributaria no precisan las condiciones laborales en que un trabajador obtiene su renta. Es decir, si se trata de empleo a tiempo parcial o completo o la duración del contrato de trabajo. En todo caso, refleja que la llamada ‘devaluación interna’ (bajada de salarios) está funcionando si se comparan las cifras con las de ejercicios anteriores.

En el tramo más alto de la pirámide -se trata en todos los casos de retribuciones dinerarias- se encuentran los 5.612 contribuyentes que declararon unos ingresos superiores a los 600.000 euros al año. Otros 68.169, según la Agencia Tributaria, presentaron liquidaciones tributarias situadas entre 150.000 y 600.000 euros anuales. Entre los dos tramos apenas representan tan sólo el 0,38% de los contribuyentes, lo que indica dónde se esconde la realidad fiscal de España.

Ahora bien, su evolución es significativa. En 2008, al comenzar la crisis económica, 8.058 contribuyentes aseguraban al fisco haber obtenido unos rendimientos del trabajo por encima de los 600.000 euros, pero esa cifra cayó en picado en los dos años siguientes. En 2009, bajó hasta los 6.829, y un año más tarde hasta los 5.189. Sin embargo,  en 2011 se produce un cambio de tendencia, toda vez que su número crece hasta los 5.612 contribuyentes que se sitúan en la parte alta de los declarantes de IRPF. Hacienda no explica por qué se ha producido este giro. 

Al margen de estos dos extremos -los declarantes con mayores y menores ingresos a la luz del IRPF-, lo cierto es que el salario medio (rendimiento del trabajo) se situó en 2011 en 19.262 euros al año. La cifra es muy significativa debido a que representa 2,5 veces los 7.733 euros que se declararon de media en los rendimientos de actividades económicas, que incluye mayoritariamente a profesionales y trabajadores autónomos.

Salario más frecuente

Los datos de la Agencia Tributaria coinciden en líneas generales con los últimos que acaba de publicar la Encuesta de Estructura Salarial, que indica que el salario medio anual se aproximó a los 23.000 euros en 2011, un 0,5% más que en 2010. Sin embargo, el INE precisa que el salario más frecuente fue de 15.500 euros anuales, con una diferencia entre ambos de casi 7.400 euros. Esta diferencia se ha ampliado con respecto al año 2010, cuando el salario más frecuente pasaba de los 16.000 euros.

Esta diferencia entre el salario medio y el más habitual tiene que ver con que hay muchos más trabajadores con sueldos bajos que con sueldos altos. El INE hace, pues, una división entre los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior para obtener el salario mediano, el que más se acercaría a la realidad, y que en 2011 se situó en 19.287,24 euros.

Loa datos de la Agencia Tributaria, en todo caso, inciden en los cambios socioeconómicos que está produciendo la crisis. Y de hecho, también está afectando, y de forma relevante, a la relación entre salarios y pensiones, la clave de bóveda del sistema público de protección social. Y lo que dicen las últimas cifras oficiales es que, prácticamente, la cuarta parte de los pensionistas españoles -en concreto, el 23,26%-, tiene ya unos ingresos superiores al tramo salarial más frecuente entre los trabajadores en activo.

O lo que es lo mismo, y expresando de forma más precisa, 1,89 millones de pensionistas (incluyendo todos los regímenes) tienen unos ingresos que se sitúan por encima de los 15.500 euros al año (en catorce pagas), que es el salario más frecuente de los españoles, según refleja la última Encuesta de Estructura Salarial de España.

#96
Compartir
Un país de vergüenza.
Ampliar comentario
#95
Compartir
79 Usted lleva razón, las matemáticas casi nunca engañan. ¿Que solución da usted al problema?. Yo infiero de su comentario que usted se desharía de todos los funcionarios para no tener que pagarles sus sueldos, de ser así el panorama seria el siguiente: Para el curso 2013/14 ningún niño tendría colegio publico al que asistir, lo mismo ocurriría con los jovenes en institutos y universidades. Nadie podría ponerse enfermo en este país o al menos nadie sin dinero para pagarse las carisimas facturas sanitarias [1 dia en un hospital puede valer mas de 2000 euros], si le entran a robar en su casa o le estafan o le agreden tendría que contratar un mercenario que le proteja, ya que no tendríamos policías ni guardias, cualquiera podría invadir España [marruecos no tardaría ni dos días] ya que no tendríamos ejercito y mil cosas mas que ya no tendríamos cuasi gratis financiadas con el dinero de los que mas ganan. En España tenemos muchas cosas de las que quejarnos y si no ha habido ya una revolución es porque también tenemos muchas cosas gratis que no tiene casi ningún país.
Ampliar comentario
#94
Compartir
88
En efecto: los que más trabajan en España son los que tienen alguna especialidad lab oral . Su cita del fontanero lo confirma.

Pero esto no quita, que el censo de trabajadores, en España, esté compuesto mayoritariamente por personas sin especialidad alguna y que por tanto cobran salarios básicos o mínimos.
Si hubiera muchos trabajadores especializados tendríamos menos paro,mejor nivel de vida y la crisis estaría superada.
Es muy meritorio que usted apoye la lucha contra la globalización. Pero los chinos que son millones y viven con salarios bajísimos, producen espárragos -por citarun caso- que llegan enlatados al mercado español a menos de la mitad de precio que el espárrago de Navarra.En ese sector, han ido al paro muchos españoles. Y así nos pasa con casi todos los productos. Luchar contra la globalización, en este caso, es como poner puertas al campo.
L única forma de combatirla es fabricando productos de vanguardia con técnicas avanzadas. Ejemplo: España compite en la manufactura de aerogeneradores. Y exporta y monta en el extranjero parques inmensos dedicados a transformar la energía eólica. También en China.
De nada.
Ampliar comentario
#93
Compartir
Buenas noches, después de haberle leído buena parte de los comentarios observo que mayoritariamente los juicios de valor acaban dirigidos y mediatizados por el color político de los comentaristas, en pocos o ningún caso se paran en un análisis generalizado, ya que la casuística de los datos expuestos podría ser elevada.
Yo personalmente me paro en el dato de la media de ingresos de &034;profesionales y autónomos&034;. Según resulta generan de media menos de 8.000 ¬ anuales y con un multiplicador varias veces millonario deduzco que existe una bolsa de fraude que nos lleva a colegir que algunos no colaboran como debieran.
Conozco un caso de primera mano, en la que un autónomo de servicios personales, con 2 establecimientos y unos 6 empleados, cobraba bastante menos que cualquiera de sus 5 colaboradores. La inspección de Hacienda en este caso, ante sus argumentos de baja rentabilidad y pocas ventas, desplazó a uno de sus miembros para tomar nota de la caja diaria, al tercer día firmó el acta propuesta que supusieron algunos cientos de miles de pesetas además de la sanción. Si los responsables de Hacienda siguen sin tomar medidas contra el fraude [facturas falsas, fragmentación de la factur
Ampliar comentario
#92
Compartir
90 o &034;mileuroso&034; como suerte o fortuna, de la que pronto gozarán solo unos pocos.
Ampliar comentario
#91
Compartir
90 o &034;mileurítico&034; como enfermedad o accidente
Ampliar comentario
#90
Compartir
Si se dice que uno es vaguardista queremos decir que es partidario de las vanguardias, si es franquista es que es partidario de Franco, si es modista es que lo suyo es la moda ...

Por favor, no digan mileurista pues nadie [hasta ahora] andaba suspirando por un trabajo con ese sueldo.

La palabra correcta, ya que se debe admitir esa situación laboral con resignación, es &034;mileurizado&034;, de la misma manera que se dice destrozado, sodomizado o coloreado, por citar unos ejemplos.

&034;-ista&034; partidario, &034;-ado, -ido&034; aguantador.

Nada, por hablar de otra cosa.
Ampliar comentario
#89
Compartir
Soy topógrafo y después de 2 años en paro estoy de jardinero trabajando 8 horas y cobrando 900¬ . Mis compañeros llevan mucho tiempo cobrando esto y la solución, otro trabajo por las tardes. Así, mal.
Ampliar comentario
#88
Compartir
87 Discrepo, los únicos que trabajan ahora en España son gente muy especializada que tiene una demanda brutal. El otro día no tenía forma de concertar hora con un fontanero. Esos que dices que no tienen especialización y que vienen de fuera solo se apuntan al paro pero ni trabajan ni trabajarán jamás.

Tampoco estoy de acuerdo en la globalización. Hay que luchar contra ella y contra los que la producen. Lo de meter nuestras vidas en un aparatito conectado a internet ha sido el mayor disparate que se ha llevado todos los puestos de trabajo. Por tanto habría que prohibirlos por ser armas de destrucción masiva. Prohibir la piratería, prohibir vender sin stock, prohibir el subasteo o mercado negro en internet, etc, etc.

Lo de la Universidad es otra historia, nada de ciencia, puro clientelismo que lo que más le interesa es mantener el pesebre y lo que menos es el nivel profesional de la gente.
Ampliar comentario
#87
Compartir

No hace falta recurrir a fieles estadísticas, para llegar a esta conclusión: la inmensa mayoria de los que trabajan en España, son personas que ejercen oficios para los que no se exige especialización alguna. Basta ver la mano de obra que nos llega de otros países, la baja cualificación de la mayoría de los nativos
apuntados en las listas de parados y las cifras de paro de los con un título superior intentan conseguir un puesto de trabajo.

Para vencer la crisis y mejorar el nivel de vida en España hay que competir en los mercados globalizados y en los paises más prósperos. Esto sólo se consigue, bien reduciendo los salarios, o contando con profesionales muy expertos capaces de ir en vanguardia en la función productiva. De aquí se deduce la importancia que tienen la Universidad [en nuestro caso poco exigente si se tienen en cuenta los niveles mundiales] y la investigación [que cuenta poco, presupùestariamente hablando.

Que el mundo intelectual de España es poco consciente de esta realidad, lo demuestran las manifestaciones públicas de discentes, docentes, políticos progresistas y otros de su ralea, en cuanto alguien intenta exigir dedicación y esfuerzo a los becarios.



Ampliar comentario
#86
Compartir
84 Efectivamente, porque desde que esos niños nacieron en suelo español y les regalamos la nacionalidad, corremos con todos los gastos.
Llevamos cavándonos la tumba mucho tiempo.
Por eso decía que no vemos el fin al precipicio.

Ampliar comentario
#83
Compartir
82 Tranquilo, todo eso no te lo van a detallar porque no interesa que se sepa.
Sí, porque sobre todo hay gente que paga por trabajar, como los autónomos, que no cierran para no perder todo lo cotizado.

Llevamos camino de convertirnos en algo peor que Perú o la Republica Dominicana. Para encontrar ciertos servicios o mercancías que teníamos en los 80 y 90 tendremos que viajar a Mexico o Brasil.
Vamos cuesta abajo y por mucho tiempo. Nos han tirado por un precipicio y es difícil ver el fondo ni cuando lo tocaremos.
Dentro de 20 años se acabará a lo mejor la crisis. Pero volver a remontar? NI EN 40 AÑOS.
Ampliar comentario
#82
Compartir
Sr.periodista [por decir algo]:trabájese un poco más el tema.Esa estadistica no habla de salarios medios mensuales:habla de retribuciones dinerarias del trabajo anuales y punto. Según su interpretación de la estadistica , una persona que ganase 12.000 Euros al mes y se quedase en paro sin indemnización ni subsidio de desempleo en Marzo, es una persona que trabajó todo el año con un salario de 2.000 Euros al mes. Un matrimonio con declaración conjunta en el que uno trabaja ganando 2.000 al mes y otro no trabaja, en realidad son dos personas que ganan un salario cada uno de 1.000 Euros,no?. Uno que fue despedido en Diciembre, que tenía un salario de 1.000 al mes y cobro una indemnización de 12 meses de salario, en realidad, tenia un trabajo con un salario de 2.000 Euros mes. Y, por supuesto, los del primer tramo [Negativo o cero] es gente que trabaja gratis o incluso paga por trabajar, verdad?.Si esta es &034;la mejor radiografia salarial&034;, cómo serán las otras. Y todo eso sin entrar en su frase de &034;cifras reales que se presentan a efectos tributarios&034; la cual ya es una contradicción en si misma. En fin:hay que currárselo un poquito mas.
Ampliar comentario