UNA ALTERNATIVA “DE ÚLTIMO RECURSO”

Las claves que se esconden tras el ‘milagro’ de la reunificación de deudas

La voz no puede sonar más optimista: “Antes estaba ahogado. Entre la hipoteca, los préstamos y las tarjetas pagaba 3.000 euros al mes. Ahora, con una
Foto: Las claves que se esconden tras el ‘milagro’ de la reunificación de deudas
Las claves que se esconden tras el ‘milagro’ de la reunificación de deudas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La voz no puede sonar más optimista: “Antes estaba ahogado. Entre la hipoteca, los préstamos y las tarjetas pagaba 3.000 euros al mes. Ahora, con una sola llamada, apenas pago 750 euros”. Esta frase bien podría ser representativa de uno de los muchos anuncios que se emiten día sí y día también en las principales emisoras de radio del país. En ellos se vende el último milagro financiero: la reunificación de deudas. Sin embargo, detrás de estas empresas se esconde la última opción para muchas familias que tienen el agua al cuello y que están dispuestas a recurrir a estas fórmulas a cambio de ganar algo de oxígeno para poder cuadrar sus cuentas mensuales.

    La fórmula que hay detrás de estas compañías es muy sencilla y pocos o ningún secreto mágico esconde. Estas firmas juntan en un solo préstamo todos los compromisos financieros que tiene una persona y los reducen a una sola cuota más baja. Para ello, una de las claves principales es diferir el plazo de amortización. Según datos de un caso real, un individuo que antes tenía que afrontar pagos de alrededor de 3.000 euros al mes pasa a verlos rebajados a 850, si bien el plazo de amortización de todos sus compromisos financieros se extiende de 30 a 55 años.

    Otro de los patrones que siguen estas agencias a la hora de renegociar las deudas de sus clientes es tratar de unificar los créditos al consumo (que suelen venir acompañados de unos tipos de interés superiores de media al 10% TAE) y agruparlos como créditos hipotecarios (a unos tipos más reducidos). Por ello, uno de los requisitos imprescindibles para que estas empresas accedan a estudiar los casos de sus clientes es que estos tengan una vivienda en propiedad que otorgue margen para entablar una negociación con préstamos hipotecarios con las entidades bancarias. También se exige que las deudas no superen más del 70% del valor de la vivienda.

    Pero, ¿cuál es el precio real que deben pagar aquellas familias que recurran a los servicios de estas firmas? Los expertos alertan de la importancia de mirar con mucho cuidado los detalles de estos préstamos. "El motivo es que, en muchas ocasiones, la reunificación se hace mediante la conversión en los llamados “créditos de interés creciente”. Según estos, el cliente debe ir pagando unos intereses cada vez mayores a medida que se va ampliando la vida natural del nuevo crédito", apuntan los expertos. 

    Desde la firma española Agencia Negociadora insisten en que estos créditos no representan una opción para los clientes. "Es más habitual que se suelan dar son periodos de carencia variable de hasta cinco años en los que el clientes paga menos al principio y en cualquier caso las condiciones están pactadas de antemano y no hay letra pequeña alguna".

    “En muchos casos hemos comprobado que las personas que acuden a estos servicios consiguen aire para el medio plazo, pero después vuelven a estar en la misma tesitura o incluso peor”, apunta Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Bien es cierto que no todos estos créditos responden a esta tipología. Algunos se mantienen en el tiempo y el cliente acaba pagando una cantidad fija todos los meses, que siempre viene acompañada del correspondiente tipo de interés que gana la reunificadora.

    También hay que tener muy en cuenta las comisiones que la gran mayoría de bancos aplica por la cancelación de las deudas que el cliente había contraído con su banco de turno en un primer momento. El conjunto de ellas también se repercute directamente en el cliente, por lo que pasan a engrosar el nuevo crédito unificado al que hace frente, previo pacto con la agencia negociadora en cuestión.

    Opción de último recurso

    Desde las empresas de asesoramiento financiero -eafis- aconsejan a sus clientes que sólo recurran a estas compañías en caso de que sea estrictamente necesario. Félix González, director de Capitalia Familiar, considera que, al contrario que los microcréditos, que exigen intereses absolutamente inviables y están totalmente desaconsejados, estas empresas ofrecen un servicio que sólo es recomendable para aquellas familias que "estén con el agua al cuello”. No obstante estas compañías recuerdan que el cliente debe tener margen de maniobra para que puedan renegociar sus condiciones. 

    “No es algo nuevo. Muchas empresas refinancian sus deudas, pero nosotros aconsejamos que el cliente, antes de contratar nada, se cercione de todos los requisitos que tiene el nuevo préstamo que está contratando”, añade González.

    Dentro de estas compañías hay empresas que son conocidos habituales, como la ya mencionada Agencia Negociadora o Freedom Finance, por su constantes apariciones en anuncios de medios de comunicación. Sin embargo, en el mercado hay muchas más empresas como Refinance Solution, Jafir o Consulting Credit, la gran mayoría de ellas con sede en el extranjero. La proliferación de estas empresas comenzó desde antes del estallido de la crisis económica, si bien su mensaje ha ido variando con el paso del tiempo. Donde antes se invitaba a reunificar deudas para vivir mejor, hoy se apela a una opción que bien representa un salvavidas para evitar el embargo de su propia casa. 

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Toni Erdmann - Trailer subtitulado en español (HD)
    THE GIRLFRIEND EXPERIENCE Season 1 TRAILER (2016) New Steven Soderbergh Starz Series
    The Crown | Official Trailer [HD] | Netflix

    ºC

    ºC