APOYA A FERNANDO SOBRINI, IMPLICADO EN LA VENTA DE PREFERENTES Y ACCIONES

Goirigolzarri defiende a capa y espada a un imputado de Bankia por el crédito a Díaz Ferrán

José Ignacio Goirigolzarri quiere que la justicia aclare cualquier posible delito que la antigua dirección de Bankia haya podido cometer, tanto en la etapa de Rodrigo
Foto: Goirigolzarri defiende a capa y espada a un imputado de Bankia por el crédito a Díaz Ferrán
Goirigolzarri defiende a capa y espada a un imputado de Bankia por el crédito a Díaz Ferrán

José Ignacio Goirigolzarri quiere que la justicia aclare cualquier posible delito que la antigua dirección de Bankia haya podido cometer, tanto en la etapa de Rodrigo Rato como en la de Miguel Blesa. Pero al mismo tiempo defiende a capa y espada a uno de los ejecutivos –Fernando Sobrini- que ha sido imputado por el juez Elpidio José Silva por su presunta colaboración en la concesión de créditos a Gerardo Díaz Ferrán.

El exconsejero delegado de BBVA mostró todo su apoyo a Sobrini en un encuentro con la plantilla que tuvo lugar el pasado jueves en la sede operativa de Bankia, situada en una de las dos torres KIO, a un paso de la Plaza de Castilla. El objetivo de dicha conferencia era trasmitir a los directores de oficina la culminación del proceso de “normalización” de la entidad financiera una vez resuelta la recapitalización del grupo, con la ampliación de capital y el canje de las preferentes y los bonos.

El presidente de Bankia hizo la introducción a esa jornada para insuflar ánimos a los responsables de las oficinas y transmitir que el proceso de ajuste en el grupo ya se ha acabado, especialmente en la zona de Madrid y Valencia, las dos áreas de más relevancia comercial para el banco nacionalizado. Tras su intervención, José Sevilla, director general y mano derecha de Goirigolzarri, tomó la palabra para exponer la situación financiera de la entidad y los progresos obtenidos en el último año.  

Posteriormente fue el turno de Fernando Sobrini, el responsable del área de Particulares y de la red comercial de Bankia. La intervención de Sobrini fue corta porque él mismo reconoció textualmente que tenía que “cruzar la acera” para ir a declarar como imputado a los Juzgados de Plaza de Castilla por la presunta concesión ilegal de un crédito a Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE. El directivo estaba citado a las 11:00 de la mañana por el juez Elpidio José Silva, junto con otros cuatro miembros del comité financiero de Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, Matías Amat, Gonzalo Alcubilla, Luis Crespo y Juan Bartolomé.

Sobrini se despidió de los asistentes, pero Goirigolzarri lo recuperó al final de la jornada al acordarse de su ausencia. El presidente señaló a los presentes que el directivo imputado “tiene todo mi apoyo”, al tiempo que hizo una crítica velada al juez por ser excesivamente celoso en sus pesquisas. Fuentes próximas a Bankia han corroborado el mensaje de respaldo a Sobrini, pero han negado el comentario sobre la actuación de Elpidio José Silva.

Evita su dimisión

Con esta declaración, Goirigolzarri trató de respaldar la labor de Sobrini, que ya ejercía de responsable de la red de oficinas de Caja Madrid durante la etapa de Blesa y de Rato. Él fue el responsable de la inundación de participaciones preferentes cuando el primero lo ascendió de jefe de la zona sur de la Comunidad de Madrid a director general de banca comercial a mediados de 2008. También fue el encargado de adiestrar a los directores de oficinas para vender acciones de Bankia a cualquier cliente, tuviese o no conocimientos bursátiles. Cuando Elpidio José Silva lo imputó, en Bankia se especuló con que él mismo hubiera presentado su dimisión al presidente, que con esta declaración pública ha desbaratado esa posibilidad.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid les citó a declarar la semana pasada por su presunta participación en el crédito de 26,6 millones de euros que la entidad financiera concedió al expresidente de la CEOE cuando era consejero. El juez también pidió la comparecencia, en calidad de testigo, del empresario Gabriel María Subías, que durante 14 años desempeñó el cargo de consejero delegado de Orizonia Corporación.

El juez Silva abrió diligencias a raíz de una denuncia, presentada por el sindicato Manos Limpias, en la que se acusa a Blesa de conceder un crédito "doloso" por importe de 26,5 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como "garantía un holding empresarial que se encontraba en quiebra". Ambos están acusados de un delito societario y de falsedad documental, mientras que el exresponsable de créditos a empresas de Caja Madrid, Carlos Vela, está imputado por delito societario.

El instructor aprecia en la actuación de Blesa y Díaz Ferrán indicios de criminalidad inherentes a manifiestas infracciones de buenas prácticas bancarias que además inciden en la proyección de una "imagen sumamente deteriorada de la llevanza del riesgo y la regencia de una entidad de relieve" como es Caja Madrid, según expuso en un auto notificado el pasado febrero.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

UN MONSTRUO VIENE A VERME - Clip 5
LeBron James Stumps for Clinton in Cleveland
Terrible! Robin van Persie suffers horrific eye injury

ºC

ºC