CINCO CLAVES PARA ENTENDER LA CAÍDA DE LA PRIMA

Euforia europea: los mercados confían en Draghi y en una 'nueva' Merkel para volver a crecer

Algo más de 14 meses. Ese es el tiempo que ha tardado la prima de riesgo en volver a comprobar que hay vida por debajo de

Foto: Euforia europea: los mercados confían en Draghi y en una 'nueva' Merkel para volver a crecer
Euforia europea: los mercados confían en Draghi y en una 'nueva' Merkel para volver a crecer
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Algo más de 14 meses. Ese es el tiempo que ha tardado la prima de riesgo en volver a comprobar que hay vida por debajo de los 300 puntos básicos. Este martes, el diferencial tocó en su cotización intradía los 299 puntos (acabó cerrando en los 301) y hoy vuelve a bajar por debajo de ese nivel en medio de una corriente de entrada de dinero hacia España. 

    La relajación de las tensiones en el mercado de deuda permiten al bono seguir su descenso y este miércoles cae hasta el 4,25%, su nivel más bajo desde noviembre de 2010, y a los seguros contra impago (CDS) hasta los 246 puntos. La guinda la pone la bolsa, y a la subida ayer dl Ibex 35, un 3,3%, hay que sumar otro repunte superior al 1% hoy. Pero, más allá de las cifras, ¿qué es lo que fundamenta que la soga de la deuda apriete cada vez menos a España? Los expertos aprecian cinco aspectos claves, con especial protagonismo de los dos primeros.

    1) Esperando a Draghi... otra vez. El mercado lo tiene claro: cuanto peor, mejor. Es decir, cuantos más síntomas de sufrimiento transmita la economía europea será mejor porque eso dirigirá al Banco Central Europeo (BCE) a actuar y a hacerlo con inmediatez. De hecho, los inversores esperan que lo haga el próximo jueves 2 de mayo.

    La expectativa de una bajada de tipos de interés por parte del BCE es uno de los argumentos que actúan como catalizador en las caídas de la prima de riesgo. El argumento cobra fuerza a medida que van pasando los días y ya son muchas las voces que confían en que Mario Draghi anuncie una bajada de tipos desde el 0,75% actual al 0,5%. Otra opción sería que diseñara un plan que estimulara la concesión de préstamos a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en la Eurozona.

    El pasado lunes, el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, anunció que tomarían medidas para abordar un contexto de debilidad económica en el que la inflación está registrando caídas más que significativas. “Buena parte de los inversores ya está descontando que el BCE tomará estas medidas. Los problemas llegarán como no acabe acometiendo estas decisiones y la decepción se instale en el mercado", señala Daniel Álvarez, analista de XTB Trading.

    2) Una Merkel menos dura. Un cambio en la postura alemana ante las políticas de austeridad es otro de los aspectos clave en esta caída del diferencial. La eterna expectativa de que Angela Merkel por fin dé su brazo a torcer y suavice sus exigencias en materia económica en buena parte de Europa vuelve a aparecer en el horizonte. Los últimos datos macroeconómicos dan buena fe de la debilidad que atraviesa la economía europea, y Alemania no se escapa de este pinchazo.

    En abril, la actividad del sector empresarial y del sector servicios en Alemania ha caído hasta los niveles más bajos desde diciembre y octubre, respectivamente, con lo que ratifican la impresión de que la locomotora germana tampoco avanza. Desde IG, Daniel Pingarrón cree que “hay una sensación general en el debate económico de que la antiausteridad comienza a tomar las riendas del timón económico y es previsible que en cuestión de meses se produzca un importante matiz en las políticas de austeridad europeas y en un aumento de las medidas de estímulo”.

    3) Eurostat no da peores noticias. Los últimos datos publicados por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, también soplan a favor de una relajación del diferencial. Tras conocerse el dato definitivo de déficit de 2012 (10,6% del PIB) se allana el terreno para que la Comisión decida si suavizará el objetivo del 4,5% para este año y también si dará dos años de plazo para acercarse al 3%.

    Desde Bruselas consideran que España ha cumplido con el compromiso de ajuste fiscal estructural y todo apunta a que el vicepresidente económico, Olli Rehn, no pedirá al Gobierno nuevos recortes en 2013. En el Ejecutivo confían en que se otorgue esta prórroga de dos años, hasta 2016, si bien desde Europa ya han anunciado que estará supeditada a la viabilidad del plan de estabilidad que debe aprobar el Gobierno el próximo 26 de abril. 

    4) Renovadas esperanzas en Italia. Mucho se ha hablado de las dificultades para formar un nuevo Gobierno y, aunque la elección de Giorgio Napolitano a todas luces parece un parche de urgencia (ha sido reelegido con 87 años en la sexta votación) para solucionar el bloqueo político, el mercado ha dado su visto bueno a la medida. En las últimas semanas el país transalpino ha quedado en stand by a la vista de que es un plato de difícil digestión dentro del mapa europeo.

    Ahora, el papel de Napolitano no es ni mucho menos sencillo. El presidente deberá buscar nuevas soluciones para formar Gobierno. Los medios de comunicación aseguran que Napolitano habría puesto como condición para su reelección la disponibilidad de los partidos para apoyar un Gobierno de transición que apruebe algunas reformas urgentes. “No es la situación idílica, pero es un avance y, por ahora, es lo que les vale a los mercados para despejar algunas de sus incógnitas”, apuntan fuentes del mercado.

    5) El dinero fresco de Japón. El banco central nipón pretende introducir en la economía entre 60 y 70 billones de yenes nuevos al año -entre 480.000 y 565.000 millones de euros- durante 2013 y 2014. “Se ha creado más dinero, pero ahora hay que determinar dónde se invierte y es ahí donde entra en juego Europa y la deuda periférica, donde se están ofreciendo atractivas rentabilidades por encima del 4%”, afirman desde XTB Trading.

    Estas medidas esconden de fondo una aceptación por parte de los inversores de que para obtener una rentabilidad atractiva hay que encomendarse a activos que supongan más riesgo. En opinión de Daniel Lacalle, gestor del fondo de inversión Ecofin, “el ahorro se va a las rentabilidades y los buenos rendimientos implican tomar más riesgo. Se está arrinconando a los inversores hacia riesgos superiores y prueba de ello es la pérdida de la triple A de Reino Unido el pasado viernes”.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios