LOS ÍNDICES HAN LLEGADO A CAER UN 1%

Una falsa alerta de atentado en la Casa Blanca tumba en tres minutos Wall Street

Psicosis bursátil. Un falso mensaje en el Twitter de Associated Press ha puesto en jaque a los principales índices bursátiles de EEUU y ha encogido en
Foto: Una falsa alerta de atentado en la Casa Blanca tumba en tres minutos Wall Street
Una falsa alerta de atentado en la Casa Blanca tumba en tres minutos Wall Street
Fecha

Psicosis bursátil. Un falso mensaje en el Twitter de Associated Press ha puesto en jaque a los principales índices bursátiles de EEUU y ha encogido en un puño el corazón de buena parte de los inversores estadounidenses.

Corrían las 19:07 h de la tarde hora española (seis horas menos en la costa este de EEUU) cuando desde la cuenta de esta agencia estadounidense ha aparecido el siguiente mensaje: “Última hora: dos explosiones en la Casa Blanca. Barack Obama está herido”. 

En apenas tres minutos, entre las 19:07 y las 19:10, el Dow Jones ha perdido más de 150 puntos o, lo que es lo mismo, aproximadamente un 1%. Misma radiografía para el S&P 500 que, a la misma hora, pasaba de los 1.577 los 1.562 puntos. El índice de tecnológicas Nasdaq tampoco se ha librado del susto y ha caído de 3.270 a 3.241 puntos en ese mismo espacio de tiempo. 

Las caídas no sólo han afectado a la renta variable. En el mercado de deuda el bono estadounidense a diez años también ha sufrido una abrupta bajada, que lo ha llevado del 1,7% al 1,64%.

Otras cuentas de Associated Press se han apresurado a desmentir esta información señalando que la cuenta había sido 'hackeada', y entonces los índices han vuelto a recuperar la normalidad en el mismo espacio de tiempo en el que se habían visto alterados. 

Este último rumor de atentado llega en un momento especialmente sensible para la sociedad estadounidense. En los últimos días las autoridades han puesto en máxima alerta sus dispositivos de seguridad después de que tuvieran lugar los atentados durante la maratón de Boston. A lo largo de las últimas jornadas ha habido varios avisos de bomba, amenazas contra edificios públicos e incluso los rumores han llegado a apuntar a cartas con ricino enviadas contra el presidente Obama.