CALCULA UN DÉFICIT DEL 7,1% EN 2014 SI RECORTA EL IRPF Y ELIMINA PATRIMIONIO

El Banco de España sugiere al Gobierno que incumpla su promesa de bajar los impuestos

¿Debe Rajoy cumplir su promesa de reducir la carga fiscal en 2014? La respuesta es no, según el Banco de España. Al menos, sugiere el regulador,
Foto: El Banco de España sugiere al Gobierno que incumpla su promesa de bajar los impuestos
El Banco de España sugiere al Gobierno que incumpla su promesa de bajar los impuestos

¿Debe Rajoy cumplir su promesa de reducir la carga fiscal en 2014? La respuesta es no, según el Banco de España. Al menos, sugiere el regulador, si el Gobierno quiere cumplir sus compromisos con Europa en materia de reducción del déficit público.

O dicho en otros términos más precisos, el Banco de España sostiene que si el Ejecutivo hace lo que dice la ley, que prevé la derogación automática de las subidas impositivas aprobadas para dos años, 2012 y 2013, el déficit público se situará en 2014 por encima del 7% respecto del producto interior bruto (PIB). Es decir, un nivel incluso superior al registrado en 2012 sin contar las ayudas a la banca (6,7%).

Según sus cálculos, el déficit público acabará en 2014 en el 5,9%, pero hay que tener en cuenta que el Gobierno -salvo que legisle en contrario- está obligado a revertir lo decidido al principio de la legislatura, cuando por razones extraordinarias y de forma temporal aprobó imponer un gravamen complementario en el IRPF de hasta siete puntos, la supresión o la reducción de determinadas deducciones en el impuesto sobre sociedades, un recargo del impuesto sobre bienes inmuebles y la recuperación del impuesto sobre el patrimonio.

Todas estas subidas de la presión fiscal son las que deben desaparecer el 1 de enero próximo, y, según el Banco de España, representan nada menos que el 1,2% del PIB, unos 12.000 millones de euros que volverían a los bolsillos de las familias y las empresas.

Los economistas del banco central no contemplan este escenario en sus previsiones. Pero no sólo eso. Recuerdan que “en ausencia de medidas compensatorias, su reversión provocaría que el déficit público en dicho año [2014] recuperara una tendencia creciente, ampliándose, por tanto, la brecha con el objetivo fijado para ese año”. En total, un 7,1% de déficit, incompatible con la senda de consolidación que ahora los ministerios de Hacienda y de Economía están negociando con Bruselas.

En el último Plan Presupuestario enviado a Bruselas se preveía un desequilibrio fiscal equivalente al 4,5% este año y al 2,8% el próximo; pero esos objetivos son hoy imposibles de cumplir en el marco de una recesión mucho más intensa que lo previsto. Aunque no sólo por eso. En ese Plan Presupuestario remitido a la Unión Europea se preveía una rebaja sustancial de la prima de riesgo, pero ese recorte no llega. El diferencial con el bono alemán a diez años se mantiene clavado en el entorno de los 350 puntos básicos desde hace semanas, y en un contento de alta incertidumbre derivado de la crisis de Chipre (y en menor medida Italia), no parece que se pueda esperar una súbita disminución. Y lo que está en juego es mucho dinero. 

Curva de tipos de interés

Según las estimaciones del Gobierno, un descenso de 200 puntos básicos de la prima de riesgo a lo largo de toda la curva de intereses en los años 2013 y 2014 supondría unos 4.500 millones de euros menos en gastos por intereses durante este año y de nada menos que de 7.500 millones menos en 2014 en términos de contabilidad nacional. Este martes el diferencial se situaba en 354 puntos básicos y sin ninguna tendencia a la baja.

Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que los Presupuestos Generales del Estado se hicieron a la luz de una caída del PIB del 0,5%, pero si finalmente se cumplen las previsiones del Banco de España -que coinciden con las que ofrecen los principales institutos de coyuntura- la actividad se contraerá un 1,5%, el triple de lo que estimaba el Ejecutivo.

Sin embargo, las autoridades económicas no se han cansado de repetir en las últimas semanas que en 2013 no se aprobarán nuevos ajustes presupuestarios. Pero el Banco de España recuerda en su Boletín mensual que “a pesar del intenso proceso de consolidación presupuestaria realizado en los tres últimos años, la magnitud del ajuste fiscal pendiente es todavía significativa para estabilizar, primero, la ratio de deuda pública y comenzar, posteriormente, un proceso de reducción duradera de aquella”. O expresado en otros términos, pese a la reducción del déficit, la deuda sigue creciendo y se acerca peligrosamente al nivel del 100% respecto del PIB, algo más de un billón de euros.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Fifth Harmony - Work from Home ft. Ty Dolla $ign
Hasta el Amanecer - Nicky Jam | Video Oficial
Alvaro Soler - Sofia

ºC

ºC