MÁS OTROS 1.800 'PERDONADOS' EN BANCO DE VALENCIA

Bruselas considera ayudas de Estado 12.000 millones que Bankia recibió de Sareb

Las ayudas públicas recibidas por BFA-Bankia no se limitan a los 22.500 millones percibidos del rescate europeo. Según las estimaciones de la Comisión en su informe sobre

Foto: Bruselas considera ayudas de Estado 12.000 millones que Bankia recibió de Sareb
Bruselas considera ayudas de Estado 12.000 millones que Bankia recibió de Sareb
Las ayudas públicas recibidas por BFA-Bankia no se limitan a los 22.500 millones percibidos del rescate europeo. Según las estimaciones de la Comisión en su informe sobre el plan de recapitalización de la entidad, 12.000 de los 27.900 millones ingresados por la entidad del banco malo (Sareb) en pago por sus activos tóxicos también son ayuda de Estado. Y lo mismo ocurre con 1.759 millones que el Estado le 'perdonó' por su participación en Banco de Valencia. No obstante, estas ayudas no se han incorporado al capital de la entidad, al contrario que el dinero del rescate. Si sumamos también los 4.465 millones que inyectó el FROB 1 en 2010 y que ya se han perdido, el montante total de ayudas públicas recibidas por Bankia asciende a 40.683 millones.

Además, el Estado ha concedido a la entidad otros 54.000 millones en avales para poder emitir en los mercados desde 2009. De ese dinero, Bankia ha emitido 34.768 millones y actualmente el saldo vivo se encuentra en 24.268, siempre según los datos que ha hecho públicos el departamento de Joaquín Almunia. Estos avales no suponen desembolso, salvo en el caso de que el banco que preside José Ignacio Gorigolzarri no pueda devolver esta deuda, en cuyo caso el Estado tendría que hacerse cargo de ella.
 
Los 12.000 millones de ayudas del Estado suponen la diferencia entre el dinero pagado por Sareb por los activos tóxicos de Bankia y el precio de mercado de los mismos, según los cálculos de la Comisión. Esta considera que los descuentos aplicados en el traspaso del crédito promotor y los activos adjudicados de las entidades a la Sareb no son suficientes para alcanzar el precio de mercado y, por tanto, hay una diferencia que debe considerarse ayuda de Estado. Bruselas estima que el valor de la cartera transferida por Bankia es sólo el 27,9% de su valor bruto, lo que supone 15.900 millones. Los otros 12.000 hasta llegar a 27.900 son un sobreprecio que no tendría por qué haberse pagado (el importe total transferido finalmente a Sareb ha sido de 22.318 millones, según esta sociedad).
 
Fuentes del sector aseguran que la referencia que ha tomado Bruselas son precios "de liquidación", es decir, lo que se podría obtener si hubiera que vender todos estos activos de golpe ahora mismo, en vez de durante 15 años como prevé el plan de negocio del banco malo. Esos precios de derribo "no tienen sentido", según estas fuentes, ya que no se van a materializar y, por tanto, no reflejan realmente el mercado.
 
Por otro lado, la Comisión considera a Sareb una entidad pública, frente al discurso oficial en España, independientemente de que el 51% de su capital esté en manos de inversores privados. La razón es que esta participación es muy pequeña (el 8%) comparada con la cantidad de deuda, avalada por el Estado, que ha tenido que emitir para financiar la compra de los activos de los bancos rescatados. Asimismo, el FROB es su principal accionista, con mucha diferencia.
 
Otra ayuda pública en Banco de Valencia
 
La otra ayuda pública desconocida hasta ahora proviene de la participación mayoritaria del 39,11% que Bankia tenía en Banco de Valencia antes de la intervención de este último en noviembre de 2011. La entidad que entonces presidía Rodrigo Rato tenía concedida a su participada una línea de crédito de 1.759 millones, y la Comisión explica que, según la ley española, los créditos concedidos por accionistas que superen el 5% de un empresa insolvente (como habría sido Banco de Valencia sin el rescate del FROB) deben considerarse deuda subordinada. Y esa deuda subordinada tendría que haber asumido pérdidas y se habría valorado a cero en el procedimiento concursal, con lo que Bankia lo habría perdido todo.
 
Pues bien, el FROB evitó la conversión de esa línea de crédito en deuda subordinada, con lo que impidió que esa pérdida incrementara las necesidades de capital de la entidad. Ese mayor déficit tendría que haber sido cubierto con un mayor importe del rescate y, por tanto, el 'perdón' concedido por el FROB es equivalente a que se le hubiera inyectado esa cantidad. En consecuencia, se trata de una ayuda de Estado. Además, Almunia critica que España no haya "facilitado elementos para demostrar que esa medida fue apropiada, necesaria y proporcional".
 
El documento revelado por la Comisión Europea contiene las predicciones de negocio que ha hecho ya públicas Goirigolzarri en varias ocasiones, como la vuelta a la rentabilidad (ROE positivo) en 2015 tras el proceso de reestructuración, aunque no concreta las previsiones de beneficios de Bruselas ni la quita que sufrirán los tenedores de preferentes y subordinada. Sí expresa sus dudas sobre la posibilidad de recuperar todas estas ayudas públicas, frente al optimismo del presidente de Bankia, y considera “poco probable” una remuneración adecuada a las inyecciones de capital teniendo en cuenta “la problemática situación actual del grupo BFA y las grandes cantidades de dinero recibidas”. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios