BRUSELAS HACE UN CÁLCULO MUY SUPERIOR A LAS INYECCIONES DE CAPITAL

Las ayudas a la banca rescatada suben hasta 67.000 millones por el 'apaño' del banco malo

La Comisión Europea sorprendió ayer con una cifra de ayudas públicas de 67.000 millones para las cuatro entidades nacionalizadas (BFA-Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco Valencia), muy
Foto: Las ayudas a la banca rescatada suben hasta 67.000 millones por el 'apaño' del banco malo
Las ayudas a la banca rescatada suben hasta 67.000 millones por el 'apaño' del banco malo
La Comisión Europea sorprendió ayer con una cifra de ayudas públicas de 67.000 millones para las cuatro entidades nacionalizadas (BFA-Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco Valencia), muy superior a la suma del rescate europeo más las inyecciones recibidas del FROB. La explicación de esta gran diferencia es que Bruselas considera ayudas públicas el traspaso de activos al 'banco malo' por parte de estas entidades porque, a su juicio, no se ha hecho a precios de mercado, según confirman fuentes conocedoras de la situación.

El grueso de la diferencia corresponde a BFA-Bankia, para la que Bruselas calcula ayudas por 36.000 millones, cuando esta entidad va a recibir 22.424 (los 17.959 del rescate europeo más los 4.465 que recibió del FROB 1 en forma de préstamo y que se convirtieron en capital con su nacionalización en mayo). Para CatalunyaCaixa, el cálculo es de 14.000 millones, frente a los 12.052 efectivamente percibidos (9.084 del rescate más 1.250 del FROB 1 y 1,718 del FROB 2 en forma de capital, de ahí que sea pública). En el caso de Novagalicia, el comisario europeo Joaquín Almunia calcula 10.000 millones en ayudas, cuando recibirá 9.209 (5.425 de Europa más 1.162 del FROB 1 más 2.622 del FROB 2). En el caso de Banco Valencia, la estimación europea es de 7.000 millones, y las ayudas reales de 5.500 (4.500 del rescate y 1.000 del FROB cuando fue intervenida).

La explicación de este desfase parte de que la normativa europea obliga a que toda operación con una entidad pública en que no se pague un precio de mercado se considere ayuda de Estado. En este caso, la entidad semipública es la Sareb, es decir, el 'banco malo'. Pues bien, la Comisión considera que los descuentos aplicados en el traspaso del crédito promotor y los activos adjudicados de las entidades a la Sareb no son suficientes para alcanzar el precio de mercado y, por tanto, hay una diferencia que debe considerarse ayuda de Estado.

Según las fuentes consultadas, la referencia que ha tomado Bruselas son precios "de liquidación", es decir, lo que se podría obtener si hubiera que vender todos estos activos de golpe ahora mismo, en vez de durante 15 años como prevé el plan de negocio del 'banco malo'. Esos precios de derribo "no tienen sentido", según estas fuentes, ya que no se van a materializar y, por tanto, no reflejan realmente el mercado. "No se puede tomar como precio de mercado un precio de liquidación de algo que no se va a liquidar", concluye una de ellas.

Ataque al plan del Gobierno y del BdE

Pero lo más sorprendente es que la Comisión haya decidido utilizar esa referencia -que según algunas fuentes se ha basado en una valoración de un experto independiente- en vez de la de los descuentos de la Sareb... cuando se supone que esos descuentos fueron pactados con la troika en innumerables reuniones en septiembre y octubre, en las que hubo que conciliar el interés de los potenciales inversores, porque los precios fueran lo más bajos posibles, con el de los bancos sanos porque no lo fueran tanto para no tener que rebajar el valor de sus propios activos con la pérdida correspondiente.

"No se entiende que Bruselas salga ahora por ahí y aplique una referencia distinta, porque se trata de un ataque injustificado al plan del Gobierno y del Banco de España. Lo que debería hacer es apoyarlo para que salga adelante, ya que tiene su visto bueno, y en vez de eso pone palos en las ruedas", señala otra de las fuentes consultadas. Así, si se aplicaran los "precios de mercado" de la Comisión a todos los activos del sector, los bancos sanos necesitarían ayuda, e incluso muchos bancos extranjeros.

Ayudas teóricas, pero no reales

En todo caso, hay que tener presente que estas ayudas de Estado no son más que un mero apunte contable, son ayudas teóricas o ficticias porque no se van a entregar realmente a las entidades, sino que proceden del ejercicio de valoración citado. El importe efectivo de las ayudas es el del rescate más las inyecciones del FROB, pero esta actitud de la Comisión ha sembrado la inquietud en todo el sector financiero español.

No es la primera vez que las Autoridades comunitarias se plantan ante las españolas en el proceso de reestructuración del sistema financiero. El propio Almunia se enfrentó al ministro Luis de Guindos asegurando que había que liquidar entidades si no eran viables (finalmente, esta semana ha habido que adjudicar Banco de Valencia a toda prisa para evitarlo). Posteriormente, Bruselas pidió al Banco de España que endureciera los planes de las entidades españolas ayudadas, que consideraba muy laxos, petición que se ha traducido en los fuertes despidos y pérdidas para las preferentes anunciados ayer. En este sentido, ha obligado al Gobierno español a elevar el importe del rescate hasta 37.000 millones porque no termina de fiarse de sus cuentas. El último ejemplo es su exigencia de que las cantidades aportadas por el FROB 1 en forma de préstamo se transformen en capital, algo que afecta especialmente a BMN y Caja España-Duero.
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Díaz: “Que nadie nos diga que lo que seamos en el futuro no será nunca sin Podemos”
Young News Anchor message to Obama goes viral - Final Thoughts from Tomi Lahren
Beyonce and the Black Panthers | Final Thoughts with Tomi Lahren

ºC

ºC