EUROPA NO IMPONDRÁ A CAMBIO CONDICIONES MACROECONÓMICAS

La UE inyectará hasta 100.000 millones, pero el Gobierno evita hablar de 'rescate'

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comparecido por fin en la sede del Ministerio para confirmar que España había decidido "solicitar financiación europea", se

Foto: La UE inyectará hasta 100.000 millones, pero el Gobierno evita hablar de 'rescate'
La UE inyectará hasta 100.000 millones, pero el Gobierno evita hablar de 'rescate'

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comparecido por fin en la sede del Ministerio para confirmar que España había decidido "solicitar financiación europea", se ha negado a facilitar las cifras concretas -"suficiente para cubrir las necesidades del sistema financiero más un margen significativo de seguridad adicional"- y, sobre todo, se ha empeñado en intentar negar que se trate de un "rescate. De ninguna manera: es apoyo financiero directamente al FROB". El ministro, en el turno de preguntas, ha sido especialmente duro a la hora de justificar su presencia y no la del presidente del Gobierno en una comparecencia tan especial: "El miembro del Eurogrupo soy yo. Siguiente pregunta".

De Guindos, que desde las cuatro de la tarde ha mantenido una tensa reunión con el Eurogrupo para que España solicitara definitivamente el rescate bancario, ha asegurado que todas las cifras manejadas tanto por los informes del FMI como por los estudios preliminares de los auditores independientes, arrojan "cifras manejables", y aunque el ministro se ha negado en todo momento a ponerlas -fuentes de la UE aseguraban que la ayuda irá desde los 40.000 millones al tope de 100.000- la ayuda que la UE va a inyectar "será sólo y específicamente para el sector financiero".

El montante total del rescate a España podrá ascender a un máximo de 100.000 millones de euros, según informaban fuentes oficiales a El Confidencial casi al mismo tiempo en que  el ministro De Guindos se esforzaba por ocultarla. Esta cifra es el "límite máximo" de una línea de crédito de la que dispondría el Gobierno español, aunque finalmente podría utilizar una cifra inferior. 

Guindos ha añadido que el dinero se inyectará directamente en el FROB, que será el receptor de los fondos europeos, y éste lo inyectará en las distintas entidades según las necesidades que se hayan detectado (Bankia, CatalunyaCaixa o NovaCaixa Galicia) y en las que ya esté el FROB o éste vaya a tomar su control. Además, el FROB computará las ayudas directamente como deuda del Estado. En el turno de preguntas, el ministro ha querido dejar claro que ese dinero será prestado a un interés más ventajoso que el que ahora mismo ofrece el mercado a España.

El mensaje del Gobierno hace también hincapié en que la ayuda europea. "no es un rescate, es apoyo financiero", ha insistido varias veces, no tiene contrapartidas macroeconómicas. Es decir, al destinarse específicamente al sistema financiero, no ha habido imposiciones sobre ajustes impositivos, nueva fiscalidad, etc. 

Después de la teleconferencia de casi tres horas, el ministro español ha tenido que ceder a las exigencias de la UE y del FMI y ha tenido UE plegarse a la pinza a la que le han sometido ambas instituciones. De hecho, la directora general del FMI, Christine Lagarde también ha participado en la teleconferencia alinieándose con las tesis del Eurogrupo.

El objetivo de este pacto entre España y el Eurogrupo es tener una solución automática que despeje cualquier incertidumbre sobre el sistema bancario español antes de las elecciones generales griegas del 17 de junio, ya que de no ser así las consecuencias de un resultado adverso en los comicios para el futuro del euro serían catastróficas.

Con una cifra tan contundente se pretende lanzar un mensaje de que el problema de la banca española ha quedado zanjado. Los 100.000 millones están muy por encima de los 40.000 de déficit de capital detectados en el test de estrés realizado por el FMI, e incluso de los 60.000 que resultan de multiplicar por 1,5 dicha cantidad, estimación realizada por el mismo organismo. El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, lo había situado en 80.000 millones.

Los 100.000 millones es el volumen que ha reservado la UE para el rescate pero la cifra concreta la tiene que definir el Gobierno español. En principio, sería facilitada a medias por el fondo de rescate europeo (EFSF) y el nuevo mecanismo de estabilidad financiera (ESM), y sería inyectada en efectivo y también en forma de bonos, como ha adelantado El Confidencial

El mecanismo legal para que el Fondo de Estabilidad pueda destinar fondos a un rescate bancario obliga al país en cuestión a solicitar el rescate, algo a lo que el Gobierno de Mariano Rajoy se ha resistido ferozmente hasta hoy. El adelanto de la publicación del informe del FMI sobre la banca española a la pasada madrugada ha doblegado finalmente su voluntad.


Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
150 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC