POR LA CRISIS DE EUROPA

Los 'osos' y los 'toros' se ponen de acuerdo: el dólar va a estar fuerte

Si hay algo en lo que las dos corrientes irreconciliables del análisis de mercado -alcistas y bajistas, toros y osos- se han puesto de acuerdo es
Foto: Los 'osos' y los 'toros' se ponen de acuerdo: el dólar va a estar fuerte
Los 'osos' y los 'toros' se ponen de acuerdo: el dólar va a estar fuerte
Fecha
Tags
    Si hay algo en lo que las dos corrientes irreconciliables del análisis de mercado -alcistas y bajistas, toros y osos- se han puesto de acuerdo es en la fortaleza del dólar. Una crisis sin precedentes en Europa y unas políticas monetarias basadas en la 'prueba-error' han obrado el milagro. Así lo recogía esta semana Bloomberg.com: "el dólar, la mayor y más devaluada divisa del mundo va a subir en tanto que la deuda soberana europea amenaza la recuperación global".

    De hecho, el mismo miércoles, la Reserva Federal daba un argumento más para apoyar esa teoría al endurecer su discurso al término de la reunión mensual del comité de política monetaria. Así, ya son siete los miembros del consejo que defienden que la primera subida de tipos se lleve a cabo en 2014 y para 2015 ya se hayan producido cuatro repuntes. Pero es más, tres miembros van más lejos y afirman que el precio del dinero se tiene que empezar a encarecer este año.

    Con todo, el billete verde se ha devaluado esta semana un 0,65% frente a la moneda única y al cierre del viernes el cambio se situaba en los 0,755 euros. 

    Pero no hay que cantar victoria. La gran incertidumbre que viven los mercados hace que expertos, inversores y administración tan pronto digan digo, como Diego. Tal es así que no hay que mirar muy atrás para ver como los analistas defendían precisamente todo lo contrario. El pasado mes de noviembre, la creencia generalizada era que "el dólar se depreciaría frente a las divisas del Grupo de las 10 mayores economías del mundo", recuerda la agencia. 

    Mientras los alcistas defienden que el billete verde se va a beneficiar del aumento de la negociación en EEUU y de un crecimiento económico que se ha fijado en el 2,3% este año, casi el doble del previsto para el G-10, los bajistas apuestan por el repunte del dólar al mismo ritmo en el que la crisis de deuda en Europa va a ir a peor, disparando la demanda de activos en dólares como los bonos del Tesoro.