SUSTITUYE A TRES DE SUS PROVEEDORES

Deslocalización a la inversa: Ikea deja Asia y apuesta por Italia

Ikea ha demostrado que la deslocalización puede ser un viaje de ida y vuelta. La búsqueda de una mayor calidad y, aunque parezca mentira, el ahorro
Foto: Deslocalización a la inversa: Ikea deja Asia y apuesta por Italia
Deslocalización a la inversa: Ikea deja Asia y apuesta por Italia
Fecha

Ikea ha demostrado que la deslocalización puede ser un viaje de ida y vuelta. La búsqueda de una mayor calidad y, aunque parezca mentira, el ahorro de costes, han llevado al coloso sueco a sustituir a tres de sus proveedores asiáticos por fabricantes italianos. En el país mediterráneo se manufactura ya el 8% de los productos que vende Ikea en las 41 naciones donde está presente. Con los nuevos contratos firmados con empresas de la región norteña del Piamonte productoras de muebles, grifería y juguetes, Italia se convierte en su tercer mayor proveedor, sólo superado por China y Polonia.

El consejero delegado de Ikea Italia, Lars Petersson, ha explicado la decisión por la “competencia”, el “compromiso” y la capacidad de los nuevos socios transalpinos para producir artículos mejores y más baratos que sus derrotados competidores asiáticos. Este último punto sorprende por la habitual estrategia de la firma sueca de apretar al máximo a sus fabricantes para lograr precios imbatibles. Esta máxima ha hecho que hasta ahora se encuentren en China y en el sureste asiático la mayor parte de sus proveedores.

Ha sido como hacer un análisis de sangre. Ellos (los managers de Ikea) vienen aquí, te estudian, te interrogan, quieren saberlo todo”, explica en Il Sole 24 Ore Marco Paini, consejero delegado de la fábrica de grifería que lleva su apellido. Su empresa, que emplea a 330 personas, ha logrado convertirse en proveedor del gigante escandinavo tras superar un duro proceso de selección que ha durado tres años, en el que primero había diez candidatos, luego cinco y más tarde, tres. Paini reconoce que a veces es difícil trabajar con Ikea por su “fortísima” atención a los precios, lo que le lleva a analizar todo el proceso productivo y a los proveedores de las empresas de las que se abastece. Llega a indicar a quién debe comprar, a qué precio y cuál debe ser el margen de ganancia.

Además de la capacidad de los empresarios italianos por equilibrar con tecnología, innovación y excelencia el mayor coste de la mano de obra, hay otro elemento que explica la decisión del gigante de los muebles de confiar en ellos para que elaboren sus productos: el precio del transporte. El coste del petróleo Brent ha subido un 45% por ciento en los últimos dos años, lo que ha encarecido el viaje de los productos fabricados en Asia hasta Europa y Norteamérica, donde se encuentra el mayor mercado de Ikea. Sólo 24 de las 287 tiendas de la firma sueca están en el sureste asiático y en Oceanía.

“Fabricar en China ya no es tan barato”

Giancarlo Corò, profesor de economía en la universidad Ca' Foscari de Venecia, advierte de que fabricar en China ya no es tan barato como antes. “El mundo cambia. La mano de obra en Asia es más costosa y la carestía del petróleo incide sobre los precios del transporte”, explica en el diario La Repubblica. En su opinión, no se puede hablar todavía de una tendencia general de la industria. Habrá que ver si otras empresas también enraizadas en territorio europeo siguen los pasos de Ikea.

La apuesta por Italia se explica además por la crisis. Buena parte de los fabricantes transalpinos de muebles están especializados en productos de alta gama. Un ejemplo de ello son las cocinas, donde el Made in Italy es garantía de diseño y de calidad. Las ventas han caído para muchas firmas debido a las estrecheces económicas de buena parte de los compradores, quienes deben lidiar con un poder adquisitivo bajo, por lo que acuden a negocios como Ikea. “Los muebles de alta gama han notado mucho la crisis. Por eso para muchos subcontratistas pasar a la gran distribución es la única forma de sobrevivir”, afirma el profesor Corò.

En 2011 eran 24 las empresas italianas que fabricaron productos, sobre todo muebles, para el coloso sueco. Sus manufacturas sumaron 1.000 millones de euros, una cifra que crecerá con los nuevos contratos firmados con los tres fabricantes piamonteses. Estas cantidades son superiores a las de las compras que Ikea hace en su país de origen, Suecia, o en Alemania, su principal mercado. Los nuevos proveedores también harán que aumente la cifra de 2.500 empleados que hoy fabrican en Italia muebles y otros productos para la firma sueca.

#16
Compartir
8 no por semana, a partir 11
Ampliar comentario
#15
Compartir
12 Si
Ampliar comentario
#14
Compartir
El hombre no esta en la tierra para ser eficaz, está para ser feliz.
Está claro que seguir las indicaciones de los poderosos solo nos lleva a llenarles los bolsillos y ser cada dia mas infelices.
Si durante 90 dias solo compraramos productos producidos/fabricados en un entorno próximo atacariamos el paro y todas las politicas tendentes a esclavizarnos en beneficio de unos pocos.
LA SOLUCION LA TENEMOS EN NUESTRAS DECISIONES.
Ampliar comentario
#13
Compartir

Cada vez más a los chinos le gusta el dinero y el poder comprarse vivienda, coche y viajar y eso conlleva a un aumento de salarios y por tanto a una perdida de competividad en relación a los demás paises a los que les han ido quitando el trabajo manufacturado. Ahora con el aumento del coste del transporte les puede hacer retroceder 10 años, les va a pasar como a los españoles, se creian que eran ricos, pero todo era un espejismo.
Ampliar comentario
#12
Compartir
4 ¿USA, Japón y Alemania manejan el precio del petróleo, subiéndolo?
Ampliar comentario
#11
Compartir
2 Es cuestión de reciclarse. No veo diferencia en hacer puertas o cajones...
Ampliar comentario
#10
Compartir
8 !La diferencia entre España e Italia es que en esta última todavía hay empresarios!.

Aquí, Funcionarios Políticos. Puros vagos.
Ampliar comentario
#9
Compartir
4

Si quieres fabricar, tienes que dar calidad, continuidad, precios razonables y baja conflictividad.

Lo demás se va igualando con el tiempo. No solo el coste del transporte, más tarde o más pronto en China tendrán que proteger a sus trabajadores [son comunistas, tengo entendido... un comunismo rarísimo, pero comunismo] y eso significará encarecimiento de la mano de obra.

Ampliar comentario
#8
Compartir
La diferencia entre España e Italia es que en esta última todavía hay empresarios.
En España. una parte importante del mercado se mueve en torno a la teta del Estado. Aqui hay empresarios que no corrido ningún riesgo en su vida. Gente que explota negocios que son concesiones de la administración que se hacen a dedo. Y hay empresarios que teniendo una empresa industrial saneada, la han abandonado para dedicarse al ladrillo.
Y es que ademas, Italia sigue siendo un pais industrial
Me contaban la anecdota de un grupo de españoles que pernocto en una ciudad media del norte de Italia. Despues de cenar decidieron salir a tomar una copas y cual fue su sorpresa al ver que a las 11 de la noche en la ciudad no había ningún bar abierto.
Ampliar comentario
#7
Compartir
Noticia importantísima sin duda, pero no se pierdan esta otra: George Soros propone usar el señorazgo del BCE para &034;baldear&034; España.
Ampliar comentario
#6
Compartir
Llevo 20 años trabajando con italianos, y conozco bien su trabajo.Si es verdad que hay que tener todo por escrito con ellos, pero son unos grandes comerciales y mas exportadores, amen de que a nivel diseño son unos &034;monstruos&034;.
Llevan ya mas de 4-5 años a nivel de ropoa, mubles,...bajando los precios, asi como tambien dejando la produccion en asia dado el bajo nivel de calidad que habian empezado a tener en sus productos.
Ellos han sabido bajar los precios con una calidad excelente, efectivamente el transporte es mas barato.Pero IKEA lleva ya años haciendo este tipo de politica , en EEUU la marca SAUDER, lleva muchos años fabricando las cocinas de america para IKEA.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#4
Compartir
Esto demuestra que el intento de los usa y países avanzandos de causar problemas a los países emergentes que basan su economía en la mano de obra barata subiendo los precios del petróleo tiene sus consecuencias positivas para los primeros: al encarecerse los transportes y la mano de obra, las empresas vuelven a su origen.
El problema de todo ello es que podemos sufrir una nueva invasión masiva de inmigrantes.
¿No es esta una oportunidad que se abre para nuestro país?
Ampliar comentario
#3
Compartir
Esto se llama deflacción pura y dura, algo que en España todavía no hemos empezado a asumir y otros nos llevan ventaja. Nos cuesta bajarnos del caballo.
España en los 90 proveía una gran parte de mueble y otros elementos a Ikea, pero finalmente esta producción ha emigrado a : Portugal, no China ni Vietnam, Portugal. Y ahora Italia se apunta al carro porque sus maravillosos muebles de marca son carísimos para unas economías en deflacción.
El porqué, los portugueses aceptan salarios y beneficios empresariales bastante inferiores. Nosotros estabamos en los días de vino y rosas de la burbuja inmobiliaria [si burbuja inmobiliaria, no de crédito y otras sandeces que se han dicho desde grandes economistas a los que habría que revisar sus méritos] y claro nuestros sueldos y beneficios tenían que estar de acuerdo con nuestros hermosísimos pisos alicatados de 3 habitaciones y 2 baños. Que me deflaccionen, que estamos atontados. El golpe siempre es grande para los ricos venidos a menos. Quizás tengamos que ponernos a limpiar casas.
Ampliar comentario
#2
Compartir
1, también hay que aprender a informarse antes de escribir, Ikea no vende elementos ni paramentos fijos de vivienda, esto es, ni puertas ni ventanas ni nada cuya colocación pueda implicar una modificación de obra [jambas, dinteles, etc]. En todo caso, si fabricaran armarios en Villacañas, tal vez ... pero creo que se quedaron en las puertas, nunca mejor dicho.
Ampliar comentario