LOS INVERSORES GANAN TIEMPO PARA MINIMIZAR LA PÉRDIDA

La cara negativa del canje de Popular: si al banco le va mal, la conversión es automática

Banco Popular anunció el miércoles una oferta para canjear  bonos subordinados obligatoriamente convertibles por otros de nueva emisión. El canje afecta solo a los titulares los bonos emitidos

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Banco Popular anunció el miércoles una oferta para canjear  bonos subordinados obligatoriamente convertibles por otros de nueva emisión. El canje afecta solo a los titulares los bonos emitidos en 2009, que vencían en octubre de 2013, y con el cambio los inversores que acepten la oferta recibirán otros títulos convertibles por el mismo precio que los originales y ganarán así tiempo para que se recupere el precio de la acción y disminuir su pérdida por la diferencia con el precio establecido para la conversión. 

    Pero la propuesta de la entidad presidida por Ángel Ron tiene una cara negativa. La letra pequeña introduce incertidumbre. Los nuevos bonos llevan un clausulado de la autoridad bancaria (EBA) que implica la conversión automática en determinados supuestos, como la caída del nivel de capital básico. Esto no sucedía con los antiguos, que tenían garantizado el pago de intereses hasta el vencimiento.

    La EBA establece una serie de eventos por la que los bonos convertibles deberán transformarse automáticamente en acciones y exige a los bancos españoles que quieran contabilizar sus títulos como capital que los apliquen. Las cláusulas de los nuevos bonos con vencimiento en noviembre de 2015 no se han fijado todavía, ya que el folleto está pendiente de aprobación. Sin embargo, fuentes financieras aseguran que “serán muy similares a las condiciones establecidas para el canje de las obligaciones preferentes en convertibles” que recompró hace unos días.

    Y en el folleto del canje de preferentes por convertibles se establecía que el cambio a acciones será inmediato si el capital de Popular -según los criterios de la EBA- cae por debajo del 7% o si el emisor presenta una ratio de capital predominante inferior al 5,125% que establecía la circular del Gobierno.

    También se hará la conversión automática si, disponiendo de una ratio de recursos propios básicos (Tier 1) inferior al 6% el grupo presentase pérdidas contables significativas, entre otros criterios. Las inyecciones de capital público son uno de los eventos de viabilidad que obligarían también a la conversión.

    Malas perspectivas para la acción

    Un analista consultado por Cotizalia destaca el elemento de incertidumbre que se introduce. Además, el canje propuesto por Popular no elimina el riesgo, “permite ganar tiempo”, lo cual está bien porque “si la conversión fuera el año que viene las pérdidas serían importantes”, pero las perspectivas para el sector “no son nada halagüeñas y las cosas deberían mejorar mucho para que el precio de la acción se acerque al establecido para la conversión”.

    Popular cerró el jueves a 2,50 euros y el precio fijado de conversión es de 7,01 euros. “No hay nada imposible”, asegura este analista, “pero si me ofrecieran el canje, encontraría alternativas de inversión mucho mejores. Otra cosa es si ya estás pillado. Entonces ganar tiempo es positivo”. Además de ganar tiempo, otro aspecto positivo es que inversores tienen la opción de canjear los títulos trimestralmente y no de forma anual como con los anteriores bonos. 

    Desde Popular explican que “en entidades sólidas no se introduce incertidumbre, nadie cree que vaya a caer tanto el capital del banco como para tener que suspender y convertir los títulos. Tendrían que ocurrir cosas muy complicadas”. 

    Refuerza capital

    Popular ha llevado a cabo, como otros bancos españoles, estos canjes para reforzar su capital de calidad y superar así, sin ayudas públicas, el 9% que exige la EBA para el mes de julio. La entidad presidida por Ángel Ron, que pasó los test de estrés de 2011 con una ratio de core capital del 7,4%, prevé superar “con holgura” la ratio exigida por Europa y elevarla por encima del 10% para la fecha límite.

    Banco Popular recompró el pasado 3 de abril 1.109 millones de euros de participaciones preferentes para canjearlas por bonos subordinados obligatoriamente convertibles, con la emisión de más de 11 millones de bonos. A la oferta de recompra acudieron el 98,33% de los tenedores.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios