La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA CARIDAD DE NUEVA RUMASA CON LAS ÓRDENES RELIGIOSAS

Legionarios, Opus Dei y Salesianos copan los donativos millonarios de la familia Ruiz-Mateos

La familia Ruiz-Mateos ha sabido siempre ser generosa con las prelaturas y las órdenes religiosas. En su caso, los favoritos de sus aportaciones millonarias han sido
Foto: Legionarios, Opus Dei y Salesianos copan los donativos millonarios de la familia Ruiz-Mateos
Legionarios, Opus Dei y Salesianos copan los donativos millonarios de la familia Ruiz-Mateos

La familia Ruiz-Mateos ha sabido siempre ser generosa con las prelaturas y las órdenes religiosas. En su caso, los favoritos de sus aportaciones millonarias han sido Legionarios de Cristo, Opus Dei y Salesianos. Estas contribuciones materiales a la causa de la fe corrían sin embargo a cuenta de la caja única que se administraba desde Somosaguas, el chalet familiar que servía como centro de operaciones de la red de empresas gestionadas desde Nueva Rumasa. Un tren de gastos que, según la información a la que ha tenido acceso este diario que obra en poder de la Fiscalía Anticorrupción, llegó a suponer algún año un volumen superior al millón de euros.

Después de que la histórica vinculación de la familia Ruiz Mateos con el Opus Dei quedara rota a mediados de los 80 tras la intervención de Rumasa, el clan apostó fuerte por la nueva prelatura de poder. Los Legionarios de Cristo han sido su causa benefactora más generosa, con donativos semanales de más de 12.000 euros durante años. La nueva aristocracia de los católicos, que durante los años de gobierno del Partido Popular en tiempos de José María Aznar llegó a disputar influencia y ministros al mismísimo Opus Dei, se convirtió en la favorita de Jose María Ruiz-Mateos Rivero, el hijo del clan que más cerca ha estado de este movimiento.

Nada cambió después del escándalo del padre y fundador de esta corriente, el sacerdote mexicano Marcial Maciel. El oscuro pasado puesto a la luz recientemente no alteró los principios de la familia Ruiz Mateos para dejar de considerar a los Legionarios de Cristo, con una fuerte presencia a través de su actividad docente, como su principal receptor de aportaciones económicas. Sus donativos, de 50.000 euros cada dos semanas durante los últimos años, han sido los más generosos con diferencia y tuvieron un compromiso de aportación por plazos que podría haber superado varios millones de euros, según las fuentes consultadas. 

A pesar de la tormentosa relación del pasado, el Opus Dei sigue apareciendo como segundo beneficiario de la caridad de los Ruiz-Mateos. Aunque la relación con la jerarquía de este movimiento quedara rota hace años, las aportaciones de Nueva Rumasa seguían teniéndoles presentes. Y lo ha sido de distintas maneras. Una de ellas, la más antigua, tiene por objeto a una casa de retiro de supernumerarios de la Obra. Recogida en la documentación bajo el nombre de Sextante, el clan ha sufragado los gastos (más de 60.000 euros mensuales) durante años de esta casa de mujeres, a las que se unía la matriarca del clan para realizar sus ejercicios espirituales.

Otra de las vía de contribución a la causa de la Obra era a través de donativos periódicos y regulares (6.000 euros a la semana) a Torreciudad, el santuario oscense que el Opus Dei tiene tiene para su apostolado. Esta aportación es una de las más recurrentes en la documentación de la caja que se manejaba desde Somosaguas y demuestra cómo la relación de los Ruiz Mateos con esta prelatura no llegó a romperse nunca del todo, aunque de manera oficial y pública la interlocución con la cúpula quedara rota tras los ataques realizados en los años 80 a Rafael Termes y Luis Valls Taberner, responsables en distintas épocas del Banco Popular.

Dinero para todas las causas

Los canales de colaboración con el Opus Dei han sido variados. Otro de los utilizados ha tenido como receptor de su dinero al IESE, la prestigiosa escuela de negocios de la Universidad de Navarra, una de las iniciativas docentes más reconocidas de la Obra. En este sentido, las contribuciones del clan han sido intermitentes en el tiempo. Según reconocen desde la escuela de negocios, puede que la familia haya participado antiguamente en la financiación de alguna beca de investigación en concreto, pero no forma parte de su distinguido patronato, compuesto por los socios con aportación anual al centro, al que ha intentado acceder en alguna ocasión sin éxito.

Llama la atención, sin embargo, que una de las última aportaciones a esta prestigiosa institución académica tuviera lugar a finales de 2006 y durante el siguiente medio año, a razón de 30.000 euros al mes. Poco tiempo después, uno de sus afamados profesores tasó el valor de las reservas de Jerez de las bodegas de Nueva Rumasa, un argumento de autoridad que fue utilizado más tarde, a finales de 2009, para publicitar una de las primeras campaña de pagarés, una polémica fórmula de garantía de la que se desvinculó rápidamente la institución y el propio catedrático en cuestión en cuanto vieron el uso que se dio a su trabajo.

Otra de vía de aportación a causas vinculadas a gente de la órbita Opus ha tenido como puente a la Fundación Ábaco. A pesar de su reciente constitución (2005), esta entidad sin ánimo de lucro sevillana, dedicada al progreso de la educación e impulsada por el joven abogado Angel Zamora, ha contado con generosas sumas de dinero de los Ruiz-Mateos. Hasta 120.000 euros, según la documentación interna que ha manejado este diario, repartidos en donativos mensuales concentrados en los últimos años para congraciarse con una institución que reúne a la flor y nata de la aristocracia andaluza en su patronato de honor, con marquesas y duquesas varias.

El abogado motor de esta fundación, formado académicamente en instituciones de la Obra y de fuerza pujante en la capital hispalense, ha sido asesor en alguna relevante operación inmobiliaria, siendo los Ruiz Mateos la parte compradora y las hermanas Benjumea, apellido de postín en Sevilla, la parte vendedora, en este caso de una gran finca. Al final, como ocurrió a otras importantes familias, parte de su dinero quedó como inversión dentro de la estructura de pagarés que alimentaba a las empresas de Nueva Rumasa. El tentador dividendo a cobrar hizo que el dinero no saliera nunca de la malla de la familia Ruiz Mateos.

De los Salesianos al cura Castillejo 

La tercera familia religiosa que más dinero ha captado del bolsillo de la abeja de Nueva Rumasa, el mismo que ahora reclaman miles de inversores y acreedores que han visto desaparecer su dinero, ha sido los Salesianos. La vinculación de la familia con esta orden tiene que ver con la implantación de la congregación religiosa creada por San Juan Bosco en la provincia de Cadiz y más en concreto en Rota, la ciudad originaria del patriarca del clan, con gran tradición en la formación profesional de jóvenes. Por este motivo, durante años, los Ruiz-Mateos han cumplido fieles a aportaciones mensuales de los antiguos millones de pesetas.

Sin tener la misma trayectoria de apostolado ni tampoco el mismo trabajo de base que los Salesianos, el dinero de los Ruiz-Mateos en ocasiones ha ido a parar a obras religiosas de otro calado. Es el caso de las aportaciones realizadas a la Fundación Miguel Castillejo, el que fuera durante más de dos décadas presidente todopoderoso de Cajasur, la entidad cordobesa que tuvo que ser rescatada por el Frob hace un par de años, que para su retirada de la caja de ahorros se preparó un retiro dorado como administrador de su propia iniciativa altruista, como tan de moda ocurre cuando una gran fortuna o un personaje ilustre quiere ejercer de benefactor.

Según la documentación interna, la obra social del cura Castillejo, como se le conoció siempre en Cordoba durante su reinado, ascendió casi al millón de euros. Lógicamente, el hecho de que las empresas de Nueva Rumasa tuvieran actividades de crédito con Cajasur no supuso un conflicto de interés para realizar estos donativos ni para recibirlos. También hubo aportaciones para otra institución cordobesa, el apellido Cruz Conde, esta vez en la figura de Fernando, vicepresidente de la entidad, aspirante a sucesor de Astillejo y vicario del cabildo catedralicio de Córdoba, que recibió alguna paga de la familia en los años de bonanza.

De las cofradías de Jerez, a hijo predilecto de Rota

La imagen devota que trataban de alimentar los Ruiz-Mateos su dinero les costaba. En esa carrera populista por ganarse la admiración de los feligreses, ante la opinión pública se mostraban como grandes empresarios creadores de empleo, el clan aportó más de 200.000 euros, por ejemplo, para las 37 cofradías de Jerez de la Frontera en el verano de 2007. Y así cuanto fuera necesario, como costear imágenes, pasos de Semana Santa o hacerse cargo de los gastos (21.000 euros) que supuso la ceremonia de nombramiento de José María Ruiz-Mateos como 'Hijo predilecto de Rota', donde ha sufragado un colegio, una residencia y una parroquia.

Y por el camino, durante los años que la estructura de Nueva Rumasa lo permitió, la familia ha contribuido a su potenciar su lado piadoso con aportaciones de lo más variopintas y oportunas, aunque en muchas ocasiones ligadas también al interés indirecto, por motivos empresariales, que podía tener el clan. Así, hubo dinero para la Parroquia de Toro, comarca donde el grupo tiene bodega de vino, para los monjes trapenses, cuyo nombre es usado para los bombones Trapa, como también lo hubo para los Carmelitas descalzos, para los Franciscanos del Santuario de la Regla, para seminaristas en formación o para la hermandad de las Tres Caídas. 

#22
Lo del donativo a los Salesianos debe de ser por lo del camarlengo Tarsicio Bertone.
Ampliar comentario
#21
Este Robin Hood pero al contrario, se lo quita al pueblo para llevárselo a los paraísos fiscales y a la iglesia.
Ampliar comentario
#20
9 Bueno, picopardo, podemos seguir: Alemania es cristiana luterana [principalamente] Gran Bretaña es cristiana anglicana, USA es cristiana protestante y sus cientos de derivaciones, en Francia es la cristiana católica la religión más extendida, curiosamente en el paraíso norcoreano son ateos militantes, en Irán, Iraq y Líbano son musulmanes chiíes y se llevan a matar con el resto que son suníes [podemos analizar los avances socioeconómicos de estas sociedades]. Luego están los emergentes americanos como México, Chile, Brasil o Perú [fundamentalmente] que son de mayoría cristiana católica. Por otro lado, Rusia también es de mayoría cristiana ortodoxa, en fin picopardo, que habría que afinar un poco su correlación, como que la veo pillada con alfileres, no sé.
Ampliar comentario
#19
14 Acusó directamente a los hermanos Valls Taberner que dirigían el Banco Popular. No sé si también a Rafael Termes.
Ampliar comentario
#18
16 la desinformación llega a tal punto que se olvida que España -efectivamente, en quiebra- en los últimos 30 años ha tenido 21 años de socialismo, siendo, como dice usted, los últimos 4 los más nefastos económicamente en muchas décadas.

Pero si bien es cierto que los países europeos en quiebra han tenido trincones de distinto signo, da la casualidad que 3 de ellos han tenido gobiernos socialistas [Grecia, España y Portugal].

Y, todo sea dicho, la situación de Irlanda ya la quisieran para sí muchísimos países, ya que su crisis es fundamentalmente financiera. Económicamente tienen muchos medios para salir adelante e indicadores económicos muy superiores al resto de los países en &034;crisis&034;. Recientemente ha salido el indicador de renta per cápita de la Unión Europea y era el tercer país, tras Luxemburgo y Países Bajos.
Ampliar comentario
#17

Es posible que parte de esas aportaciones hayan sido reales, mas -salvo que fuesen artículo de fe - no me las creo.

Esta familia, al menos en dos ocasiones, ha defraudado [derivado de fraude] a los señoritos andaluces, amigos de las altas rentabilidades, a los poderosos, a los creyentes - que a pesar de las recomendaciones de todo el mundo, creían en los RM, a sus proveedores y a sus trabajadores.

Pretender ahora que han ayudado - desinteresadamente - a estas instituciones religiosas, ná de ná.

Ampliar comentario
#16
15 No son gracias. Son jaculatorias laicas.
Ampliar comentario
#15
14 A RM el opus le tuvo que expulsar en el 86 porque él no solicitaba la baja.
Que se denuncien unas conexiones no indica ser anticlerical máxime cuando existen muchas mas órdenes.
Que se denuncie una situación no quiere decir que se sea antisistema sino por el contrario es obligación periodistica.
Ampliar comentario
#14
9 Vaya por Dios, otro anticlerical desinformado!
Eso que comentas está estudiado 1000 veces.No hace falta encargar a los aficionados del confidencial nada.
Y por cierto la ruina de España se debe a un socialista, ateo, feminista y utopico. ¿ te acuerdas de el? se llamaba ZETAPARO.
¿que tiene que ver Iglesia Catolica con crecimiento economico?
y ya que quieres datos, metete en la pagina de Caritas y verás a cuanta gente da de comer al dia la mayor ONG de España.
yo se el dato de los dos comedores que tengo en mi barrio: uno da 400 comidas diarias y el otro 270.
En cuanto al patrimonio, debes saber que el patrimonio artistico Español que está en manos de la Iglesia sigue siendo de los españoles gracias a esto precisamente. De haber estado en manos privadas habria desaparecido para siempre.

Moraleja: informate un poco, sin sectarismo y mala leche, y verás como los catolicos no tenemos tanta culpa de los marrones de la sociedad
Ampliar comentario
#13
12 Agricol, el foro de los anarquistas como tu está en www.liberticidas.com vete alli, donde reiran tus gracias con mas fuerza.
Ampliar comentario
#12
4 Parece mentira la falta de memoria que tienen algunos. Según Ruiz Mateos, detrás de la expropiación de Rumasa por el gangster Boyer, estaba la plana mayor del Opus, que conocia la operación y que no movió un dedo para evitarla.

Desde 1982 la familia Ruiz Mateos no ha querido saber nada del Opus, por tanto ¿a cuento de que viene esta noticia? ¿que le pasa al Confidencial? ya era profundamente anti-monarquico y ahora se esta volviendo anti-clerical, con sus permanentes descalificaciones hacia la iglesia....

El paso hacia el anti-sistemismo es muy corto, y no olviden que la mayoria de sus lectores &034;influyentes&034; son gente que respeta mucho el &034;orden establecido&034;.
Ampliar comentario
#11
Toda esta gente actuan igual, Zparo también pedia prestado y luego lo regalaba a sus amigachos
Ampliar comentario
#10
Santa pederastia...
Ampliar comentario
#9
3 de esta gente, a raíz de los procesos que tienen abiertos y de como parece que han hecho las cosas creo que hay poco que aprender.

Por otro lado, viendo según comentan en el artículo a donde iban los dineros tampoco me parece que se pagasen sin esperar contraprestación a cambio. Antes de soltarle la tela a los legionarios o a los cofrades de no se donde veo más oportuno soltársela a Cáritas... si analizamos el tema desde el punto de vista de la caridad cristiana [aunque aquí no estoy muy puesto].
Ampliar comentario
#8
Nada nuevo aunque bien organizado, ya se sabía hace tiempo.

Otra cosa es que, según me comentan, Rajoy va a suprimir - no de golpe, pero sí con decisión- todas las ayudas que se dan a tantas organizaciones y entidades, ya que eso es malo es sí mismo, según me dicen. Que sea la llamada &034;Sociedad Civil&034;, fundamentalmente, la que decida qué apoyar/financiar... en fin que quien tiene y quiere que financie asociaciones, entidades, etc. Esperanza Aguirre a tope.

Si la población en general quiere apoyar algo, que se organicen grupos y busquen dinero: el modelo de Estados Unidos. El paraiso de las grandes empresas, de las grandes fortunas y de los grupos de presión.

Yo lo apoyo en parte, pero también puede ser realmente malo. El Estado ha de compensar muchas cosas y si desaparece en ésto, las desigualdades serán mucho mayores. No creo que pueda ser una buena idea llevada al extremo al modo Aguirre, donde además hay demasiado sectarismo en las ayudas que aún da.
Ampliar comentario