AYUDAS AL SERVICIO POR DISPONIBILIDAD

El Gobierno se despide con un último guiño millonario a las eléctricas

José Luis Rodríguez Zapatero se despide del Gobierno con un último guiño millonario a las eléctricas. Ayer viernes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la

Foto: El Gobierno se despide con un último guiño millonario a las eléctricas
El Gobierno se despide con un último guiño millonario a las eléctricas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    José Luis Rodríguez Zapatero se despide del Gobierno con un último guiño millonario a las eléctricas. Ayer viernes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la Orden ministerial (correspondiente al ministerio de Industria) por la que se regula el servicio de disponibilidad de potencia. Casi cinco meses después de que Miguel Sebastián remitiera a la CNE el borrador, las compañías energéticas, fundamentalmente las propietarias de ciclos combinados, han visto formalizada la compensación económica a la que tendrán derecho anual por garantizar el suministro eléctrico.

    Este gesto del Gobierno con los tres grandes del sector (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) nace del acuerdo cerrado a finales del 2010 para que las eléctricas retirasen los pleitos que mantenían por los decretos de ayuda al carbón nacional impulsados por la Administración. Esta obligación de quemar carbón autóctono a un precio fijado agrandaba un problema, pues dejaba fuera de producción a otras plantas térmicas, en concreto a los ciclos combinados, que por el auge de las energías renovables ya estaban a un nivel de producción desde el comienzo de la crisis inferior al 50%.

    Para compensar este lucro cesante, Industria atendió a las reclamaciones de las eléctricas, a pesar de que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha evaluado que en España existe sobrecapacidad de potencia y no existe peligro de falta de suministro. En el informe publicado en septiembre referido a esta Orden, el organismo regulador recalcó que “no parece apremiante ni necesaria” y desaconsejó su aprobación, ofreciéndose a crear otro modelo que tenga en cuenta la actual coyuntura (exceso de capacidad instalada) y el elevado déficit de tarifa.

    Para justificar su cesión a las pretensiones de las eléctricas, Industria recuerda que “los ciclos combinados han pasado de tener una media de horas de funcionamiento de 3.618 horas de media en el periodo comprendido entre 2007 y 2009 a unas horas medias de 2.563 en el año 2010”. Una reducción drástica que las eléctricas achacan al boom de las energías renovables, sobre todo por el auge experimentado por la eólica, que tienen prioridad de entrada en el sistema.

    Como trascendió durante esta semana, las ayudas por capacidad a las tecnologías térmicas (gas y carbón) también han extendido a las hidráulicas no fluyentes, es decir, los embalses. Esta excepción ha sido fruto del empeño de Iberdrola,a pesar de ir en contra de la opinión del resto de eléctricas presentes en Unesa, ya que su incorporación, de la que se beneficia en mayor medida la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, se realiza en detrimento de las otras tecnologías y además se hace a la misma retribución (5.150€/MW), independientemente de su coste de producción.

    Los nuevos pagos por capacidad, que antes se llamaban mecanismo de garantía, pero que fueron eliminados para reducir el déficit, se trasladarán a los costes de acceso, uno de los tramos que determina el precio final de la luz. Sin embargo, si este pago, que puede llegar a los 280 millones de euros al año, en línea con las estimaciones de Unesa, no se traslada al recibo de la luz engordará un poco más el abultado déficit de tarifa que arrastra el sistema, una indigerible bola de más de 20.000 millones de euros.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    14 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios