ENTRE 600 Y 1.000 EUROS MÁS ECONÓMICOS EN FRANCIA

Si quiere comprar un coche barato aprenda a hablar francés

Puede que esté pensando en comprarse un coche. Si es así debe saber que puede llegar a ser considerado una especie en vías de extinción. Las
Foto: Si quiere comprar un coche barato aprenda a hablar francés
Si quiere comprar un coche barato aprenda a hablar francés

Puede que esté pensando en comprarse un coche. Si es así debe saber que puede llegar a ser considerado una especie en vías de extinción. Las matriculaciones de vehículos en España cayeron el pasado mes de mayo en un 23% y la situación empieza a ser habitual tras encadenar más de once meses de pérdidas. ¿Responde esto a una crisis que arrecia con especial virulencia en sector del automóvil? Nadie duda de que no corren buenos tiempos para el negocio de los concesionarios, pero la realidad es que en muchos modelos el consumidor español paga más que su vecino francés

Francia cuenta con tres marcas líderes en el sector de la automoción en Europa. Renault y el conglomerado formado por PSA Peugeot-Citroen se anotan un 30% y un 40% respectivamente en bolsa en lo que va de año. Así, mientras en España las ventas padecen una sangría constante, en Francia se ha cerrado la herida y repuntan más de un 6% en el mes de mayo frente al mismo periodo del mes anterior. El por qué a esta situación se puede encontrar en multitud de razones, desde la confianza del consumidor al índice de desempleo, pasando por el dispar poder adquisitivo entre ambos países o la aplicación de los tipos impositivos a la hora de comprar un coche. Sin embargo, por encima de todos estos motivos, hay uno que resulta innegable: al final, el consumidor francés paga menos que el español por el mismo vehículo.

Pueden hacer la prueba en Internet. Por ejemplo, un modelo de Renault Clio, Twingo o Modus puede conseguirse en Francia a un precio base que, en ocasiones, puede situarse entre 600 y 1.000 euros menos que en España. “Todo responde a una promoción puntual”, indican desde el fabricante, aludiendo estrategias de marketing en el país galo. Sin embargo, para algunos consumidores no deja de resultar curiosa esta diferencia en un país en el que el salario mínimo se sitúa en 1.365 euros frente a los 641 fijados en España y consideran que los precios se pueden ajustar más.

Desde la asociación de fabricantes miden cada palabra, conscientes de que llueve sobre mojado y de que cada declaración no puede hacer más que ahondar en el desánimo que impera entre los potenciales compradores. David Barrientos, responsable de comunicación de ANFAC, recuerda que los precios de los coches se han reducido un 5% respecto a 2005, evolucionando por debajo del IPC general. “La clave principal está en generar confianza en el consumidor y que se vuelva a abrir el grifo del crédito ya que los concesionarios están dando excelentes promociones y el mejor lugar para comprarse un coche es, sin duda, España”.

Los impuestos dan la estocada

En plena espiral de retroceso de ventas, desde ANFAC y los fabricantes apuntan a que la culpa de esta diferencia de precios está en los tipos impositivos que hay en España, superiores a otros países como Francia, Alemania, Italia o Reino Unido. “Pagamos un impuesto de matriculación que no existe en los países que hemos citado, por lo que cualquier rebaja fiscal que se produjera a la compra sería beneficiosa para el consumidor”, señala Barrientos.

En Francia el tipo impositivo que se aplica a la compra de un coche es de un 16%, dos puntos por debajo del español. Esto hace que los fabricantes puedan permitirse precios más bajos ya que su coste de fábrica resulta más caro. Además está el añadido del impuesto de matriculación, que para vehículos que emitan más de 120 gramos de CO2 se sitúa en un 4,75% pudiendo llegar hasta el 14%. Sin embargo, algunos se consuelan pensando que siempre podría ser peor: en Portugal los precios se disparan al aplicar la tasa impositiva normal, que se sitúa en un 21%.

Carlos Izquierdo, jefe de Producto de la división de comunicación de Renault, explica que “lo ideal sería mantener una unidad impositiva común para la Unión Europea pero esto es algo que desde Maastrich 92 lleva negociándose y parece no tener solución posible”. Izquierdo señala que “no es de extrañar que se diga que en España los precios son menos competitivos ya que se está ahogando al sector”.

La marca blanca, el mejor salvavidas

Ante este difícil panorama algunas firmas parecen haber encontrado un refugio con el lanzamiento de sus marcas ‘blancas’. Desde Renault apuntan a que “sólo queda culminar la travesía del desierto” y aprovechar el tirón de modelos que ajusten su precio al máximo. Es el caso de Dacia, lanzada en el año 2004, que experimenta un crecimiento de ventas del 140% respecto al ejercicio de 2009.

“Son coches con mucho hueso y poco músculo que reducen sus costes al máximo en un momento en el que no se llevan los lujos”. La estrategia supone el enésimo quebradero de cabeza para conseguir vender a cualquier precio. No en vano, las marcas de coches aumentaron un 9,2% en 2010 su inversión en publicidad en España, aunque esto supone todavía un 39% menos de lo que era destinado en 2007 antes del comienzo de la crisis económica. Sin embargo, desde los fabricantes no dejan de idear estrategias para intentar arrancar un sector que hace tiempo que dejó de carburar y del que depende el futuro de miles de trabajadores.
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Toni Erdmann - Trailer subtitulado en español (HD)
THE GIRLFRIEND EXPERIENCE Season 1 TRAILER (2016) New Steven Soderbergh Starz Series
The Crown | Official Trailer [HD] | Netflix

ºC

ºC