LAS NEGOCIACIONES CON EL FONDO HAN ESTADO BLOQUEADAS

JC Flowers exige ahora el 49% de Banca Cívica para inyectar hasta 450 millones de capital

Banca Cívica no tiene aún resuelto su matrimonio de conveniencia con JC Flowers. Fundamentalmente, por las dificultades que han surgido durante el proceso de negociación. El

Foto: JC Flowers exige ahora el 49% de Banca Cívica para inyectar hasta 450 millones de capital
JC Flowers exige ahora el 49% de Banca Cívica para inyectar hasta 450 millones de capital

Banca Cívica no tiene aún resuelto su matrimonio de conveniencia con JC Flowers. Fundamentalmente, por las dificultades que han surgido durante el proceso de negociación. El fondo de inversión estadounidense ha exigido al grupo financiero español liderado por Caja Navarra, en el que también participan Caja Burgos y Caja Canarias, el 49% del capital a cambio de los 450 millones de euros comprometidos a invertir, un porcentaje muy por encima del estimado inicialmente, que desde un principio se barajó entre el 20-30%, según varias fuentes consultadas al corriente del proceso.

 

La postura de máximos esgrimida por JC Flowers ha hecho que la entrada del fondo estadounidense haya estado en algún momento en el aire ante la negativa de los tres socios de Banca Cívica a transigir con las condiciones, fundamentalmente Caja Canarias. La entidad insular ha sido la más reacia a la hora de aceptar el órdago del fondo neoyorquino, dado que las aspiraciones de alcanzar el 49% del grupo financiero echan por tierra el reparto inicial de poder alcanzado entre los tres socios locales de Banca Cívica, de acuerdo con la versión de fuentes próximas a la alta dirección.

 

Esta situación ha hecho que las negociaciones entre las dos partes hayan llegado a estar bloqueadas. Por este motivo, el presidente ejecutivo e impulsor de Banca Cívica, Enrique Goñi, tuvo que viajar a Nueva York la penúltima semana de octubre para tratar de relanzar la entrada de JC Flowers. El financiero navarro, director general de Caja Navarra hasta la fusión de las tres cajas, permaneció en la capital estadounidense varios días, aunque regresó a España al concluir la semana para informar a sus homólogos de Banca Cívica de los avances conseguidos tras sus gestiones.

 

Pero la tarea no está resuelta. Goñi tuvo que dejar en Nueva York a un grupo de ejecutivos para que continuara negociando con JC Flowers, al frente de cuyo equipo estaba Roberto Rey, director general de Caja Burgos y responsable de las áreas de Desarrollo Corporativo y Relaciones con Mercados Internacionales, entre otras funciones, dentro de la nueva Banca Cívica. Desde la entidad, enmarcan estos viajes dentro de la normalidad del proceso de negociación, igual que en otras ocasiones han sido los gestores del fondo de capital riesgo los que han estado en España.

 

Precisamente, el anuncio del acuerdo de intenciones fue previo al posterior proceso de auditoría que ha llevado a cabo el fondo para formalizar su inversión. ¨Flowers ha aprovechado esta situación para apretar al máximo¨, aseguran fuentes próximas a la cúpula de Caja Navarra. Al contrario que el dinero público del FROB, el fondo estadounidense responde al patrón de su fundador, Chris Flowers, un ex banquero de éxito de Goldman Sachs que probó suerte en solitario a finales de los 90. Optó por especializarse en negocios financieros con problemas y convertirse en un salvador de bancos. Y en España, antes de entrar en Banca Cívica probó fortuna antes en CajaSur

 

Según fuentes de la entidad navarra, JC Flowers no ha exigido en ningún momento el 49% del capital, de manera que las negociaciones con Banca Cívica, asesorada por el abogado español Ignacio Foncillas, continúan abiertas, dentro del marco natural en el que se desenvuelven este tipo de operaciones. ¨Se trata de una operación compleja y difícil, que va casi por delante de la legislación¨, explica un portavoz oficial. ¨En ningún momento, un inversor privado tendrá más del 49% del capital. Antes de llegar a esa situación el grupo se habría constituido en una fundación¨.

 

Aunque no existe una fecha límite para rubricar el acuerdo, el 31 de diciembre de 2010 es la línea roja que tienen fijada todas las cajas de ahorro en proceso de fusión para estar operativas bajo los nuevos formatos. También Banca Cívica maneja ese calendario, aunque sus estimaciones iniciales contemplaban que la alianza con JC Flowers hubiera estado lista a la vuelta del verano. Precisamente, esta situación ha hecho que el Banco de España esté encima del día a día de las negociaciones, aunque según la versión oficial se trata en realidad de consultas técnicas para la ejecución del proceso.

 

Suspenso de en los test de estrés

 

Banca Cívica fue el primero en recurrir a la entrada de capital privado para apuntalar su estructura de capital. El pasado 23 de julio anunció el acuerdo de intenciones por el que JC Flowers se comprometía a suscribir una emisión de bonos convertibles por importe de 450 millones de euros. El mismo día, solo unas horas después, el Banco de España dio a conocer los resultados de los test de estrés, según los cuales el grupo compuesto por Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias no superaría la prueba de solvencia planteada con vistas a un escenario económico más adverso.

 

De acuerdo con el resultado de la prueba elaborada por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios, que también suspendieron otras cuatro cajas de ahorro españolas, Banca Cívica, que no solicitó ayudas del FROB para llevar a cabo su proceso de fusión fría, necesitaría una recapitalización de 406 millones de euros. Ese mismo importe, con una desviación al alza, es el que JC Flowers aportaría 450 millones, deuda convertible en acciones en el plazo de dos años por la que cobrará un 7,5% de intereses al año y además tendrá derecho a varios puestos en el consejo de administración.

 

Precisamente, el perfil del socio elegido se ha convertido en el principal objeto de críticas dentro de Banca Cívica, ¨por no ser necesario, realizarse en un momento inadecuado, sin contar con las cajas y por cerrarse con prisas tras el resultado de las pruebas de estrés¨. Los sindicatos del SIP, en el que UGT es mayoritario, han reparado en hacer pública su oposición al acuerdo, entre otros aspectos por la poca transparencia existente. Desde dentro, los representantes de los trabajadores ven a JC Flowers como un inversor cuyos intereses desvirtuarán la naturaleza de la entidad.

 

Esta situación de incertidumbre ante la demora del proceso puede estar detrás, además, de que el grupo financiero lance al mercado una emisión de participaciones preferentes. Según publica el diario Expansión, Banca Cívica reforzaría su ratio de capital colocando en el mercado estos instrumentos financieros con una rentabilidad anual del 8,65% durante los cuatro primeros años, por encima de 7,75% que cobraba el FROB el primer año por inyectar capital con recursos públicos, dinero al que no quiso acogerse la el grupo liderado por Caja Navarra por entender que restringía su capacidad de actuación.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios