Los consejeros de las compañías del Ibex cobran treinta veces más que los de las cajas de ahorro

La retribución media anual de los consejeros de las cajas de ahorros asciende a 272.672 euros, muy por debajo de los 2,81 millones de euros que
Fecha
La retribución media anual de los consejeros de las cajas de ahorros asciende a 272.672 euros, muy por debajo de los 2,81 millones de euros que percibe el consejo de las sociedades cotizadas y de los 7,55 millones de euros que perciben los consejeros de las empresas del Ibex, según se desprende de la memoria de RSC correspondiente al ejercicio 2009.

Esto supone que los consejeros de las compañías cotizadas cobran de media diez veces más que los de las cajas de ahorros, mientras que la retribución de los miembros del consejo de administración de las empresas del Ibex supera en treinta veces a las de estas entidades.

El consejo de administración de las cajas de ahorros está compuesto de media por 739 miembros, por lo que cada consejero percibe al año unos 15.866 euros.

Por el contrario, la memoria recoge que la presencia de mujeres en los consejos de administración de las cajas está por encima de la representación del sector femenino en los consejos de las compañías del Ibex 35.

En concreto, la representación de la mujer en estos órganos se situó en 2009 en el 20,23%, frente a la que existe en las sociedades cotizadas del selectivo, donde sólo alcanza el 10,2%, y en el reto de las entidades emisoras, donde la cifra es del 8,1%.

Asimismo, el porcentaje de mujeres con presencia en la asamblea se incrementó en 2009 respecto al año anterior hasta alcanzar un 26% de media. En conjunto, las mujeres representan el 43,74% de la plantilla de las cajas de ahorros, cerca de un 1% más que el año anterior.

Además, de las 2.539 nuevas contrataciones indefinidas del pasado año, un total de 1.789, el 70,5% del total, se realizaron a mujeres. De este modo, la distribución por sexos de la plantilla tiende a igualarse progresivamente, ya que las mujeres han pasado de constituir el 35% del total de empleados de las cajas en 2001 al 43,7% en 2009.

Las cajas han incrementado la plantilla en los últimos diez años, un 34,5% más, hasta situarse en un total de 132.340 profesionales en 2009.

Por otro lado, las cajas destinaron a obra social un total de 1.776 millones de euros en 2009 y los recursos invertidos generaron 2.953 millones de euros de impacto económico. El informe también señala que como consecuencia de esta participación activa se contribuyó a la creación de 33.594 puestos de trabajo, de los que 3.637 correspondieron al empleo directo de la obra social; 17.061, al empleo indirecto contratado y 12.896, al empleo inducido.