LA ÚNICA FUSIÓN QUE SE PASA DEL 2% ES LA DE CAIXA CATALUNYA

Las cajas gallegas pueden pedir 1.200 millones al FROB para cumplir con Bruselas

La fusión de las dos cajas de ahorros gallegas, si finalmente se lleva a cabo, podrá solicitar al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) hasta 1.200

Foto: Las cajas gallegas pueden pedir 1.200 millones al FROB para cumplir con Bruselas
Las cajas gallegas pueden pedir 1.200 millones al FROB para cumplir con Bruselas

La fusión de las dos cajas de ahorros gallegas, si finalmente se lleva a cabo, podrá solicitar al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) hasta 1.200 millones de euros para cumplir con el tope del 2% de los activos ponderados por riesgo de ambas entidades. Todas las fusiones anunciadas hasta la fecha en España cumplen con ese límite impuesto por la Comisión Europea salvo la de Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, que tendría que rebajar los 1.315 millones solicitados.

Caixa Galicia tiene unos activos ponderados por riesgo (APR) de 36.413 millones, con lo que el 2% supone 728 millones. En cuanto a Caixanova, el 2% de sus 23.500 millones de APR alcanza 470 millones. En total, 1.198 millones. Hay que precisar que estas cifras son provisionales puesto que ninguna de las dos entidades ha publicado sus cuentas de cierre de 2009, en las que podría haber una cierta variación en el cálculo de APR, aunque el tope para el FROB no diferirá mucho de los 1.200 millones citados.

En todo caso, el principal problema para que salga adelante esta operación no es el dinero del FROB, sino político. Como explicaba ayer El Confidencial, en Galicia se ha desatado una guerra total entre las dos entidades, los partidos políticos, los ayuntamientos y los medios de comunicación entre partidarios y detractores de la fusión. Una fusión que también enfrenta a Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, principal impulsora de la operación, y al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que no ve los beneficios de esta unión y preferiría operaciones interregionales.

En cuanto al resto de fusiones de cajas de ahorros en marcha, casi todas cumplen con este límite del 2%. La de Caja Duero y Caja España tiene previsto solicitar al fondo de rescate 562 millones, cifra que coincide con ese 2% de los APR de las dos entidades castellano-leonesas. Lo mismo ocurre con la unión de Caixa Sabadell, Manlleu, Girona y Terrassa, que ha planteado solicitar unos 500 millones al FROB. La unión de Caixa Penedès y Laietana está mucho más verde, aunque distintos medios han publicado que solicitará también unos 500 millones.

Caixa Catalunya puede ver recortadas sus ayudas

La única operación en la que este tope plantea problemas es la de Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, puesto que los 1.315 millones solicitados al FROB suponen en torno al 2,5% de los APR de las tres entidades. El Gobierno ha solicitado a Bruselas una elevación del límite precisamente hasta el 2,5%, según publicaba hace unos días el periódico ABC, y en las tres cajas citadas confían en que finalmente la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, abra la mano; si no de forma generalizada, sí en casos puntuales en los que las cajas que se fusiones acrediten su capacidad para devolver estas ayudas.

En caso contrario, estas tres entidades catalanas tendrán que conformarse con una cantidad menor, lo que puede suponer ciertas dificultades puesto que los 1.315 millones ya están por debajo de la cantidad que pretendían solicitar inicialmente, de unos 2.000 millones de euros, según informó El Confidencial.

El retraso del FROB

Las ayudas del FROB no son subvenciones -tienen que devolverse- ni tampoco préstamos en sentido estricto, sino inyecciones de capital en forma de participaciones preferentes con un plazo de cinco años y con un elevado tipo de interés, que se situará entre el 7% y el 10% anual en función del rating de las entidades que se fusionen. Estos instrumentos computan como capital de las cajas dentro de su ratio de solvencia, y deben servir para limpiar sus balances de activos problemáticos (sobre todo crédito promotor y activos inmobiliarios) y para costear la reducción de capacidad (cierre de oficinas, eliminación de duplicidades y unificación de servicios centrales).

La Comisión Europea hizo pública el lunes esta exigencia de limitar las ayudas a las cajas, después de que España por fin le enviara la documentación requerida. No obstante, las entidades ya trabajaban con la posibilidad de que se impusiera este límite. Por otro lado, la tardanza de nuestro Gobierno en remitir la información a Bruselas ha obligado a paralizar la fusión de Caixa Catalunya y ha recibido duras críticas del sector: ayer, Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, aseguró estar "perplejo porque la razón para que no se haya aprobado ya es que faltaban datos para tomar la decisión, ya que se ha perdido un tiempo precioso".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC