Unicaja y Caja de Jaén aprueban su fusión con un solo voto en contra

Las entidades de ahorro Unicaja y Caja de Jaén aprobaron este sábado su fusión durante la celebración de sendas asambleas generales, decisión que fue tomada por unanimidad en
Foto: Unicaja y Caja de Jaén aprueban su fusión con un solo voto en contra
Unicaja y Caja de Jaén aprueban su fusión con un solo voto en contra
Las entidades de ahorro Unicaja y Caja de Jaén aprobaron este sábado su fusión durante la celebración de sendas asambleas generales, decisión que fue tomada por unanimidad en el caso de la entidad malagueña y con un voto en contra en el de la jienense. De esta forma se crea una nueva caja de ahorros en una operación privada que no requiere de ningún tipo de apoyo financiero externo, y a la que en el futuro se unirá Cajasur.

La nueva caja, que tendrá su sede en Málaga, se consolidará como la primera entidad financiera de Andalucía y la octava de España por volumen de activos sin Cajasur, y la sexta con la entidad cordobesa. Comercialmente se denominará Unicaja, aunque quedará registrada como Monte de Piedad y Cajas de Ahorros de Ronda, Cádiz, Almería, Málaga, Antequera y Jaén.

No obstante, durante un periodo de tiempo "determinado" convivirán las marcas de las entidades preexistentes en una red inicial conjunta de 955 sucursales y unos 4.900 empleados. Además está previsto que se mantengan las obras sociales desarrolladas por las dos cajas.

Tras la aprobación de la operación entre Unicaja y la Caja de Jaén por parte de sus asambleas generales, sólo quedará que se reciban las autorizaciones administrativas correspondientes y se otorgue la escritura de fusión. Si este último paso se produce ya en 2010, los efectos contables de la fusión serán a 1 de enero de ese ejercicio.

Además, según informó Unicaja, en su asamblea extraordinaria se aprobó que el consejo de administración de la nueva entidad quede compuesto de 27 miembros, siete elegidos por Caja de Jaén.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, ocupará el mismo puesto en la nueva entidad, al igual que Manuel Atencia y Juan Fraile, que serán los vicepresidentes primero y segundo, respectivamente. Además contará con una vicepresidencia tercera que será designada por Caja de Jaén.

En cuanto a los otros órganos de gobierno, la asamblea general de la nueva caja tendrá 190 miembros (160 procederán de la actual Unicaja) y la Comisión de Control, trece representantes, diez de ellos de la entidad malagueña.

A la suma de ambas entidades correspondería, según datos de cierre del tercer trimestre del año, un volumen de negocio aproximado superior a los 55.000 millones de euros. La entidad malagueña ha cerrado el trimestre con un beneficio neto consolidado de 235,9 millones de euros, un 20 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los 26 años de vida como tal de la entidad financiera jiennense finalizan con una previsión de 2,5 millones de euros de beneficios netos, un 30 por ciento menos que el ejercicio anterior, según explicó en rueda de prensa su director general Dionisio Martín.

Asimismo, el presidente de la Caja Jaén, José Antonio Arcos Moya, indicó que no fueron a la fusión "por necesidades perentorias", sino adelantándose al futuro, "adoptando la decisión en el momento más oportuno y con la mejor forma de integración".

De forma paralela, la entidad cordobesa Cajasur también celebró este sábado su asamblea general en la que su presidente, Santiago Gómez Sierra, indicó que posiblemente no habrá que agotar los plazos legales en la fusión con Unicaja y ha asegurado que "lo deseable" es que no haya salidas "traumáticas" de empleados, además de reconocer un exceso de plantilla y de oficinas.

Gómez Sierra explicó a los periodistas que "en las próximas semanas" se celebrará el consejo de administración que apruebe el proyecto de fusión acordado con la caja malagueña "y dar así un paso importante". A partir de esta aprobación, existe un plazo legal de seis meses para que el proyecto sea aprobado por la asamblea general, aunque "no hay voluntad por parte de las dos cajas de retrasarlo nada más que lo estrictamente necesario y se podrá hacer antes", señaló el presidente.