LA MOROSIDAD INMOBILIARIA SE 'COMERÁ' UN AÑO DE BENEFICIOS DEL SECTOR

El Banco de España señala dos entidades con graves riesgos y otras seis en situación preocupante

El informe de estabilidad financiera que el Banco de España ha publicado este miércoles recoge que hay dos entidades en España con graves riesgos por su

Foto: El Banco de España señala dos entidades con graves riesgos y otras seis en situación preocupante
El Banco de España señala dos entidades con graves riesgos y otras seis en situación preocupante

El informe de estabilidad financiera que el Banco de España ha publicado este miércoles recoge que hay dos entidades en España con graves riesgos por su exposición al sector inmobiliario y que otras seis se encuentran en situación preocupante. Para el conjunto del sistema pinta un escenario bastante optimista, aunque admite que la pérdida en los préstamos al sector inmobiliario se 'comerá' aproximadamente el beneficio de un año del total de las entidades.

Este informe, que se publica dos veces al año, incluye por primera vez una especie de mapa de riesgo inmobiliario de la banca, como adelantó El Confidencial el lunes pasado. Dicho mapa pone en relación el peso de la construcción y la promoción inmobiliaria en la cartera de crédito de cada entidad con su ratio de morosidad total. Como se puede observar en el gráfico resultante, hay dos entidades cuya exposición al ladrillo se sitúa entre el 40% y el 45% de su cartera y donde la morosidad alcanza el 6% (los dos puntos situados más a la derecha). El informe no incluye los nombre de las entidades.

Estas dos entidades, presumiblemente cajas de ahorros, se encuentra en la situación de mayor riesgo del sistema financiero ante el fuerte crecimiento de la morosidad del sector inmobiliario. Pero hay otras cuatro que tampoco pueden estar tranquilas, ya que su exposición al ladrillo se encuentra entre el 30% y el 40%, mientras que su tasa de morosidad se sitúa por encima de la media. Una de ellas incluso alcanzaba ya el 8% de mora en junio, fecha a la que toma los datos el informe.

La lista de entidades con problemas serios se completa con otras dos cuya morosidad está disparada (por encima del 7% una y casi en el 9% la otra) a pesar de que su riesgo inmobiliario no es especialmente alto: no llega al 30%. Es decir, la morosidad se les ha disparado por los créditos a empresas de otros sectores o bien a los particulares, lo cual puede ser todavía más peligroso puesto que seguirán sufriendo una vez que remita la morosidad de la construcción.

Estos son los casos extremos, porque el grueso del sistema se sitúa en la zona media del mapa: morosidad de entre el 3% y el 6%, y exposición al negocio inmobiliario de entre el 20% y el 30% de la cartera crediticia. En el lado positivo tenemos a cinco entidades con una mora de entre el 2% y el 3%, y un peso del sector inmobiliario de entre el 10% y el 20%. Finalmente, aparecen dos instituciones con una exposición al ladrillo inferior al 10%: una de ellas con una mora superior al 3% y otra, la campeona del sector, con un 2%.

La morosidad del ladrillo equivale a un año de beneficios

Otro elemento destacado del informe del Banco de España es un ejercicio sobre el colchón que tienen bancos y cajas para asumir las pérdidas originadas por la morosidad inmobiliaria. Su conclusión es que, asumiendo una caída del 10% anual del margen de explotación (beneficio antes de provisiones) en 2009, 2010 y 2011, estos ingresos permitirían hacer frente a una tasa de impago del 40% en la cartera de promoción inmobiliaria a una tasa de pérdida del 100% (es decir, no se recupera nada).

Si damos la vuelta a esta conclusión y partimos de que la morosidad inmobiliaria alcanzará unos niveles del 13%, según las estimaciones de la mayoría de los analistas del sector, tenemos que esta morosidad se 'comerá' los márgenes completos de un año para el sector (la tercera parte de ese 40% que se puede resistir con los beneficios de tres años).

El supervisor bancario advierte de que estas hipótesis se sitúan "fuera de cualquier rango razonable o experiencia histórica internacional conocida", luego es muy poco probable que se alcancen estos niveles de pérdida. Además, recuerda que además están las provisiones constituidas para insolvencias, aunque no dice cuánto se han reducido desde los 50.000 millones en que se situaban al cierre de 2008.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios