El índice S&P 500 supera los 1.000 puntos por primera vez desde noviembre

Wall Street mantiene la euforia de las últimas semanas después de los últimos datos de actividad industrial y gasto en construcción, acompañados del buen dato de
Fecha
Tags

    Wall Street mantiene la euforia de las últimas semanas después de los últimos datos de actividad industrial y gasto en construcción, acompañados del buen dato de ventas de Ford, que registró su primer incremento de ventas en EEUU en dos años, lo que disparó la cotización del índice S&P 500 de la Bolsa de Nueva York por encima de los 1.000 puntos por primera vez desde noviembre de 2008 ante los crecientes indicios de recuperación de la economía de EEUU.

    A la subida del 1,4% experimentada por el S&P 500, que llevó al indicador a alcanzar los 1.001,55 puntos una hora después de la apertura de Wall Street, se sumaba el repunte del 1,2% en el Dow Jones, que cotizaba a 9.285,58 puntos y del 1,1% en el Nasdaq, que llegaba a superar la cota de los 2.000 enteros.

    Cuando no se había cumplido la primera hora de negociación en el parqué neoyorquino, el Instituto de Gestión de la Oferta (ISM) anunciaba que la actividad industrial en EEUU registró en julio un acusado incremento hasta los 48,9 puntos, su nivel más alto desde agosto de 2008, en contraste con los 44,8 enteros del mes anterior.

    Por su parte, el gasto en el sector de la construcción en EEUU experimentó en junio un crecimiento de tres décimas respecto al mes anterior, cuando sufrió una caída del 0,8%, según informó el Departamento de Comercio.

    En el plano empresarial, el grupo automovilístico Ford anunció un volumen de ventas de 165.279 unidades durante el pasado mes de julio en Estados Unidos, lo que representa un incremento del 2,3% frente a los datos del mismo mes de 2008 y supone la primera mejora de matriculaciones entre los principales fabricantes del país durante 2009, así como el primer incremento de las ventas de Ford en prácticamente dos años.

    Por su parte, desde el Viejo Continente los resultados de Barclays, que incrementó casi un 10% su beneficio hasta junio, y HSBC, que logró cerrar en positivo el primer semestre a pesar de los pronósticos que auguraban pérdidas, confirmaron los síntomas de estabilización en el sector financiero mostrados anteriormente por las entidades estadounidenses.

    Estos datos se suman al dato del PIB del segundo trimestre, publicado el pasado viernes, que mostró una contracción anualizada de la economía de EEUU del 1%, por debajo de las expectativas de un retroceso del 1,2% del consenso del mercado.

    En los mercados de divisas, el euro ampliaba su avance frente al "billete verde" al romper la barrera de 1,44 dólares para alcanzar su nivel más alto desde el pasado mes de diciembre. En concreto, a las 16.55 horas, el euro se cambiaba a 1,4422 dólares, situándose en su nivel más en lo que va de año.