CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN EXTRAORDINARIO URGENTE

CajaGranada sentencia su futuro: sin fusiones y con vocación autónoma

Seguirán solos. Así lo decidió el Consejo de Administración extraordinario de ayer convocado de forma urgente por CajaGranada. Y es que la caja granadina sigue empeñada
Foto: CajaGranada sentencia su futuro: sin fusiones y con vocación autónoma
CajaGranada sentencia su futuro: sin fusiones y con vocación autónoma

Seguirán solos. Así lo decidió el Consejo de Administración extraordinario de ayer convocado de forma urgente por CajaGranada. Y es que la caja granadina sigue empeñada en mantener su independencia. Para ello, está dispuesta a ejercer una sólida defensa numantina de su territorialidad. “CajaGranada es hoy más fuerte, con mayor presencia territorial dentro y fuera de Andalucía, y una adecuada situación económico-financiera, permitiéndole afrontar con tranquilidad esta crisis y, muy especialmente, los retos del futuro en unas condiciones óptimas”, resaltó la entidad en una declaración institucional.

 

CajaGranada rechaza, así, las recomendaciones de la Junta de Andalucía de fusiones entre entidad financieras andaluzas. Frustrada su operación con la Caja de Jaén tras la ofensiva del presidente de Unicaja, Braulio Medel, para controlar la pequeña pero rentable entidad jienense, la caja granadina argumenta sus buenos datos y que no necesita ayudas del FROB para sobrevivir sola. CajaGranada cerró el ejercicio de 2008 con una morosidad del 3,24%. El índice de cobertura de la entidad se aproximó al 90% (la medida del sector es del 60,6%). Y el coeficiente de solvencia se sitúa en el 11,5%.

 

La otra razón, inequívocamente política, es la que insiste el PP de Granada. Que los principios de acuerdo de fusión de Unicaja con Caja de Jaén y, sobre todo, con Cajasur se encuadran dentro de una amplia operación auspiciada desde el PSOE. Por ese motivo, el lunes está convocado el llamado Pacto del Saray, un acuerdo alcanzado en 2001, en el hotel granadino del mismo nombre, entre partidos, empresarios y sindicatos de la ciudad andaluza para mantener la independencia de la entidad financiera.

 

“Haremos todo lo posible para evitar el control de la caja granadina desde el PSOE de Sevilla”, destacan los populares granadinos. Y pone ejemplos de intromisión socialista: el conjunto monumental de la Alhambra o la estación de esquí de Sierra Nevada.

 

El PSOE niega presiones

 

El presidente de CajaGranada, Antonio María Claret García, no está contra las fusiones, pero pone una condición insalvable para las otras cajas: que la sede esté en Granada. El consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro, negó ayer que el Gobierno andaluz o el PSOE hayan presionado a CajaGranada para que se fusione con otras entidades.

 

Con todo, lo cierto es que la consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, no se ha reunido con Claret en los tres meses que lleva al frente de la Consejería. Tampoco Martínez Aguayo ha defendido la vigencia del Pacto del Saray, que el PP lo ha hecho como propio descolocando la estrategia del PSOE granadino. Y también del propio Claret, de simpatías socialistas.

 

Santiago Carbó, asesor de la Reserva Federal de Chicago y catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada, no duda de que CajaGranada podrá sobrevivir sin fusiones. “Tiene todas las posibilidad de seguir como está. No sufre ninguna apretura financiera. Además, en recientes procesos de concentración no se ha explicado con suficiente claridad cuáles son los beneficios para los territorios”, explica Carbó en declaraciones a El Confidencial.