el relato de un superviviente del accidente

"Así vencimos a la muerte en los Andes gracias al espíritu del rugby"

El ‘rugbier’ y superviviente Roberto Canessa habla del papel fundamental que desempeñaron los valores del rugby para la sobrevivir 72 días en la cordillera de los Andes

Foto: Imagen del equipo de rugby que sufrió el terrible accidente en Los Andes. (FOTOS del libro escrito por Roberto Canessa)
Imagen del equipo de rugby que sufrió el terrible accidente en Los Andes. (FOTOS del libro escrito por Roberto Canessa)

En muchas ocasiones en una historia tan increíble como la de este célebre accidente nos gustaría meternos dentro del cuerpo, de la mente y del alma de los dieciséis supervivientes protagonistas de esta tragedia con final feliz. En este caso, esta situación llega a ser ‘casi’ posible gracias a personas como Roberto Canessa y su narración de lo que él denomina como su "gran partido de rugby en la cordillera".

La figura de Canessa fue fundamental en el rescate final, ya que él (ala izquierdo del equipo) junto a sus dos compañeros del ‘Old Christians’ de Montevideo, Fernando ‘Nando’ Parrado (segunda línea) y Antonio Vizintín (pilier), fueron los que emprendieron el camino en busca de ayuda para completar uno de los hitos más grandes de la historia, titulado como ‘El milagro de los Andes’.

"Fue el mejor entrenamiento para el resto de nuestras vidas", exclama Canessa a El Confidencial con la emoción de recordar las grandes conversaciones ovales que mantenía junto a sus colegas de equipo mientras sobrevivían a las condiciones extremas que les presentaba la montaña donde el avión de las fuerzas aéreas uruguayas (el vuelo 571 del Fairchild) en el que viajaban se estrelló en la cordillera andina a 3.500 metros de altura. "Teníamos que ser tres jugadores de rugby los que finalmente saliéramos. No fumábamos y estamos preparados físicamente mejor (gracias a este maravilloso deporte) que los demás para emprender el camino de la salvación. En aquellos meses de supervivencia el tabaco para muchos se convirtió en una vía de escape fundamental", nos aclara este todavía jugador de rugby uruguayo con una frase que define su experiencia: "Un jugador de rugby lo es toda la vida y más si este deporte te sirvió para salir de una situación extrema como aquella en la montaña".

 Imagen del fuselaje del avión siniestrado
Imagen del fuselaje del avión siniestrado

La Copa de la Amistad

La unión de este "milagro" con el rugby llega hasta tal punto que tras el accidente se fundó la Copa de la Amistad entre los clubes que iban a disputar el partido en aquel fatídico 13 de octubre de 1972; los uruguayos ‘Old Christians’ (recordemos que en el avión viajaban 22 jugadores y el resto eran familiares y aficionados de este club) y los chilenos de ‘Old Boys’. Es un partido que se juega todos los años y en este 2017 que se cumplen 45 años de la tragedia andina, serán los chilenos los que viajen a jugar a Uruguay. En la próxima copa serán más de un centenar de jugadores (uniéndose deportes como el fútbol o el hockey) los que participen de este evento que se ha convertido en oda a la resiliencia humana y a los valores que inculca el deporte oval.

En todo este tiempo, según nos cuenta el propio Roberto Canessa, la vida ha juntado a los hijos y los sobrinos de supervivientes y fallecidos jugando al rugby, coincidiendo de esta manera los mismos apellidos en el campo que en aquel avión de las fuerzas aéreas uruguayas. Un hecho que hace que en más de una ocasión haya brotado alguna lágrima de emoción de los ojos de Roberto.

En la imagen, Roberto y Nando
En la imagen, Roberto y Nando

"Debía sobrevivir"

Roberto Canessa y su amigo de la infancia Pablo Vierci han trasladado esta historia a un libro titulado ‘Tenía que sobrevivir, cómo un accidente aéreo inspiró mi vocación para salvar vidas’ (Alrevés, 2017 / puedes obtener toda la información aquí).

En este emocionante texto se narra la historia de un partido de rugby muy interesante que comienza en la adolescencia de un joven de Montevideo, continua en una cordillera y termina en las cardiopatías congénitas en niños. Son las palabras del propio superviviente para El Confidencial.

[Lea más noticias sobre rugby]

Su coautor Vierci agrega que el rugby es determinación, que es un deporte donde el esfuerzo es lo que cuenta y eso fue fundamental para lograr salir vivo de la cordillera de los Andes. Por su lado Canessa comparaba la montaña y los acuerdos a los que llegaron entre los supervivientes con un tercer tiempo (la parte más importante del rugby en su opinión), en el que conservar el humor y la alegría, pese a las penurias que estaban pasando, era lo más importante.

Rugby
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios